Klaus Dona-La Historia Oculta de la Raza Humana

Klaus Dona, investigador austriaco. Nos presenta una serie de desconcertantes descubrimientos y objetos fuera de lugar. Objetos con una manufacturación más que compleja, una funcionalidad anacrónica y objetos que muestran unos conocimientos en biología muy avanzados para nuestro conocimiento simplista de la historia.

 

Las huellas imposibles

Las huellas imposibles

Laetoli ¿ Cuál es la diferencia entre estos dos vestigios de huellas ?Las de la izquierda son « homologadas » porque encajan perfectamente con el dogma ; se han encontrado en el emplazamiento de Laetoli en Tanzanía y tienen 3,8 millones de años de antiguedad. Representan pasos de un adulto o un niño, dejados en el lodo, y luego recubiertos con cenizas volcánicas, que la erosión acabó por destapar. Paluxy River
Las de la derecha son objeto de gran controversia al otro lado del Atlántico. Descubiertas en 1908, cerca de Glenn Rose ( Tejas ), muestran huellas de homínidos gigantes de 4 metros de altura ( según los estándars modernos ) ¡ mezcladas con huellas de dinosaurios ! ( entre 120 y 130 millones de años ).
Aún si las huellas que se distinguen en primer plano en la foto de arriba ( a la derecha ) fueron sin duda alguna dejadas por los miembros anteriores o los metatarsos de aquellos dinosaurios, cuesta trabajo creer que la erosión las haya transformado en las que se pueden ver en la foto de abajo ( a la derecha ).
Paluxy River

No entraremos aquí en el detalle de esta controversia virulenta, en la que :

  • Igual que en Glozel, un científico que opone una resistencia feroz a la autenticidad del sitio, fue sorprendido deteriorando las huellas con una barra de hierro, sin duda para probar que habían sido grabadas por el hombre.
  • Igual que en Ica, la explotación comercial del sitio ha generado su saqueo y la fabricación de numerosas imitaciones, vendidas a los turistas, pretexto para la comunidad científica para invalidar el descubrimiento.

Otras huellas de homínidos fueron halladas, en particular en Arizona en Tuba City, también a proximidad de huellas de dinosaurios, pero son muy erosionadas y tienen menos nitidez.

Clic aquí para ver algunas de estas huellas.


He aquí una lista no exhaustiva de otras huellas imposibles :

    • En el siglo XIX, el escritor americano Josiah Priest, en su libro « American Antiquities » página 150, relata el descubrimiento cerca de las fuentes del río Tennessee, a unos kilómetros al sur de Braystown ( Carolina del norte ) de un verdadero carnaval de huellas de caballos, osos, pavas y ¡ homínidos con seis dedos del pie !
    • En 1822, el científico H. Schooleraft, relató la observación de huellas humanas en calcáreo en las orillas del Mississippi a 5 kilómetros al sur de San Luis. ( 2 )
    • Durante el verano de 1882, unos detenidos de la prisión de Carson City ( Nevada ) al trabajar en una cantera, sacaron una capa de gres en la cual, entre huellas de animales fósiles como los mamutes, se encontraban seis series de huellas de homínidos gigantes. El 27 de agosto de 1882 un informe fue mandado a la Academia de Ciencias de California.
      Algunas de estas huellas ( de 50 centímetros ) revelaban que esos homínidos usaban sandalias.
    • En 1884, Earl Flint, representando el museo de Peabody y la universidad de Harvard, descubrió en una cantera cerca de Managua ( Nicaragua ), a orillas del lago Gilva, a 60 centímetros de profundidad, huellas de homínidos, unas con sandalias, otras indicando el uso de un bastón. Las mayores medían 40 centímetros de largo. Su antiguedad se estima a 200 000 años.
    • En 1885, en la cumbre de Big Hill en los montes Cumberland, en el condado de Jackson ( Kentucky ), una serie de huellas fue descubierta en gres carbonífero de unos 300 millones de años. Entre las huellas de osos y las de un animal parecido a un gran caballo, había dos huellas de homínidos de gran altura, con los dedos del pie bien separados. El Profesor J.F. Brown, del colegio de Borea examinó estas huellas. ( 3 )
    • En 1896, una piedra con una huella perfecta de pie humano de 37 centímetros de largo fue enseñada a los miembros de la Academia de Ciencias de Ohio. Esta piedra había sido hallada 20 años antes en los alrededores de Parkesbourg ( Virginia ), su antiguedad fue estimada a 150 millones de años. ( 4 )
    • En 1930, el Dr W. Burrough, jefe del departamento de geología del colegio de Berea ( Kentucky ), anunció el descubrimiento de diez huellas de homínidos, en gres carbonífero, en las colinas al norte del condado de Rockcastle.
      Las huellas medían 24 centímetros de largo sobre 15 de ancho. Las fotos micrográficas e infrarrojas que fueron tomadas no indicaron ninguna señal de talla artificial sobre y alrededor de las huellas. Además, el análisis microscópico indicó que las huellas se debían verdaderamente a un impacto de la presión del pie de un homínido. La roca que contiene estas huellas es estimada a 250 millones de años.
      Unos años más tarde, estas huellas fueron totalmente destruidas por vándalos, chocados sin duda que se puedan examinar pruebas que pondrían en duda lo que creemos conocer sobre la historia del hombre… ( 5 )
    • En 1959, una misión arqueológica sinorusa dirigida por el Dr Chou Ming Chen, descubrió en el desierto de Gobi, la huella fosilizada de una suela estriada, perfectamente regular en una capa de gres de 15 millones de años. ( 6 )

