Erase una vez el Hombre

Vídeo sobre la entrañable serie Erase una vez el Hombre donde se muestra el contenido del último capítulo de la serie. Nos acordamos mucho de la canción pero no del mensaje. Fue emitido en Televisión hace ya varias décadas y pese el tiempo, habla con exactitud de los problemas a los cuales nuestra sociedad se enfrenta hoy con la crisis humana,energética y la escasez de recursos en la que estamos en pleno 2014. Y habla de alguna forma, de una solución e introduce al final lo que se podría definir como una economía basada en recursos.
Asombrosa programación predictiva.

Anuncios

II Guerra Civil Española ¿Más cerca que nunca?

Historia de ficción con finalidad crítica y reflexiva.

Música de distribución gratuita y permitida para uso comercial:

Jahzzar – First Contact
Jahzzar – The Lake
The Coaster – Soundtrack
Jahzzar – Runaway
BoxCat Games – Defeat

Las cartas de Albert Pike a Giuseppe Mazzini sobre las tres Guerras Mundiales

Debido al actual conflicto de Siria como posible desencadenante de la 3ª guerra mundial debemos recordar que el Masón Albert Pike y los Masones Illuminati ya habían preparado las tres guerras mundiales que se avecinaban. Nada es casualidad sino causalidad en este mundo. Todo estaba preparado para este escenario y es nuestro trabajo como buscadores de la verdad desenmascarar a estos psicópatas que se hacen llamar políticos, empresarios,banqueros y realeza.

Pike y Mazzini

Giuseppe Mazzini y Albert Pike, ambos satanistas, del más elevado grado, mantuvieron una extraña correspondencia, especialmente entre 1870 y 1871. ¿Qué decían esas cartas?

Giuseppe Mazzini (Italia, 1805-1872) francmasón de grado 33, carbonario, Gran Maestre Illuminati en 1834, fundador de la Mafia y promotor de la Reunificación Italiana.

Albert Pike (E.U. 1908-1891) uno de los padres fundadores del Antiguo Rito Escocés de la Masonería; cabalista; era un tipo brillante intelectualmente y se graduó en Harvard; ejerció como General de Brigada del Ejército Confederado; masón de grado 33, fué uno de los líderes del Ku Klux Klan, y Gran Maestre Illuminati. Albert Pike fue considerado como el líder masón más grande de su tiempo, y tal vez de todos los tiempos.

Es muy interesante, sobre todo para los masones de a pié, la frase de Albert Pike sobre la Masonería:

“La verdad transcendental es demasiado importante para que sea conocida por todo el mundo. Los masones de grados inferiores simplemente tendrán el derecho a saber aquello que nosotros queramos comunicarles, y los grandes secretos estarán reservados para los grandes iniciados”.

Albert Pike aseguraba a Mazzini y a sus otros compañeros fraternales de Logias, que tenía un “Espíritu Guía” que le iluminaba con sabiduría divina para conseguir un Gobierno Mundial. De hecho, según se decía en aquellos ambientes oscuros, Pike se comunicaba directamente con Satanás.

El 15 de agosto de 1871, Albert Pike escribió una carta confidencial a Giuseppe Mazzini, revelando cuál iba a ser la Agenda de los grandes Eventos Mundiales para la humanidad:

La 1ª Guerra Mundial

“Debe propiciarse para permitir a los Illuminati derrocar el poder de los Zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza del Ateísmo Comunista. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Imperios Británico y Alemán se usarán para fomentar esta guerra. Al final de la guerra, el Comunismo se erigirá y usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar a las religiones”.

Las guerras mundiales, y por extensión todas las guerras, han sido una Estafa satánica del Complot mundialista Illuminati.

La 2ª Guerra Mundial

“Debe fomentarse aprovechando las diferencias entre los Fascistas y los Sionistas políticos. Esta guerra debe realizarse para que el Nazismo sea destruido y el Sionismo político salga lo suficientemente fuerte como para crear un Estado soberano de Israel, en Palestina.

Al mismo tiempo, durante la 2ª Guerra Mundial, el Comunismo Internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la Cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final”.

Tras la 2ª Guerra Mundial, la URSS salió muy fortalecida y se convirtió en una gran superpotencia mundial, solamente para hacer de contrapeso con las naciones cristianas y capitalistas, siguiendo el guión de Albert Pike.

La 3ª Guerra Mundial

“Se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illiminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam y el Sionismo político se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más, divididas sobre este asunto, se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica”…

“Desataremos a los Nihilistas y a los ateístas, y provocaremos un cataclismo social formidable que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos.

Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con la Cristiandad, cuyos espíritus deistas estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosos por un ideal, pero sin saber donde dirigir su adoración, recibirán la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública.

Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la Cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.”

Estas cartas entre Pike y Mazzini se mostraron durante un tiempo en la Biblioteca del Museo Británico de Londres (British Museum). Naturalmente, el Museo Británico desmiente la existencia de dichas cartas. Sin embargo, el oficial de Inteligencia de la Royal Canadian Navy, William Guy Carr, pudo copiarlas en aquella época; una valiosa información que después plasmaría en su libro ”Peones en el Juego” ”Pawns in the Game”, publicado en Canadá en 1955.

Es muy interesante la obra literaria del ex-oficial de Inteligencia William Guy Carr, (Inglaterra 1895- Canadá 1959) porque era una persona muy versada en las conspiraciones mundiales, que manejaba información de primera mano, y que escribió una serie de interesantes libros, a cual de ellos más revelador. Y todo en unos tiempos muy tempranos.

Fuente Periodismo Alternativo

“Pedro el Romano: el ÚLTIMO Papa está Aquí”

Descripción del libro:

¡El Papa Benedicto renunció justo como el libro, dijo que lo haría!. Ahora bien, no debes saber ¿qué tiene esto que ver con la profecía con la “Profecía de los Papas”de San Malaquías , una lista de versículos que predicen cada uno de los papas católicos desde el Papa Celestino II hasta el Papa Final, “Pedro el romano”, cuyo reinado terminaría en la destrucción de Roma? Publicadas por primera vez en 1595, las profecías fueron atribuidas a San Malaquías por un historiador Benedictino llamado Arnold de Wyon, que las registra en su libro Lignum Vitae. La tradición sostiene que Malachy había sido llamado a Roma por el Papa Inocencio II, y mientras estuvo allí, él experimentó la visión de los futuros papas, incluido el último, lo cual él escribió en una serie de crípticas frases. De acuerdo con la profecía, el próximo Papa (después de Benedicto XVI) es  el pontífice final, Petrus Romanus o Pedro el Romano. La idea por parte de algunos católicos que el próximo Papa anunciado en la lista de San Malaquías es el comienzo de la “gran apostasía”, seguida de la “gran tribulación” preparando el terreno para el inminente desarrollo de los acontecimientos apocalípticos, algo con lo que muchos no-católicos estarían de acuerdo. Esto daría lugar a un falso profeta, que según el libro de Apocalipsis, llevaría a las comunidades religiosas del mundo a abrazar a un líder político conocido como el Anticristo.  En la historia reciente, varios sacerdotes católicos -algunos actualmente ya fallecidos – han sido sorprendentemente francos sobre lo que han visto como este peligro inevitable creciendo desde el interior de las filas del Catolicismo, como resultado de secretas influencias satánicas “Illuminati-Masónicas”. These priests claim secret knowledge of an multinational power elite and occult hierarchy operating behind supranatural and global political machinations. Estos sacerdotes aseguran tener conocimiento de una secreta élite de poder multinacional y una jerarquía oculta operando detrás de las maquinaciones políticas, sobrenaturales y globales. Dentro de esta sociedad secreta están infiltrados siniestros falsos católicos que entienden que, como la Iglesia Católica Romana representa un sexto de la población mundial y más de la mitad de todos los cristianos, es indispensable para el control de futuros elementos globales en materia de Iglesia y Estado y el cumplimiento de un plan diabólico que ellos llaman “Alta Vendita”, el cual asumirá el control del papado y para ayudar al Falso profeta a engañar a los fieles (incluidos los católicos) para que adoren al Anticristo. Como dice el Dr. Michael Lake en la portada, católicos y eruditos evangélicos han temido este momento durante siglos. Por desgracia, como los lectores descubrirán, el tiempo para evitar la llegada de Pedro el Romano se nos ha agotado.

En Abril de 2012 se publicó en los Estados Unidos el libro “Petrus Romanus: The FINAL Pope Is Here”, escrito por Thomas Horn y Cris Putnam. Se trata de una extensa obra que cruza dos líneas: la investigación periodística sobre acontecimientos internos de El Vaticano, y las profecías que se refieren al Papa que habrá de guiar la Iglesia durante la Gran Tribulación, último Papa de la serie romana.

El título se refiere a una de las principales profecías respecto a los Papas, la de San Malaquías, obispo irlandés que tuvo una revelación sobre la sucesión de romanos pontífices desde Celestino II hasta el último Papa de los tiempos actuales. La profecía está compuesta de lemas descriptivos correspondientes a cada uno de esos 112 Papas.

Los lemas pueden referirse a un símbolo de su país de origen, a su nombre, a su escudo de familia, o a alguna característica de su pontificado o de su vida.

Los últimos Papas son:

108: “Flos florum” (Flor de las flores) Pablo VI. Su escudo contenía una flor de lis, “flor de las flores”.

109: “De medietate Lunae” (De la Media Luna) Juan Pablo I. Nació en la diócesis de Belluno, conocida como de bella luna.

110: “De labore solis” (Del eclipse del sol) Juan Pablo II. El día de su nacimiento y el día de su muerte hubieron eclipses de sol.

111: “Gloria Olivae” (La gloria del olivo) Benedicto XVI. Tomó su nombre de San Benito. Los monjes benedictinos, conocidos como olivetanos, tienen ramas de oliva en su heráldica.

Falta solo uno según la lista:

112: “Petrus Romanus” (Pedro Romano) Será el último Papa que gobierne la Iglesia desde Roma, inmediatamente antes de que acontezca el Retorno de Cristo.

El número 112 es del todo particular pues, a diferencia de los demás, es el único que lleva un párrafo descriptivo además del lema:

“En la persecución final contra la Santa Iglesia Romana reinará Pedro Romano, quien pastoreará a su grey en medio de muchas tribulaciones. Después de esto, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez justo volverá para juzgar a su pueblo”.

Antes de abordar el contenido del libro “Petrus Romanus” es necesario hacer algunas precisiones. Cuando se habla de “el último Papa” no significa que nos encontramos ante el fin de la Iglesia o del mundo. La profecía se mueve dentro del esquema escatológico lacunziano que estipula, basado en las Escrituras, tres venidas de Cristo: 1) la de Belén, hace dos mil años; 2) la de su Parusía, retorno glorioso al final de los siete años de la Gran Tribulación: según San Juan y San Pablo, Cristo descenderá en el Valle de Armaguedón para derrotar al Anticristo y a sus ejércitos, y posteriormente llevar a cabo el Juicio a las Naciones; 3) la del fin del mundo, en el Cielo, para llevar a cabo el Juicio Universal.

Después de la Parusía y el Juicio a las Naciones la historia humana continuará en este mundo, si bien totalmente transformado, en un Reino de Dios en el que habrá paz, justicia y santidad verdaderas. Cuando Cristo inaugure su reino en el mundo, fruto social de la Parusía, Roma habrá sido destruida (según San Juan y coincidiendo con el lema 112 de San Malaquías), y el Papado volverá a ser ejercido desde Jerusalén, como lo fue en los inicios. Allí comenzará la serie de Papas jerosolimitanos, de la que a San Malaquías ya no le fue revelado nada.

También hay que decir, antes de abordar el punto central del libro, que además de San Malaquías existen otras muchas profecías sobre el futuro próximo del Papado y de la Iglesia, y que coinciden con el pontificado de Pedro Romano. De todas ellas podemos resumir varios elementos:

  1. Una elección confusa de la que surgen un Papa legítimo y un antipapa.
  2. Un Papa obligado a salir de Roma en circunstancias calamitosas.
  3. El antipapa usurpa la Silla de Pedro por la maniobra de una secta masónico-satánica que opera dentro de El Vaticano.
  4. Un gran cisma para la Iglesia, resultado de esa situación de dos Papas antagónicos.

Algunas de esas profecías:

  • San Francisco de Asís: “Habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma. Se predicarán diversas formas de pensar que causarán que muchos duden, aún aquellos en las distintas órdenes religiosas, hasta estar de acuerdo con aquellos herejes que causarán que mi Iglesia se divida. Entonces habrá tales disensiones y persecuciones a nivel universal que si esos días no se acortaran, aún los elegidos se perderían”.[1]
  • Juan de Vitiguero, en el Siglo XIII: “Cuando el mundo se encuentre perturbado, el Papa cambiará de residencia”.
  • Juan de Rocapartida, un siglo después: “Al acercarse el Fin de los Tiempos, el Papa y sus cardenales habrán de huir de Roma en trágicas consecuencias hacia un lugar donde permanecerán sin ser reconocidos, y el Papa sufrirá una muerte cruel en el exilio”.
  • Nicolas de Fluh, en el siglo XV: “El Papa con sus cardenales tendrá que huir de Roma en situación calamitosa a un lugar donde serán desconocidos. El Papa morirá de manera atroz durante su destierro. Los sufrimientos de la Iglesia serán mayores que cualquier momento histórico previo”.
  • El venerable Bartolomé Holzhauser, fundador de las sociedades de clérigos seculares en el Siglo XVIII: “Dios permitirá un gran mal contra su Iglesia: vendrán súbita e inesperadamente irrumpiendo mientras obispos y sacerdotes estén durmiendo. Entrarán en Italia y devastarán Roma, quemarán iglesias y destruirán todo”.
  • Las palabras de la Virgen reveladas en La Salette a Melania: “Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del Anticristo”.[2]
  • La revelación recibida por la Madre Elena Aiello, famosa estigmatizada que fuera consultada con frecuencia por el Papa Pio XII: “Italia será sacudida por una gran revolución (…) Rusia se impondrá sobre las naciones, de manera especial sobre Italia, y elevará la bandera roja sobre la cúpula de San Pedro”.[3]
  • La beata Ana Catalina Emmerick, religiosa Agustina, en 1820: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo”.
  • Elena Leonardi, asistida espiritual del Padre Pio: “El Vaticano será invadido por revolucionarios comunistas. Traicionarán al Papa. Italia sufrirá una gran revuelta y será purificada por una gran revolución. Rusia marchará sobre Roma y el Papa correrá un grave peligro”.[4]
  • Enzo Alocci: “El Papa desaparecerá temporalmente y esto ocurrirá cuando haya una revolución en Italia”.[5]
  • La Beata Ana María Taigi: “La religión será perseguida y los sacerdotes masacrados. El Santo Padre se verá obligado a salir de Roma”.[6]
  • La mística María Steiner: “La santa Iglesia será perseguida, Roma estará sin pastor”.
  • Las revelaciones en Garabandal: “El Papa no podrá estar en Roma, se le perseguirá y tendrá que esconderse”.[7]
  • Al P. Stefano Gobbi, místico y fundador del Movimiento Mariano Sacerdotal, la Santísima Virgen le reveló: “Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús. Se está realizando cuanto está contenido en la Tercera parte de mi mensaje, que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viviendo”.[8]
  • Sor Agnes de Akita: “La obra del demonio se infiltrará hasta dentro de la Iglesia de tal manera que verán cardenales contra cardenales, obispos contra obispos”.
  • Sor Sofía María Gabriel: “Habrán dos Papas rivales y una gran crisis centrada en el papado vaticano, y la Iglesia quedará dividida en dos bandos”.
  • Cardenal Mario Luigi Ciappi: “La pérdida de la fe en la Iglesia, la apostasía, saldrá de la cúspide de la Iglesia”.
  • Papa San Pío X: “He tenido una visión terrible: no sé si seré yo o uno de mis sucesores, pero vi a un Papa huyendo de Roma entre los cadáveres de sus hermanos. Él se refugiará incógnito en alguna parte y después de breve tiempo morirá una muerte cruel”.[9]
  • Padre Paul Kramer: “El antipapa y sus colaboradores apóstatas serán, como lo dijo la Hermana Lucía, los partidarios de Satanás, quienes trabajan para el mal y no tienen miedo de nada”.
  • Sor Lucía dos Santos, revelando el Tercer Secreto de Fátima: “Vimos a un obispo vestido de blanco, que temíamos fuera el Santo Padre, huir de una ciudad en ruinas, tembloroso y con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por los cadáveres que encontraba por el camino”.
  • Cardenal Karol Wojtyla, ante el Congreso Eucarístico de Pennsylvania, en 1977: “Estamos ante la confrontación histórica más grande que la humanidad haya tenido. Estamos ante la contienda final entre la Iglesia y la anti-iglesia, el Evangelio y el anti-evangelio. Esta confrontación descansa dentro de los planes de la Divina Providencia y es un reto que la Iglesia entera tiene que aceptar”.

En diversas secciones, el libro “Petrus Romanus” menciona como la masonería iluminista (satánica) logró introducirse dentro de la Iglesia con el objeto de manipularla, destruyendo su fe, para poder convertirla en instrumento colaborador del gobierno mundial que en su momento ejercerá el Anticristo.

Esa tarea de infiltración lleva casi un siglo, y obedece a la estrategia del Caballo de Troya: introducirse para destruir desde dentro.

Si bien ya muchos miembros de la masonería eclesiástica han llegado hasta el nivel de obispos y cardenales, nunca han podido lograr su objetivo esencial, que es posicionar como Papa a uno de sus miembros.

La infiltración formal data de 1926 cuando, en Aix-La Chapelle de Aachen, los sacerdotes jesuitas Herman Gruber y Berteloot se reunieron con los tres eminentes masones Kurt Reichl, del Consejo Supremo de Austria, Eugen Lenhoff, gran maestre de la Logia Austriaca, y el doctor H. Ossian Lang, secretario general de la Gran Logia de Nueva York.

Posteriormente, en 1937, los dignatarios del Consejo Supremo de Francia emprendieron, con el cabalista Oswald Wirth y con el gran maestro grado 33 Albert Lantoine, del Supremo Consejo Escocés, la tarea explícita de propiciar el acercamiento entre sacerdotes católicos y la corriente espiritualista de la masonería negra. Participaban, entre otros, los sacerdotes Gruber y Mukermann. Todos coincidían en el empeño por crear un “socialismo cristiano global” vinculado al Marxismo.

El libro “Petrus Romanus” recuerda el caso significativo de un cardenal adherido a la masonería que estuvo a punto de llegar a ser Papa, el Cardenal Mariano Rampola.

A la muerte del Papa León XIII, todos daban por segura la elección del cardenal Mariano Rampolla, Secretario de Estado, como sucesor al trono pontificio. Sin embargo, durante el cónclave, el cardenal metropolitano de Cracovia marcó el alto mediante un telegrama de Su Majestad Franz Josef, del imperio Austro-Húngaro vetando esa nominación. Años después se supo que la objeción se debió a la notificación de que Rampolla pertenecía a la Gran Logia del Ordo Templis Orienti, en la que había sido iniciado en Suiza, llegando a escalar hasta el grado de Gran Maestro.

El libro también menciona el extraño caso del cardenal Giuseppe Siri mencionando que él ganó la mayoría de votos en los cónclaves de 1958 y 1963 pero, por presiones incomprensibles de la masonería, rechazó asumir el papado. Se cita la respuesta de Siri cuando veinte años después se le preguntó si era cierto que en ambos cónclaves él había sido inicialmente electo: “Estoy obligado al secreto. Ese secreto es horrible. Podría escribir libros acerca de lo que sucedió en esos cónclaves. Cosas verdaderamente serias acontecieron, pero no puedo decir nada”[10]

En Petrus Romanus se narra un acontecimiento que ya había sido dado a conocer en 1998 por el Padre Malachi Martin, la entronización de Satanás dentro de El Vaticano. Pero el libro lo relaciona con el tema de los Papas al subrayar que en esa misa negra fue consagrado a Satanás el sacerdote que habrá de ser el último Papa (antipapa) coincidiendo con Pedro Romano.

