El Misterioso Pueblo De Los Queros, Guardianes Del Conocimiento

Los Queros son los descendientes directos de los Incas.
Buscaron refugio en las montañas a más de 4.200 metros de altitud, escapando de los conquistadores.
Ahí estuvieron durante 500 años y han custodiado el conocimiento original y la sagrada profecía sobre un gran cambio (Pachacuti), esperando el momento en que este mundo, daría un giro, retornando la armonía y poniendo fin a la epoca de caos y desorden.
Los Queros han vivido en sus aldeas en lo alto de los Andes, prácticamente aislados del mundo.
Durante la celebración de la fiesta anual del “Regreso de las Pléyades”,
las personas ahí reunidas, se quedaron asombradas al ver aparecer a los Queros, vestidos con el emblema inca del Sol, anunciando que el tiempo de las profecías había llegado. “Les hemos estado esperando durante 500 años”.
La antigua profecía menciona que, este es el momento del gran encuentro, llamado Mastay y es tiempo de la integración de los pueblos de los cuatro puntos cardinales.

Así Habla un Q´ero por Nicolas Pauccar – Conferencia:

Anuncios

La era de la Toxicidad: El Enlace entre el Estrés, el Magnesio, y la Enfermedad

Título original: The Age of Toxicity: The Link Between Stress, Magnesium, & Disease

Por 

Traducido por FTG

desk_woman

Nuestro mundo está invadido con la toxicidad, la radiación y materiales sintéticos gracias a productos químicos tóxicos, productos farmacéuticos, vacunas, alimentos transgénicos, y más. Y mientras que los medios de comunicación siguen viviendo bajo el aluvión de leyes aprobadas por el gobierno, etiquetas, e ideales, hay constante investigación desaprobando  la seguridad de las tantas cosas que ocurren en nuestro mundo.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el 60% de los adultos en los Estados Unidos no están recibiendo el requerimiento promedio estimado de magnesio. La cantidad dietética diaria recomendada de magnesio es de un escaso 300-400 mg , sin embargo, lo que está muy por debajo de la cantidad de este preciado y primordial mineral que las personas realmente necesitan. Esto significa que el adulto estadounidense promedio está realmente hambriento de este, lo que lleva a la desnutrición y las enfermedades. (n.delT.:en general el mundo occidental influenciado por USA tiene las mismas carencias de magnesio)

Una dosis verdaderamente saludable de magnesio debe de estar alrededor de los 1.000 mg, debido a las tensiones celulares que causan que los niveles de magnesio caigan significativamente. La radiación, químicos y metales pesados ​​ponen una increíble cantidad de estrés en los órganos, tejidos y células, y sin una cantidad suficiente de magnesio en el cuerpo, no pueden filtrarse tales toxinas.

Así, mientras que nuestro nivel de toxicidad se incrementa, nuestro nivel de magnesio disminuye, y el resultado es la mala salud . A partir de las reacciones alérgicas a la gripe, a la diabetes, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer y problemas neurológicos, el cuerpo reacciona a la ausencia de un mineral tan valioso de formas terribles.

A medida que los niveles de magnesio siguen disminuyendo, debemos tratar de entender cómo podemos tratar a nuestros cuerpos en un mundo en el que estamos luchando para mantener nuestra salud a pesar de nuestra constante exposición a la toxicidad.

Mientras que un suplemento puede sonar como una solución rápida, la dosis que pudiera requerir puede trabajar en contra de nosotros, aflojando los intestinos, dice el doctor Marcos Sircus , que señala en su libro La terapia transdérmica de magnesio que el aceite de magnesio es una manera fácil de aumentar nuestros niveles de este mineral esencial. Se aplica directamente sobre la piel o poner en baños medicinales para la absorción transdérmica, dice que, “Uno puede relajarse en un baño medicinal, sin la prescripción de un médico o simplemente ponerlo en la piel y tener a alguien que te masajee para un efecto sublime.”

Los trastornos mentales también pueden estar relacionados con la deficiencia de magnesio. De acuerdo con la revista British Journal of Psychiatry, las personas que consumen una dieta rica en alimentos procesados ​​tienen un 58 por ciento mayor riesgo de depresión .

Ellos van a explicar que una dieta de alimentos integrales es una aportación necesaria para la prevención de la depresión, ya que consiste en el consumo de alimentos con una gran variedad de nutrientes importantes, mientras que una rica en alimentos procesados ​​no. El Dr. Sircus dice que junto con una dieta de alimentos integrales, las personas deben también estar consumiendo una dieta rica en magnesio, ya que sin el, nuestro estado mental y emocional sufre.