    • En 1961, en Francia, sobre la meseta de Daüs en el municipio de Ailhon situado en Ardèche, una huella de homínido fue descubierta cerca de huellas de dinosaurios en asperón del triásico medio ( aproximadamente 220 millones de años ).
      Según el Abate Albert F. de Lapparent, la deformación sería causada por una superficie sustentadora muy empapada de agua, barro demasiado líquido.
      Trazado realizado por M. P. Bellin
      7 )
    • Sandale de Meister En 1968, un mineralogista aficionado, W.J. Meister, que buscaba fósiles de trilobites y braquiópodos, en Antelope Spring ( Utah ), al romper una roca, encontró con gran sorpresa, algo que se parecía a la huella de un zapato. Sobre esta huella aparece un trilobite aplastado.
    • En 1969, Troy Johnson, un geólogo con treinta años de experiencia sobre el terreno, encontró una capa de gres llena de huellas fósiles, en la cumbre de una colina al este de Tulsa ( Oklahoma ).
      Entre las huellas de especies animales desaparecidas desde 3 millones de años, algunas parecían perfectamente humanas con 5 dedos del pie . Enseñó los moldes de esas huellas a varios expertos que las rechazaron por las implicaciones que suponía su descubrimiento. ( 8 )
    • En los años 1970, el Dr Rex Gilroy, director del museo de Historia Natural de Mount York ( Australia ) descubrió, en el monte Victoria, una huella gigante de 200 millones de años de antiguedad.Otras huellas de pies descalzos y zapatos, mezcladas con las de dinosaurios, de 100 millones de años de antiguedad fueron halladas en el valle de Carrizo en el noroeste de Oklahoma.

    • En 1984, el profesor Kourban Amanniazov, director del Instituto de Geología de la Academia de Sciencias de Turkmenía, dirigió una expedición en las montañas de Kouguitang-Taou al sureste del país. Entre las numerosas huellas de dinosaurios, encontraron también una huella, no muy clara pero bastante distinta, antigua de 150 millones de años, que se parece a la huella de un pie de homínido. ( 9 )
    • Huella de Ramona En febrero de 2002, James Snyder, un habitante de la región de Ramona, hizo un descubrimiento curioso durante un paseo en la selva nacional de Cleveland.Al buscar oro en el macizo de Gowers, salió de los senderos trillados y encontró una huella gigante de pie fosilizada en la roca granítica de lo que fue sin duda un río, hace mucho tiempo… mucho, mucho tiempo…

      Snyder, que piensa que podría tratarse de la huella de un « Bigfoot », apreciaría que los científicos hicieran el esfuerzo de desplazarse hasta este lugar perdido, a más de una hora y media de caminata tras unos montes difíciles de acceso para examinar detenidamente esta huella…

      Sigue esperando…

      Y nosotros también…


Pero, puesto que se encuentran huellas muy antiguas de homínidos
¿ se han encontrado objetos manufacturados ?


