Así es como la Matrix invade tu Cuerpo, Mente y Alma.

Título original: This is How the Matrix Invades Your Body, Mind and Soul

Por Sigmund Fraud
Waking Times

Traducido por FTG

https://i2.wp.com/www.wakingtimes.com/wp-content/uploads/2015/02/Aspartame-Associated-with-Brain-Oxidative-Stress.jpg

El estrés es una auténtica pandemia, un ataque de espectro completo sobre los sistemas nervioso e inmunológico que contribuye en gran medida a la mala salud y malestar en nuestro mundo. Pocos estarían en desacuerdo de que la vida moderna es mucho más estresante de lo que debería ser, y cuando se consideran sus principales fuentes, parece ser una característica incorporada de la sociedad contemporánea que nos ataca a nosotros, las masas, para crear desarmonía, debilitación, agitación , apatía y dependencia.

Viene a nosotros desde todos los ángulos en la matrix , y en su raíz es nuestra esclavitud a un sistema económico que garantice la deuda eterna colectiva a un cártel de banqueros privados y amos del dinero. Para apoyar esta falsa economía estamos preparados para ser buenos consumidores y trabajadores diligentes, criados para valorar el crecimiento económico y la prosperidad material por encima y más allá de los intereses humanos y el sentido común. Para esto, tomamos el trabajo que no nos gusta y nos comprometemos a estar ocupados todo el tiempo con el fin de “llegar a fin de mes”, mientras que las monedas fiat (deuda) por las que nos afanamos nos degradan y alejan de la verdadera prosperidad.

La vida moderna es a menudo y con razón llamada la carrera de ratas, y en cada giro nos bombardean con el marketing del estilo de vida que nos sugiere lo que se supone que debemos ser, lo que se supone que debemos vestir, lo que se supone que debemos conducir, qué tipo de amigos debemos tener, e incluso a quién debemos mirar hacia abajo y odiar. Invadir nuestros cuerpos con basura tóxica que nos venden como alimento , invadiendo nuestra mente con la propaganda constante y la programación del miedo de los gigantes corporativos y traficantes de la guerra, es difícil escapar el mensaje de que la vida es una lucha terrible que merece nuestra constante vigilancia y diligencia . Siempre debemos luchar o huir.

Atacar primero el sistema nervioso, el estrés nos hace perder el sueño y perder nuestra capacidad de reconocer que necesitamos descansar, entonces olvidamos que también necesitamos silencio y quietud. En este estado, nuestros sistemas inmunológicos físicos y emocionales entonces ceden y somos víctimas de enfermedades, malestar y depresión. Empezamos a dudar de nosotros mismos y de nuestro inherente poder como seres humanos a elevarsnos por encima de la adversidad, y nos agachamos en una lucha diaria, renunciamos a las cosas que realmente queremos en la vida, para siempre condenados a girar en la rueda de hámster de la matrix.

Se desencadena y re-desencadenada por las cabezas parlantes que aparecen ahora en los televisores en todos los espacios públicos, por locos policías militantes que nos acechan en los coches de policía con ventanas oscuras polarizadas, y por un gobierno que crea amenazas globales con el fin de asustarnos para que aceptemos su red protectora, el estrés es la forma más efectiva de mantenernos al margen y fuera del juego.

Por lo tanto, nos volvemos hacia los antidepresivos y el alcohol, a la distracción y el entretenimiento, y luego esas pocas horas de vida que recibimos fuera del trabajo son gastadas en un creciente frenesí de la sobreestimulación y el consumo con el fin de hacernos creer que esta es la clase de vida que vale la pena vivir. Sin embargo, cuanto más profundo es nuestro compromiso con esta prisión tecnológica, más nos separamos del espíritu y del alma. Entonces el sistema inmunitario espiritual también se rinde y somos fácilmente corrompidos moral y éticamente, y cada vez más envueltos en la matriz para sobrevivir.

“Si no sabes cada día que estás violando tu propia alma con el fin de encajar en las exigencas de la matrix, entonces enfermarás, eso te dará una depresión.” Soren Dreier

El estrés es el arma definitiva para desestabilizar a la gente común y llevarlos a la desarmonía y a la dependencia, y los arquitectos de la matrix han usado esto para mantenernos agitados e irritados, de modo que recurrimos a ellos para remedios y olvidemos cuestionar el significado de todo esto.

Somos seres espirituales, llevados en la vida de vigilia por cuerpos densos y pesados que son meras colecciones de átomos zumbando que resuenan con nuestro ambiente. Somos milagros andantes, hechos de más espacio que materia. El cuerpo humano está diseñado para repeler y recuperarse de achaques, enfermedades, lesiones e incluso insultos, y el sistema inmunológico protege y repara no sólo el cuerpo físico, sino también los cuerpos emocional y espiritual. Cuando matenemos un estado constante de estrés nos mantienemos con mala salud, enfermedades crónicas y más críticas, desde el profundo descubrimiento de que somos seres espirituales de potencial infinito.

 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s