Sabiendo que nuestros niveles de estrés están relacionados con el agotamiento del magnesio, es incluso más preocupante observar que una reciente encuesta realizada por Gallup reveló que el 67% de los estadounidenses están consumiendo más alcohol sobre una base regular.

La investigación ha encontrado una conexión seria entre cómo los niveles de estrés dan lugar a un aumento del consumo de alcohol. Y el aumento de la ingesta de alcohol provoca un alza de la excreción urinaria de magnesio poco después de la ingestión  tanto como un 260% por encima de los valores basales. Sin embargo, todo el problema se podría solucionar si simplemente aumentamos nuestra ingesta de magnesio con el fin de agotar los trastornos emocionales, el cual obstaculizaría nuestro deseo de consumir grandes cantidades de alcohol.

De alguna manera, a pesar de que los investigadores de todo el mundo son muy conscientes de la necesidad de la ingesta de magnesio, y los médicos para llegar a el como un medio para tratar a pacientes que sufren de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, el problema de su agotamiento como resultado de la toxicidad permanece en gran parte ignorado. ¿Las “autoridades” realmente tienen el mejor interés de la gente en el fondo, entonces? Podríamos haber disminuido nuestros problemas de salud mental y física, reducir las facturas médicas suficientemente, y vivir más tiempo y con mejor salud si sólo pudiéramos permitir que la verdad se convierta en una realidad.

¿Es una cuestión de control de la población? De las compañías farmacéuticas que tratan de impulsar las drogas de síntesis en nosotros para construir sus imperios? El Dr. Sircus observa que, si bien no son selectivos antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS) y antipsicóticos atípicos en el mercado los que están siendo impulsados, la realidad de la situación es que no existe un sustituto para el magnesio.

Victimismo Crónico: Personas que funcionan en “modo queja”

Fuente: Rincón de la Psicología

Todos, en algún que otro momento, hemos asumido el papel de víctimas. Sin embargo, hay personas que se convierten en víctimas permanentes, sufren lo que podríamos considerar como un “victimismo crónico”. Estas personas se disfrazan de falsas víctimas, ya sea de forma consciente o inconsciente, para simular una agresión inexistente y, de paso, culpar a los demás, liberándose de toda responsabilidad.
En realidad, el victimismo crónico no es una patología, pero podría desembocar en un trastorno paranoide, cuando la persona insiste en culpar continuamente a los demás de los males que padece. Además, esta forma de afrontar el mundo, de por sí, conduce a una visión pesimista de la realidad, que produce malestar, tanto en la persona que se queja como en quien recibe la culpa.
En muchos casos, la persona que abraza el victimismo crónico termina alimentando sentimientos muy negativos, como el resentimiento y la ira, que desembocan en un victimismo agresivo. Es el típico caso de quien no se limita a lamentarse sino que ataca y acusa a los demás, mostrándose intolerante y vulnerando continuamente sus derechos como personas.

Radiografía de una víctima crónica

– Deforman la realidad. Este tipo de personas creen firmemente que la culpa de lo que les sucede es de los demás, nunca es suya. En realidad, el problema es que tienen una visión deformada de la realidad, poseen un locus de control externo, y creen que tanto las cosas positivas como las negativas que ocurren en su vida no dependen directamente de su voluntad, sino de las circunstancias externas. Además, sobredimensionan los aspectos negativos, desarrollando un pesimismo exacerbado que les llevan a centrarse solo en las cosas negativas que les suceden, obviando las positivas.
– Hallan consuelo en el lamento. Estas personas creen que son víctimas de los demás y de las circunstancias, por lo que no se sienten culpable ni responsables de nada de lo que les sucede. Como resultado, lo único que les queda es lamentarse. De hecho, suelen encontrar placer en el acto de quejarse porque así asumen mejor su papel de “pobres víctimas” y logran llamar la atención de los demás. Estas personas no piden ayuda para solucionar sus problemas, solo se lamentan de sus desdichas en la búsqueda desenfrenada de compasión y protagonismo.
– Buscan culpables continuamente. Las personas que asumen el papel de víctimas eternas, desarrollan una actitud recelosa, suelen creer que los demás siempre actúan de mala fe, solo para ponerles la zancadilla. Por eso, suelen tener un afán casi morboso por descubrir agravios nimios, sentirse discriminados o maltratados, solo para reafirmar su papel de víctimas. Así, terminan desarrollando una hipersensibilidad y se convierten en especialistas en formar una tormenta en un vaso de agua.
– Son incapaces de realizar una autocrítica sincera. Estas personas están convencidas de que no tienen la culpa de nada, por lo que no hay nada que criticar en sus comportamientos. Como la responsabilidad es de los demás, no aceptan las críticas constructivas y, mucho menos, realizan un examen de conciencia a fondo que les lleve a cambiar su actitud. Para estas personas, los errores y defectos de los demás son intolerables, mientras que los propios son una simple sutileza. Después de todo, las víctimas son ellos.