Notas :

Huellas de Tuba City :

tuba1 tuba2 tuba3 tuba4 tuba5 tuba6 tuba7

2 : The American Journal of Science, vol.5, 1822.

3 : The American Antiquarian, 7:39, Janvier 1885.

4 : Anthropologist, fevrier 1896, P.66.

5 : Science Newsletter, 29 octobre 1938.

6 : Soviet journal n°8, 1961.

7 : Archéologia N°196 de novembre 1984, courrier des lecteurs, M. P. Bellin.

8 : Tulsa Sunday World, 25 mai 1969.

9 : Archéologia N°194 de septembre 1984 p.6 et 7.



Copyright Les Découvertes Impossibles © 2000-2007 All rights reserved Marc ANGEE,
http://www.ldi5.com      email : marcogee@wanadoo.fr


Las lámparas de Dendera y la pila de Irak

LA ELECTRICIDAD EN LA ANTIGÜEDAD

¿Fue acaso Benjamín Franklin el verdadero padre de la electricidad? ¿Es que acaso existieron en la antigüedad tribus o culturas que ya conocían este tipo de tecnología? ¿Qué es esa extraña figura que se asemeja tanto a un bombilla eléctrico en una tumba funeraria del antiguo Egipto? ¿Qué tiene de cierto y de mito la llamada Pila de Irak?

Las bombillas de Dendera

Este extraño descubrimiento sucedió en el templo de la diosa Hathor, aproximadamente a 70 kilómetro de Luxor. En uno de los tantos jeroglíficos hallados en ese complejo funerario se muestra claramente lo que muchos, tratando de explicar acaso lo inexplicable, han llamado como la Bombilla de Dendera, puesto que muestran claramente cómo dos egipcios sostienen cada uno una especie de cristal de forma alargada y curva en cuyo interior se despliega una serpiente que sobresale de una flor de loto, que recuerdan a las bombillas o focos eléctricos de la actualidad. Así mismo, el tallo de esta flor parece estar “conectada” a una caja misteriosa que soporta el peso de un extraño personaje que sostiene un par de afilados cuchillos.

Muchos aseguran, que la presencia de aquel ser con los dos cuchillos sostenidos en las manos no sería más que una especie de símbolo antiguo de la actual calavera con dos huesos en forma de cruz, que buscaba advertir que aquel objeto que se hallaba sobre sus pies, era peligroso.

Esta explícita imagen, que a diferencia de otros jeroglíficos resulta ser precisa, así como la falta de una explicación formal por parte de los egiptólogos para descifrar su verdadero significado, han generado la especulación que la imagen no es otra cosa que el detalle histórico, acaso arqueológico, que los egipcios sabían mucho más de lo que nosotros a duras penas, hemos sospechado.

Y es que esta especulación se sostiene principalmente en una pregunta que a pesar de años de investigación arqueológica y científica no ha podido ser respondida. La pregunta en mención es la siguiente: ¿Cómo es posible, que los egipcios, pudieran trabajar a luz de vela en profundidades rocosas tan extremas como lo son el interior de pirámides o templos? ¿Cómo es posible que pudieran tallar, dibujar, pintar, esculpir, el interior de una tumba egipcia sin una fuente de energía tan potente que pudiera alumbrarlos adecuadamente en el trabajo?