En efecto, en su libro “Windswept House” (Casa Azotada por el Viento), Malachi Martin (q.e.p.d.), sacerdote irlandés jesuita, cultísimo, gran teólogo, exorcista por 30 años y experto en Iglesia Católica, secretario del Cardenal Bea y consultor de varios Papas, dio a conocer que apenas electo Paulo VI se llevó a cabo, el 29 de junio de 1963, en la Capilla Paulina de El Vaticano, un ritual satánico en el que se entronizó a Satanás, y en el que participaron varios cardenales y obispos.[11]

Según Martin, se estaba cumpliendo una profecía del satanismo que anunciaba el comienzo de la “Era de Satanás dentro de El Vaticano” cuando un Papa tomara el nombre de Paulo. El último había sido Paulo V, Camilo Borghese, muerto en 1621. Montini fue electo el 21 de junio de 1963, y a los ocho días se llevó a cabo el ritual satánico, entre la noche del 28 y del 29. Se invocó a Satanás, afirman Horn y Putnam, siguiendo a Martin, no solo para entronizar a Satanás, sino para que éste invistiera con su poder a un joven sacerdote destinado a ser el antipapa que será el coincidente con Pedro Romano.

Se combinaron dos rituales que se llevaron a cabo simultáneamente, en El Vaticano, que fue incruento, y otro en una iglesia parroquial en Charleston, Carolina del Sur, que fue sangriento, los dos intercomunicados telefónicamente. Según Martin, el ritual en Charleston incluyó la violencia sexual contra un niño, en primer lugar drogado y abusado, y posteriormente sacrificado. A partir de esa misa negra simultánea comenzó a difundirse el abuso sexual de menores por parte de sacerdotes, así como otra serie de actos homosexuales y satánicos entre miembros del clero.

En otro 29 de junio, pero de 1972, el Papa Paulo VI admitió públicamente con amargura: “El humo de Satanás se ha introducido por las grietas de la Iglesia”, refiriéndose sobre todo a la desacralización que se estaba llevando a cabo en la liturgia.

La Capilla Paulina, donde se llevó a cabo el ritual satánico, fue clausurada, y se reabrió en junio de 2009 cuando, después de haber sido restaurada, el Papa Benedicto XVI la volvió a consagrar a Dios.

El Padre Gabriele Amorth, experto exorcista y autor del libro “Habla un Exorcista”coincide con todo lo anterior y añade: “En El Vaticano hay cultos satánicos. No se ven, pero están en el mismo centro de la Cristiandad”.

El hecho es que a partir de los años sesenta y posteriormente al Concilio Vaticano II, comenzó a fraguarse un cisma dentro de la Iglesia. Clérigos comenzaron a realizar todo tipo de cambios en la liturgia y en la disciplina, hasta llegar a nuestros días en que se promueve la abierta rebeldía contra el Papa y se presiona para que éste derogue el celibato sacerdotal, acepte los métodos anticonceptivos y abra las puertas al sacerdocio de la mujer y al gobierno colegiado de los obispos.

Pero ese cisma de la Iglesia, que hoy es soterrado, llegará a cristalizarse y a hacerse público, el día en que Pedro Romano ascienda al trono y un antipapa reclame el pontificado con un grupo de cardenales y obispos. Volvamos a la profecía de la beata Ana Catalina Emmerick, religiosa Agustina: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta”.

En la historia de la Iglesia han habido 38 antipapas, es decir, Papas que han ejercido ilegítimamente el pontificado por una elección irregular. Pero la gravedad del antipapa que será reinante con Pedro Romano es del todo singular, pues es la primera vez que se da como infiltración de una secta masónico-satánica, y porque atacará directamente la doctrina con el fin de que la Iglesia sea puesta al servicio del gobierno mundial del Anticristo.

Dice el Catecismo de la Iglesia Católica, en su número 675: “Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes“. Y en el número 677 especifica: “La Iglesia sólo entrará en la gloria del reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección”.

El libro menciona la predicción de Ronald Conte con relación al Papa Pedro Romano. Ronald L. Conte Jr. es teólogo, traductor de la Biblia, escritor experto en Iglesia Católica y en escatología. En el año 2002, Conte predijo correctamente que el Papa después de Juan Pablo II tomaría el nombre de Benedicto XVI.

Ahora en cambio, Conte afirma que el próximo Papa, al que tocará el lema de“Petrus Romanus”, llevará el nombre de Pío XIII.[12] Conte escribe que el nombre de Pío está asociado históricamente a Papas que han enfatizado la autoridad doctrinal y disciplinar de la Iglesia, y sostiene que el Cardenal Francis Arinze reúne esa cualidad. Y añade: “Durante el reino del Papa Pedro Romano comenzará la gran apostasía, y este Papa marcará la primera parte de la Gran Tribulación”.

Sin embargo, en su libro “Petrus Romanus”, Horn y Putnam evitan casarse con la premonición de Ronald Conte respecto a Pío XIII, y señalan también como posible Papa bajo el lema “Pedro Romano” a los cardenales Peter Turkson, Angelo Scola y otros “papables” que bien pueden caer bajo la figura de un Papa que, en medio de la apostasía, defenderá la doctrina y la supremacía y disciplina de la Iglesia Católica.

El libro, apoyado por 722 notas, ofrece un buen acercamiento para conocer la historia de la Iglesia y de los Papas, así como aspectos doctrinales esenciales. También para adentrarse en el tema de la infiltración de la masonería satánica en la Iglesia, comprender el contenido de la segunda parte del Tercer Secreto de Fátima, y tratar de visualizar lo que será un acontecimiento próximo: el último cónclave.


[1] Culleton, Gerald, El Reino del Anticristo.

[2] El secreto de La Salette fue publicado en 1879 con permiso del Obispo de Lecce, Italia.

[3] Adams-Bonicelli, Alerta Humanidad, Madrid 1974.

[4] Adams-Bonicelli, Op. Cit. P. 204.

[5] Idem, p. 177.

[6] López Padilla, La Traición a Juan Pablo II, México, p. 180.

[7] The Workers of Our Lady of Mount Carmel, Nueva York,

[8] A los Sacerdotes, 20 Ed, España, p. 331.

[9] Thompson, Damian, Das Ende der Zeiten, Hildesheim, 1997, p. 240. Y Vacquié, Jean, Benedictions et Maledicions, Paris, 1987.

[10] Malachi Martin, “The keys of this blood”, NY, Touchstone 1991, 607).