¿Cuáles son sus estrategias?

Para que una persona pueda asumir el papel de víctima, tiene que haber un culpable. Por tanto, debe desarrollar una serie de estrategias que le permitan lograr que la otra persona asuma la culpabilidad en el asunto. Si no somos conscientes de estas estrategias, es probable que caigamos en sus redes y que incluso estemos dispuestos a cargar con toda la culpa sobre nuestras espaldas.
1. Retórica victimista
Básicamente, la retórica de esta persona se dirige a descalificar los argumentos de su adversario. Sin embargo, en realidad no refuta sus afirmaciones con otros argumentos que sean más válidos, sino que se encarga de que la otra persona asuma, sin darse cuenta, el papel de atacante.
¿Cómo lo hace? Simplemente asume el rol de víctima en la discusión, de forma que la otra persona quede como alguien autoritario, poco empático o hasta agresivo. Es lo que se conoce en el ámbito de la argumentación como “retórica centrista” ya que la persona se encarga de mostrar a su adversario como un extremista, en lugar de preocuparse por refutar sus afirmaciones. De esta manera, cualquier argumento que esgrima su adversario, será solo una demostración de su mala fe.
Por ejemplo, si una persona se atreve a contrastar una afirmación con un hecho irrefutable o con estadísticas provenientes de fuentes fiables, la víctima no le responderá con hechos sino que dirá algo así como: “Siempre me estás atacando, ahora dices que miento” o “Estás intentando imponer tu punto de vista, haz el favor de disculparte”.
 
2. Retirada victimista
En algunos casos, el discurso de la víctima está dirigido a eludir su responsabilidad y evitar tener que disculparse o reconocer su error. Por eso, intentará escabullirse de la situación. Para lograrlo, su estrategia consiste en desprestigiar el argumento del vencedor, pero sin llegar a reconocer que estaba equivocado.
¿Cómo lo hace? Una vez más, asume el rol de víctima, juega con los datos a su antojo y los manipula a su conveniencia con el objetivo de sembrar la confusión. Básicamente, esta persona proyectará sus errores en el otro.
Por ejemplo, si una persona le responde con un dato comprobado, que niega su afirmación anterior, la víctima no reconocerá su error. En todo caso, intentará hacer una retirada digna y dirá algo así como: “Ese hecho no niega lo que he dicho. Por favor, no cree más confusión y caos” o “Me está culpando de confundir a los demás, no tiene educación, es evidente que es inútil discutir con usted porque no atiende a razones”, cuando en realidad quien crea el desconcierto es él mismo.
3. Manipulación emocional
Una de las estrategias preferidas de las víctimas crónicas es la manipulación emocional. Cuando esta persona conoce bastante bien a su interlocutor, no dudará en jugar con sus emociones para poner el tablero a su favor y adoptar el rol de víctima. De hecho, estas personas son muy hábiles reconociendo emociones, por lo que utilizan cualquier resquicio de duda o culpa en su beneficio.
¿Cómo lo hacen? Descubren el punto débil de su adversario y explotan la empatía que este puede sentir. De esta forma, terminan envolviéndole en su tela de araña, para que esa persona adopte toda la responsabilidad y el papel de verdugo, mientras ellos se quedan cómodos en su rol de víctimas y pueden seguir lamentándose.
Por ejemplo, una madre que no quiere reconocer sus errores, puede poner la culpa en el hijo diciendo cosas del tipo: “Con todo lo que he hecho por ti, y así me pagas”. Sin embargo, este tipo de manipulación también es muy común en las relaciones de pareja, entre amigos e incluso en el ámbito laboral.

¿Cómo enfrentar a este tipo de personas?