Lamentablemente, los egiptólogos no han podido aún responder esta incógnita de manera certera y las explicaciones que tenemos a la fecha, resultan ser acaso tan imposibles como la propia idea de que los egipcios inventaran la bombilla eléctrica. Sus explicaciones van desde la utilización de gigantes espejos que podían reflejar la luz del sol al interior de las cuevas hasta en la utilización de candiles y antorchas de manera industrial que podrían iluminar todo el interior de los estrechos pasadizos de las pirámides. En cuanto al primer punto parece imposible creer que los egipcios para construir esas grandes pirámides y su magnífico interior, sólo trabajaban durante el día, es decir, menos de ocho horas diarias, cuando se sabe, que lo que sucedía era todo lo contrario, es decir, que sus horarios de trabajo eran realmente extremos e inhumanos realizables sólo por la gran cantidad de esclavos que tenía el imperio. Sobre el segundo punto, se puede indicar que es previsible que las grandes cantidades ya sea de candiles o antorchas de madera, debieron no sólo intoxicar por el humo que desprenden a los trabajadores, sino, y principalmente por cuestiones históricas, hubieran dejado una huella imperecedera en las paredes en las zonas de trabajo, y hasta el momento, no se han hallado rastro alguno, partícula alguna de ceniza o humo dentro de los palacios o tumbas faraónicas del antiguo Egipto.

La bombilla puesta a prueba

Pero volvamos a la bombilla que es por decir lo menos, la más arriesgada de las propuestas que buscan responder la interrogante sobre la falta de luz dentro de las pirámides. Justamente, tomando como base el jeroglífico de Dandera, se han realizado diversas pruebas buscando comprobar si este objeto podría en verdad generar luz eléctrica. Según se sabe, la prueba más beneficiosa fue la del ingeniero eléctrico, Walter Gran, quien reprodujo, con los datos obtenidos del altorrelieve, una copia similar.

Su modelo se realizó con un vaso cónico de dieciséis pulgadas de largo y cinco de diámetro. En cada extremo se habían colocado resina, a su vez que en uno de los polos se colocaba un electrodo y en el otro, un clavo. Para hacerla funcionar utilizó una bomba neumática y un transformador, y ciertamente, el experimento resultó favorable pues se logró obtener cierta luminosidad. No obstante, hay elementos y procesos modernos que aún no se comprende cómo lo ejecutaron los antiguos egipcios. Es decir, las pruebas lejos de resolver dudas crearon sus propias cuestiones e interrogantes.

La Pila de Irak

Pero el extraño jeroglifo de Dendera no es la única prueba de que en la antigüedad se conocía las propiedades y el uso de la electricidad. En 1936, un grupo de obreros dirigidos por el ingeniero alemán, Wilhelm Koning se toparon en Irak con un extraño objeto de arcilla en forma de jarrón. El objeto tenía 15 centímetros de alto y poseía un tapón de asfalto. En el interior del jarrón se encontró un tubo cilíndrico de cobre de 26 milímetros de diámetro y 19 centímetros de altura. Así también, se halló una varita de hierro de un centímetro cubierta de plomo ligeramente corroída por algún tipo de ácido.

Los expertos coincidieron en que el hallazgo se trataba de un objeto de culto de alguna cultura antigua, no obstante, en esa misma excavación se encontrarían luego objetos que databan del 2 000 antes de Cristo que habían sido sometidos a un proceso de galvanización, es decir, a un procedimiento por el cual objetos de cobre podían tener la apariencia de la plata u oro mediante electrólisis.

Sendos experimentos comprobaron que haciendo uso de este tipo de energía podía ser muy factible que en la antigüedad no sólo pudiera conocerse las “baterías”, sino que también, que su utilidad era conocida para el trabajo de los metales. Por ejemplo, hace unos años, se realizó un experimento utilizando zumo de uvas y vinagre como electrolito. Con esto, y con los elementos hallados, increíblemente se logró una emisión de 0.87 voltios. Los investigadores concluyeron que una serie de pilas de este tipo hubieran podido lograr una verdadera multiplicidad de voltios, los necesarios para dorar o platear algunos metales.