[11] Entre los participantes, Martin menciona al Cardenal Villot, al Cardenal Casaroli, a diversos obispos, sacerdotes y laicos, así como un embajador luterano de Prusia.

[12] Conte, Ronald, “The future and the Popes”, Catholic Planet, 2004.

Fuente aquí.

Petrus Romanus – El Último Papa Está Aquí (Renuncia de Ratzinger)

Parte 1:

Parte 2:

Parte 3:

Parte 4:

Parte 5:

Ángeles y Demonios

angeles-y-demonios-b

Tras la Abdicación de Benedicto XVI la Iglesia Católica se queda descabezada a partir del día 28 de Febrero del actual 2013 hasta que sea elegido un nuevo Papa. Por lo tanto según las profecías de San Malaquías estamos cerca del final de la Iglesia Católica tal y como la conocemos. Ya que ningún Papa a abdicado desde el siglo XV esto nos lleva a muchas especulaciones. El último Pontífice que renunció al puesto fue Gregorio XII, que tuvo que dimitir en 1415, dos años antes de morir, para poner fin al cisma de Occidente. Muchos de los que leéis este blog sabréis que el mundo no es como nos lo cuentan, y que nada es casualidad sino causalidad. El título de este post no ha sido elegido al azar, y si imagináis el por qué del título vais en cierto modo encaminados. Si, en cierto modo trata sobre conspiraciones e Illuminati, pero en absoluto de la novela de Dan Brown y su adaptación del film, aunque algo de eso se verá en el post. Por cierto las novelas de Dan Brown no tienen casi nada que ver con la realidad de los Illuminati salvo el nombre y los símbolos.

La abdicación de Benedicto XVI en cierto modo ha tenido un tipo de presagio natural que podríamos interpretar de varias maneras. La caída de un rayo sobre la cúpula del Vaticano el mismo día que ha anunciado su renuncia.

VATICANO RAYO

Una posible interpretación tendría relación con el Tarot, y concretamente con el Arcano 16: La Torre

Arcano Mayor conocido generalmente como La Torre, también tiene otros nombres: la Casa de Dios, el Fuego Celeste, el Hospital, la Torre de Babel, el Rayo, la Torre derribada por el rayo, el Castillo o la Casa de Plutón, la Casa, el Fuego, la Casa del Condenado, el Infierno, la Casa del Diablo.

En la imagen de la carta podemos observar una torre que es tocada por un rayo y por este motivo se desmorona. Por el aire se ven las chispas y piedras representadas con bolas de diferentes colores. Hay dos personas que parece que se han lanzado al vacío. A esta carta del tarot se la relaciona con dos hechos de la Biblia, uno de ellos la Torre de Babel, y el otro tiene más sentido si se tienen en cuenta uno de los nombres más antiguos que se le da a la carta, la Casa de Dios. En el primer caso se recuerda cuando Dios para castigar la arrogancia destruyó la torre y el segundo a la expulsión de Adán y Eva del paraíso.

Interpretación de la Torre:

Representa un aviso, advirtiendo al hombre de lo negativa que es la ambición sin límites y la arrogancia. Es señal de caída, de un posible engaño. Hay ciertos aspectos similares en la caída de Lucifer y la expulsión de Adán y Eva del Paraíso. Indica un exceso de egoísmo, así como un sentimiento de supremacía falso. Históricamente sus referencias son la destrucción de la torre de Babel, la destrucción de Sodoma, también el fin de los titanes que fueron enterrados en el infierno.

Sus significados generales avisan de un posible desengaño, indica que se había basado la solución de un problema en una capacidad intelectual o material que no existía y por lo tanto llegó el momento del desplome. Es señal de orgullo, presunción y de mentiras constantes.

Si en una tirada de Tarot la carta sale derecha, es desfavorable para cualquier proyecto que se planee, ya que se estaría tomando un riesgo demasiado grande. Es posible que se cometan errores en las decisiones a tomar. Es mejor dejar que ocurra lo que tenga que ocurrir, sin interferir, para que cuando pase se pueda comenzar de nuevo desde un comienzo. Si la carta sale invertida, es más negativa aún, habrá crisis, confusiones, amenazas y hasta enfermedades. Las desgracias abundan si esta carta aparece, y además indica que la vida que se ha llevado ha sido un desperdicio total.

Lamentablemente indica la ruptura del vínculo en la familia, habrá divorcios y separaciones. Para las mujeres indica posibles abortos, y si no son llevados a cabo, su maternidad no será bienvenida. En los hombres, pueden aparecer enfermedades repentinas como un infarto. Se la relaciona con la profesión de actor, mendigo, músico, periodista.

También según la Cábala Judía el numero 16 significa: La torre fulminada. Castigo. Caída terrible. Nos presagia algo mal .

Los antiguos caldeos representaban el 16 con “una torre herida por el rayo, de la cual cae un hombre con una corona en la cabeza. Advierte sobre una extraña fatalidad; también sobre el peligro de accidentes y la derrota de los planes trazados. Si el nombre tiene un valor numérico compuesto de 16, sería prudente cambiar su ortografía para evitar esta vibración. Para evitar la tendencia fatalista del 16 como número natal, uno debe esforzarse por trazar anticipadamente todos los planes, asegurándose de prever cualquier posibilidad de fracaso y evitarla por medio de una cuidadosa atención a los detalles. El 16 trae consigo la obligación y la responsabilidad del número simple 7, que indica escuchar la voz interior, la cual advertirá siempre sobre la proximidad del peligro por medio de los sueños o de la intuición, a tiempo de evitarlo. Es preciso no pasar por alto la voz interior. Otro modo de disminuir el aspecto negativo del 16 es renunciar a la fama y a la celebridad, hallar la felicidad en puestos que no sean el más alto.

Algo sumamente curioso es que tanto el Pontífice como el Arcano del Tarot comparten el mismo número, el 16.

Interesante ¿verdad?

Otras curiosidades tienen que ver con el número 11, como no, un número que no es casualidad. Segun San Malaquías Benedicto XVI (De la Gloria del Olivo) es el Papa 111 de su lista y da la noticia de su abdicación el día 11 de Febrero (2=1+1 o en números romanos II), con lo que se da el paso para la elección del Papa número ¡112! Petrus Romanus. Por cierto dos detalles del martes “11″, hace 155 años fueron las “visiones de Lourdes” (155 años = 1+5+5= 11)
Otra curiosidad es que el día 28 de Febrero, fecha oficial de su abandono del cargo coincidiría con la fecha del Edicto de Tesalónica del 28 de Febrero del año 380 (3+8=11) hace 1633 (1+6+3+3=13) años, cuando el catolicismo se convirtió en la religión oficial del Imperio Romano y empezó a tener poder. Él renuncia a ese poder.

El número 13 según la Cábala Judía:Regeneración, cambio

El 13 no es un número de mala suerte, como muchos creen. Los antiguos aseguraban que “quien aprende a usar el número 13 recibirá poder y dominio”. El símbolo 13 es un esqueleto, la muerte, con una guadaña, dedicada a segar hombres en un campo de hierba tierna, donde cabezas y rostros jóvenes parecen estar pujando desde abajo la tierra y surgiendo por doquier. El 13 es el número de los cataclismos, para que se pueda partir la tierra nueva. Está asociado con el poder, el cual, si se lo usa con propósitos egoístas, atraerá la destrucción sobre sí. Porta una advertencia de lo desconocido y lo inesperado. Adaptarse al cambio con gracia atraerá la fuerza de la vibración 13 y reducirá los potenciales negativos. El 13 se asocia con el genio; también con los exploradores, con la ruptura de lo ortodoxo, con los descubrimientos de todo tipo.

Este el el año 2013. Otra curiosidad “2+0+1=3 que si unimos no sumamos al último 3 es igual a 33 número masón por antonomasia). Curioso, ¿cierto?

SIGNOS PROFÉTICOS DEL FIN DE LA IGLESIA CATÓLICA

Por Percy Taira
 Enlace aquí.
La dimisión de Benedicto XVI ha preocupado a muchos, sobre todo, a aquellas personas que consideran que podemos estar cerca a los muchos consideran el fin de la Iglesia Católica.
Pues bien, todas las profecías que hablan sobre el fin de la Iglesia Católica, coinciden mucho en algunos elementos. Elementos que vamos a resumir en este post, como una especie de guía o signos que podemos ver claramente y así tomar conciencia de que si estamos o no, cerca de este momento.
. Corrupción dentro del Vaticano. En principio, muchas profecías hablan sobre un tiempo muy duro para la Iglesia Católica, tiempo que seguramente ya estamos viviendo en estos momentos, con los casos de corrupción dentro del Vaticano (Lavado de dinero en el Banco Vaticano y los Vatileaks) y otros mucho más terribles como los abusos sexuales por parte de algunos sacerdotes a menores de edad. Para muchos, ya estamos en este tiempo.
. Difícil elección de un nuevo Papa. La elección del último Papa de la Iglesia Católica, será muy difícil. La política, el dinero, la corrupción y la religión en sí misma, y los cambios de los tiempos, dividirán a la Iglesia y habrá mucha confusión dentro de sus líderes, que no tendrán muy en claro el camino que deberá seguir la Iglesia Católica.
. Italia, y específicamente, Roma, será destruida. Muchas profecías señalan como un importante signo del fin de la Iglesia Católica, cuando la ciudad de Roma, con el Vaticano dentro, quedará destruida. No se sabe si es que será destruida producto de un ataque militar, o quizá, por un desastre natural (un terremoto por ejemplo). Lo que es cierto es que aquel evento destruirá completamente la ciudad italiana y dejará muchas muertes a su paso.
. El cambio de sede del Vaticano. Esto va de la mano con la gran catástrofe que ocurrirá en la ciudad de Roma según las profecías. Y es el cambio de la sede del Vaticano. El último Papa, se verá obligado a abandonar el Vaticano (probablemente se irá a Francia) y a cumplir sus funciones fuera de Roma.
. El Papa será perseguido. Pero el Sumo Pontífice no sólo abandona Roma por la destrucción de la ciudad, sino también porque será perseguido por los propios miembros del Vaticano. Acá las profecías nos hablan sobre la aparición de un posible Antipapa, un hombre que aparecerá adjudicándose también el título de Papa y la Iglesia Católica, se dividirá completamente. Es el inicio del fin.
. El Papa será asesinado. Otras profecías nos dicen que cuando el Papa se encuentre fuera del Vaticano, será asesinado, y con ello, la confusión, el desamparo, de todos los católicos conllevará a un rompimiento mundial.
Hay otras profecías que según son interpretadas nos hablan específicamente de grupos o sectas (como las masónicas) que estarían detrás de la destrucción del Vaticano, pero estas se basan más en interpretaciones que en dichos claros y directos.
Lo mismo sucede cuando se señala que la aparición de  un Antipapa, será el primer paso para la llegada del Anticristo, pero nuevamente, no todas hablan de este tipo de eventos.
Por otro lado, si bien, se dice que la Iglesia Católica terminará luego de estos acontecimientos, otras profecías señalan que esto será para bien, porque el catolicismo se levantará de sus cenizas y de alguna forma se “limpiará” de sus pecados y renovará su sentido espiritual con Cristo y Dios.
¿Estaremos cerca del fin de la Iglesia Católica? Pues tendremos que esperar el próximo marzo para ver quién es el nuevo Papa y qué aires le pondrá a la Iglesia Católica.
Y ahora para terminar el documental Ángeles y Demonios al Descubierto:

Y sabiendo que nada en el actual estado de las cosas es casualidad en los próximos meses podemos esperar cualquier cosa.

América, la revelación.

¿Cómo cambiaría nuestra Conciencia si descubrimos las pruebas de que una Civilización anterior a la Edad de Piedra poseía la tecnología, no sólo para transportar y cortar rocas gigantes, sino también para transportarse a cualquier parte del Planeta?

¿Cómo cambiaría nuestra Conciencia si descubrimos que ese Conocimiento no era sólo tecnológico, sino también filosófico y espiritual, y cuyos contenidos se están revelando hoy en todo el Continente Americano?

¿Cómo cambiaría nuestra Conciencia si al acercarnos a este Conocimiento, descubrimos que existe un Destino y una Misión, y que las preguntas existenciales (quienes somos, y hacia dónde vamos) quedan resueltas?

El Zen de las Estrellas

From: reuben <epitasis@hushmail.com>

El Zen de las EstrellasEl Zen de las Estrellas

Futuros del planeta Tierra

St. Clair

“Sin importar que tan grande sea la oscuridad

debemos proporcionar nuestra propia luz”.

~ Stanley Kubrick

2001: A Space Odyssey

¿Cuál futuro?

El Zen de las estrellas presenta escenarios posibles del futuro de la humanidad. Este libro sugiere que ante nosotros se hallan futuros probables dormidos —o en estado de suspensión animada— de entre los cuales nuestras acciones o conductas eligen un escenario para convertirlo en nuestra experiencia presente. Manifestamos el futuro a través de nuestra conducta.En su libro sobre la decodificación de la ciencia perdida del rezo y la predicción, Gregg Braden explica el efecto Isaías: la física cuántica y la ciencia sugieren la existencia de muchos posibles futuros para cada momento de nuestras vidas. Cada futuro se encuentra en estado de reposo hasta que es animado por las elecciones que efectuamos en el presente.St. Clair clarifica que el futuro no está predestinado, ni escrito en piedra, sino que es seleccionado de entre una variedad de diferentes y posibles opciones dispuestas ante nosotros. Somos nosotros los que tenemos que elegir cuál futuro vamos a vivir, tanto individual como colectivamente.