No obstante, para la ciencia formal, esto no es más que el resultado de meras coincidencias contextuales.

Más datos

Este tipo de hallazgos al parecer, no deberían sorprendernos, diversas referencias halladas incluso en la antigua Roma o Grecia, ya hablaban de ciertas bombillas incandescentes de color rojizo que no podían ser apagadas ni con los vientos ni por la lluvia.

Por ejemplo, el griego Luciano (120 – 180 a.C.) escribió sobre una bella alhaja en Hierápolis (Siria) que estaba engarzada en una cabeza de oro de la diosa Hera de la cual, dice el griego, “emanaba una gran luz”, tanto que, “el templo resplandecía como si hubiese estado iluminado con una miríada de cirios”. Luciano indica que los sacerdotes nunca le quisieron develar de qué estaba hecho la citada joya.

En tal sentido, Plutarco escribió en el siglo I sobre una “lámpara perpetua”, que él tuvo ocasión de ver en el Templo de Júpiter-Amón. En este caso los sacerdotes que custodiaban el templo tampoco le revelaron el misterioso funcionamiento de tan milagrosa luminaria, tan sólo le contaron que ésta ardía continuamente hacía muchos años y que ni el viento ni la lluvia habían podido apagarla.

Así mismo, en un documento hindú, se hallaron los pasos para construir una batería eléctrica. El texto dice: “colocar una plancha de cobre, bien limpia, una vasija de barro; cubrirla con sulfato de cobre, y luego cubrirlo todo con serrín húmedo, para evitar la polarización. Después poner una capa de mercurio amalgamado con zinc encima del serrín húmedo. El contacto producirá una energía por el doble nombre de Mitra-Varuna. Se dice que una cadena de cien vasijas de este tipo proporciona una fuerza muy activa y eficaz…”.

Conclusión

Los Ooparts son, como dice sus siglas, objetos fuera de lugar, es decir, objetos fuera de contexto que nada tienen qué ver con lo que conocemos como verdad histórica o incluso, verdad científica. Es quizá por ello, que son hallazgos fácilmente desestimables por científicos y arqueólogos. El problema radica en que es justamente esta reticencia la que conlleva a aumentar la leyenda y el mito que ciertamente engloba estos objetos.

En cuanto al primer caso, el de la Bombilla de Dendera, es evidente que se trata de una mala interpretación producida generalmente por la lógica reacción de tratar de ver con ojos presentes objetos provenientes del pasado. Por ejemplo, es normal entender por qué los antiguos griegos creían ver un carruaje de fuego cuando observaban el paso de un cometa, simplemente porque era ese objeto lo único que podía encajar con lo que veían en su tiempo, en el caso específico del bombillo se puede dar una figura similar.

En cuanto al segundo caso, el de las pilas de Irak, ciertamente son objetos mejores documentados, e incluso, probados en cuanto a su efectividad para el supuesto uso galvanizador para el que era destinado. No obstante, nuevamente, es muy difícil asegurarlo puesto que no hay documentos que así lo confirmen. De que los hallazgos encontrados (recordemos que si bien es cierto fueron hallados en la misma construcción, estaban esparcidos y fueron posteriormente armados y ensamblados) pueden servir para tal propósito, puede ser, pero de que esa haya sido la intención de los creadores, considero que es una aseveración muy arriesgada.

Fuente aquí.
En wikipedia:
Lámparas de Dendera
Pila de Irak

The Antikythera Mechanism – 3D.

 

“…es una calculadora mecánica antigua diseñada para el cálculo de la posición del Sol, la luna, y algunos planetas, permitiendo predecir eclipses. Fue descubierto en los restos de un naufragio cerca de la isla griega de Anticitera, entre Citera yCreta, y se cree que data del 87 a. C.…”

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Mecanismo_de_Anticitera

  • Calendario

    • diciembre 2019
      L M X J V S D
      « Nov    
       1
      2345678
      9101112131415
      16171819202122
      23242526272829
      3031  
  • Buscar