El mago —alguien que crea conscientemente— delinea la ciencia de cómo escogemos el futuro que vamos a experimentar. Cuando seleccionamos un futuro se convierte en nuestro presente activo.

Como lo apunta St. Clair, nuestro presente es el futuro por el que, a sabiendas o no, hemos optado, si bien a menudo influidos por el miedo o un desmedido vaivén emocional. Debemos alejarnos del juego inconsciente de emociones para presenciar cómo se lleva a cabo una magia continua.

Si deseamos un futuro diferente, necesitamos elegir de manera consciente un presente distinto. Las herramientas de nuestra conciencia son la intención, la imaginación, la intuición, los sueños, las visiones, la inteligencia fluida y el amor. Sobre todo, el navegador psíquico nos puede ayudar a sanar, así como a elegir y crear un futuro colectivo sano.

¿Qué futuro quieren? ¿Quiénes quieren ser hoy o mañana? ¿A dónde se dirigen con sus elecciones? La dirección que tomen y la responsabilidad son de ustedes. La clave del mensaje de St. Clair es “ustedes deciden”. Su historial en la predicción de hechos es muy preciso, debido a que es capaz de ver y comprender el tipo de decisiones que realizarán personas clave.

St. Clair estipula que podemos redefinir los parámetros de las premoniciones, profecías y predicciones hechas a lo largo de los últimos miles de años. Nostradamus, Edgar Cayce y los propios cálculos astrológicos de St. Clair están calibrados para ayudar a la humanidad a evitar la extinción en masa en el periodo del próximo milenio.(Este milenio)

Incluso si este libro enumera escenarios del fin del mundo, St. Clair no quiere decir que así tiene que ser necesariamente. Muy al contrario, insiste que deberíamos optar por un resultado diferente.

Sin embargo, seguir en la forma que hemos escogido hasta ahora significa que la llamada de atención psíquica de St. Clair es el resultado que nos espera. No habría razón para dudar de estas predicciones basadas en las matemáticas del tiempo. Sus predicciones anteriores ya han sido probadas como correctas.

Futuras alineaciones estelares podrían ser usadas para otros propósitos si así lo deseamos. Zen de las estrellas nos muestra cómo el enfrentar los retos futuros nos puede llevar al espacio exterior y a explorar la conciencia cósmica. St. Clair, más que cualquier otro, sabe que somos capaces de cambiar el resultado de las premoniciones y profecías, precisamente porque podemos predecirlas. Si adquirimos conciencia de los probables resultados que no deseamos, abrimos nuestra conciencia a la posibilidad de crear otras acciones y elecciones con resultados distintos. Este libro trata, por lo tanto, de la acción inteligente y cómo usamos la libertad sagrada de la elección humana.

Venimos a este universo y a este planeta por una razón más que otras: para dar y recibir un amor más grande que el conocido por deidades antiguas y maestros espirituales. Este amor es más grande porque será una manifestación colectiva, escogida individual y conjuntamente. Un amor que transformará los corazones y las vidas de cada persona en este planeta, y por lo tanto la tierra en la q ue vivimos.

Se nos dieron las semillas del amor y de la conciencia cósmica como nuestro destino. Esta conciencia cósmica está diseñada desde su concepción para coadyuvar en la evolución del universo, el planeta Tierra y sus habitantes. No obstante, a nosotros, en el planeta Tierra, se nos dio libertad —libertad sagrada— de escoger.

De manera que la elección entre progresar y autodestruirse es realmente nuestra y no se halla del todo en las manos de Dios.

En este sentido, el libro de St. Clair representa un alejamiento de los patrones convencionales de pensamiento.

El Zen de las estrellas les hará cuestionar su sistema de creencias, realidad y autoridad. Es un documento inusual, un testimonio extraño, un estudio fascinante, pero cuidadosamente anotado. El trabajo de St. Clair en su viaje en, a través y más allá del tiempo es la culminación de una vida de trabajo por parte del autor.

St. Clair explica las matemáticas del tiempo, o porqué y cómo los sistemas de creencias son nuestros mapas de la realidad debido a que le dan forma a lo que percibimos. Después se interna en la iconografía y significado de los iconos estelares y el destino oculto del hombre.

Ustedes están a punto de embarcarse en la aventura espiritual de un proceso histórico llamado espacio-tiempo, o magia, alta magia. Seha dicho que la alta magia es el Yoga del Occidente, de manera que St. Clair resulta ser un yogi occidental. La magia es procesada por medio del sexto sentido, un estudio del cual el mago nos cuenta hacia el final de este libro.

Prever y predecir el futuro como si fuera ya el pasado ha sido el don de St. Clair, su vocación, profesión y ocupación desde la niñez. Hoy día, da charlas sobre este procedimiento a un público más amplio. Sus colegas han dicho que es el astrólogo de los astrólogos.

Escribió el Zen de las estrellas para poner su sabiduría a disposición del mundo, para promover elecciones sanas y enseñar: El sendero del mago.

St. Clair explica los tránsitos alquímicos del mundo, sus líneas ocultas de tiempo, ciclos eternos, civilizaciones antiguas y culturas modernas de la guerra y del arte. Discute la filosofía perenne del mundo, arquetipos, geometría sagrada y centros sagrados. Muestra cómo se delinea el pasado, presente y, sí, el futuro de la humanidad.

St. Clair combina sus propias experiencias y deducciones con su habilidad para la advertencia psíquica para vislumbrar los tiempos en los que estamos entrando. En este trabajo, St. Clair decidió contar su propia historia en forma de un pintoresco e imaginativo thriller. Este libro es un trabajo mágico que nos muestra en dónde estamos parados, revelándonos tiempos ocultos por venir y ayudándonos a comprender las elecciones que nos esperan.

Ser un mago es asumir el lugar apropiado —por nacimiento— de cada uno en el cosmos. Cuál es ese lugar es algo que será descubierto por cada alma.

Al formar una comunidad con el Sol, la Luna, las estrellas, los planetas, las galaxias y el espíritu de la conciencia cósmica, nos damos cuenta de la Uni-cidad de todas las cosas. Convertirse en un mago, sugiere St. Clair, es convertirse en algo más que simplemente humano, dado que sólo al satisfacer en realidad nuestro potencial humano máximo es que actualizamos y conseguimos nuestro destino.

La narrativa de St. Clair equivale a un viaje a través del espacio y del tiempo, revelando su existencia psíquica sensible y vulnerable. El hecho de que se encuentre vivo para seguir haciendo predicciones y coadyuvar en el futuro que tan acertadamente describe es la luz de su propia existencia. Colocar al Zen de las estrellas en contraste con la memoria colectiva de la humanidad —desde la Atlántida de hace doce milenios hasta bien adelante del vigésimo segundo siglo de nuestra era— es algo en verdad cautivador.

La pasión de St. Clair por su ministerio se extiende por medio de su presencia a los clientes a los que aconseja, y por medio de conferencias ante astrólogos y grupos. Demuestra el acto mágico de la fe en lo que puede hacerse, en oposición al destino. Es un momento importante en el tiempo que el mago-sabio esté dispuesto a compartir con el mundo: el diseño cósmico del espacio-tiempo y la nueva sociedad en evolución dispuesta a surgir; un tiempo en el que Plutón se mueve a través de las últimas cuatro constelaciones del Zodiaco durante el siguiente medio siglo, para proclamar nuestra era de la conciencia y para transformar el mundo.

St. Clair propone paralelismos apropiados entre la historia registrada, nuestro presente, el futuro, y alineaciones planetarias importantes, los cuales ha estudiado de manera diligente y comparado a lo largo de muchos años. En Zen de las estrellas ha completado por fin su teoría, misma que es presentada aquí por primera vez.

Zen de las estrellas es testigo del tiempo, del Zeitgeist actual, en el que St. Clair describe sus encuentros con hombres y mujeres de las más diversas condiciones. Es su trabajo, nos es dado conocer al hombre de pensamiento y de acción, el mago que escoge y crea de manera conciente y al hombre que se manifiesta intencionalmente.

La vida de St. Clair muestra que ha estado y ha sido parte de este mundo (aunque no de él), antes de disponerse a contemplarlo. Al principio de su carrera se preparó para ser un general, un abogado y un banquero inversionista. Después dirigió su vista hacia la comunicación y la comprensión, a todo lo que fuera espiritual.

Durante su carrera, St. Clair ha aconsejado de manera confidencial a un vasto número de clientes internacionales a los cuales ayudó a cumplir sus destinos. Fue testigo —si no es que fue parte de— la consecución de muchas trayectorias profesionales y privadas. La red personal de destinos en las cuales el mago fue parte (y todavía lo es), resulta impresionante aun para los más experimentados.

St. Clair sabe que uno es el dueño de su propio destino y ayuda a aquellos que lo consultan a comprender este importantísimo hecho. Habiendo madurado en un momento peligroso, es un pensador de avanzada y el astrólogo más notable del planeta. St. Clair enmienda la plana en asuntos misteriosos desde las predicciones de Nostradamus hasta las visiones de Orwell y la mitología sánscrita.

Nos conduce a través del cumplimiento de las profecías, desde la Atlántida hasta el surgimiento del poder ario, así como los controles ocultos detrás de ello, a los cambios de la tierra y más allá de nuestros tiempos. Pasó una buena parte de su vida en el estudio de textos antiguos y escrituras ocultas. En la actualidad es esencialmente un sabio, uno de los magos de la Edad de Oro.

Este es un amplio libro de advertencia a la humanidad. No es apocalíptico, sino bastante esperanzador: diseña la nueva sociedad tribal, de alta tecnología, primitiva y acuática, sin guerras, fronteras, límites, bloques o gobiernos en la que, según sus predicciones, nos encontraremos después del año 2050. Los dioses llenarán el universo, tal es el futuro que su conciencia vislumbra con insistencia. Él les invita a descubrir esto por ustedes mismos, ya que su meta es compartir el secreto y el conocimiento sagrado de los antiguos magos astrales.

Este trabajo sitúa a St. Clair en el linaje espiritual de las mentes mágicas de la humanidad, por cuanto representa su trabajo, de Apolonio al maestro Eckhart, pasando por Nostradamus. El maestro St. Clair perpetúa una tradición sagrada de miles de años. En este momento, es un poderoso —y posiblemente el más acertado— mago vivo.

Sus predicciones astrológicas han soportado el paso de los años, como ustedes podrán comprobar.

A diferencia de adeptos previos y místicos que han mantenido sus conocimientos en secreto, él los comparte con ustedes de forma inteligente. Al voltear la página, entrarán en un mundo de alta magia esotérica, un universo de ciencia hermética, un ámbito de capacidades creadoras. Serán iniciados, de manera amable, en arte antiguo, el ritual sagrado de la astrología espiritual, el arte de la decodificación del reloj galáctico del destino en tanto el tiempo-espacio se reviste de una forma totalmente nueva y un significado redescubierto por el astrólogo St. Clair.

St. Clair les permite leer fragmentos de su diario personal de magia, dándoles la bienvenida a su santuario bendito de conocimiento holístico y comprensión cósmica, donde la ciencia y el misticismo se reúnen con la magia estelar. La zona gris — el amanecer de una sociedad nueva— se vuelve vívida y colorida en este libro acerca del viaje de la colectividad humana al futuro y más allá.

La magia estelar es el arte de la creación cósmica. Este maestro ha creado una obra de arte más allá del tiempo, que apunta a la esquina de la nada. Ustedes tienen en sus manos un libro de arte, una autobiografía, así como un brillante legado de predicciones para el siglo XXI. De una manera sutil, este hermoso logro es también una antología de los magos más significativos, de los místicos y de las mentes científicas del género humano. Quizá una vez cada década, uno se encuentra con un libro que tendrá un impacto mayúsculo en el mundo. Tal es el caso del Zen de las estrellas.

__________________________________________________________________________________________________________

El Proyecto Camelot entrevista a Michael St. Clair, un renombrado futurista y visionario, en la mágica Chateau de Chillon en Montreux. St. Clair ha escrito un libro llamado Zen of Stars (El Zen de las Estrellas) que habla de las transformaciones y cambios de la Tierra en los próximos años.

Como él dice: Somos seres psíquicos habitando una realidad física.

St. Clair es un sintesista que cubre áreas como la astrología, astronomía, cosmología y la evolución del alma humana. Inspirado por el trabajo de Krishnamurti, habla del futuro de nuestro planeta Tierra y de nuestro creciente despertar que nos está lanzando hacía una visión bien informada de la fusión de realidades.

Su trabajo se centra en la noción del crecimiento de pequeñas comunidades y lugares seguros donde todo aquel que desee quedarse en los próximos años podrán vivir de acuerdo con sus ideales mientras mantienen la calma necesaria para ser ancladeros de refugios para los que sigan.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5 (final)

Web de Michael St. Clair

  • Calendario

    • diciembre 2017
      L M X J V S D
      « Oct    
       123
      45678910
      11121314151617
      18192021222324
      25262728293031
  • Buscar