El primer paso consiste en darse cuenta de que estamos ante una persona que asume el rol de víctima. Luego, se trata de resistir el embate y no dejar que nos enrede en su juego. Lo más sensato es decirle que no tenemos tiempo para escuchar sus lamentaciones, que si quiere ayuda o una solución, con gusto le ayudaremos, pero que no estamos dispuestos a perder tiempo y energía escuchando continuamente sus quejas.
Recuerda que lo más importante es que estas personas no te arruinen el día descargando en ti su dosis de negatividad y, sobre todo, que no te hagan sentir culpable. No olvides que solo te puede herir emocionalmente, aquel al que le des suficiente poder.

 

Las 3 Vertientes del Yoga

Por Ramiro Calle

Ahora que muchas corrientes de lo que podríamos llamar “yogas” modernos han traicionado la esencia del verdadero yoga, es más necesario que nunca recordar las tres vertientes básicas del verdadero yoga e indagar un poco en las mismas. Como señalara Mircea Eliade, el yoga es el eje espiritual de Oriente. Es método, práctica, adiestramiento psicoespiritual. Es el primer método de mejoramiento humano del Orbe y no es ni gimnasia, ni deporte, ni una religión, ni un culto, ni un dogma. Es un procedimiento especifico para la evolución consciente y el desarrollo interior.

Una vertiente es el yoga como una técnica espiritual; otra, como un método de saneamiento psicológico; otra como un sistema de control psicosomático. Si el occidental ha optado sobre todo por la vía del control psicomático es porque padece de muchos desórdenes físicos y psíquicos, que se traducen como trastornos psicosomáticos. Se ha relegado así, muy a menudo, el yoga como técnica espiritual, que es por cierto la médula de las primeras manifestaciones yóguicas hace más de cinco mil años. Hay una propensión a servirse del yoga como una técnica de control psicosomático o de purificación y armonización psicológica, a fin de irse liberando de complejos, traumas, torturadores internos, agujeros psíquicos, frustraciones y represiones que fragmentan, desgastan y roban lo mejor de los potenciales del alma.

Lo idóneo es unificar las tres corrientes o vertientes del yoga, pues no deben excluirse, sino complementarse. Cuando hablamos de la vertiente espiritual, no nos referimos a un tipo de espiritualidad asociada a alguna religión o culto, a ningún sistema religioso institucionalizado. Son respetables todas las creencias, pero el yoga se mueve por experiencias y no por creencias.

Como el ser humano es un conjunto de planos, hay que trabajar sobre todos ellos, desde el somático al espiritual, sin dejar de lado el energético, el mental y el emocional. Lo necesario es, finalmente, una mutación de la consciencia que nos permita percibir lo que escapa a lo sensorial y a lo intelectual. El pensamiento es insuficiente y él mismo debe comprender que tiene que rendirse para que surja el conocimiento más allá del simple intelecto. O sea, que hay que ir más allá del pensamiento. De lo manifiesto, a lo inmanifiesto; de lo que es con forma, a lo informe. Es el viaje de la servidumbre a la libertad. Hay que cultivar el pensamiento correcto para servirnos del mismo en la vida diaria, pero el viaje hacia los adentros no se sustenta solo en el pensamiento, sino en un tipo especial de intuición que realmente transforma. Tenemos que aprender a desenvolvernos en la vida diaria y en nuestro universo interior.

La meditación juega un papel esencial en las tres vertientes del yoga. Ayuda espiritualmente, por supuesto, y también coopera en sanear y equilibrar la psique y en armonizar la unidad psicosomática, previniendo sobre trastornos en este sentido. El alcance de la meditación es enorme, y no solamente hay que tomarla como una técnica de tranquilización, porque su fin último es la transformación interior para poder conectar con nuestra naturaleza real. No se puede convertir la meditación en un analgésico espiritual. Su propósito es darle un vuelco a la mente que nos permita experimentar “golpes de luz” o especiales intuiciones para obtener otra manera de percibir y ser.

Un hombre pasa 25 años aislado en el desierto excavando cavernas místicas a mano.

Título original: Man Spends 25 Years Isolated In Desert Carving Mystical Caverns By Hand

Traducido por FTG

En el alto desierto del norte de Nuevo México, se pueden oír los sonidos de un hombre en trance en su trabajo subterráneo en una cueva. Verás una pequeña entrada que se abre en una caverna, donde Ra Paulette ha pasado los últimos 25 años tallando piedra arenisca de Nuevo México en magnífico arte. Se ha pasado años haciendo este trabajo con la única compañía de su perro.

Cuando se le preguntó si él es un hombre obsesionado con la excavación de la cueva, él da una respuesta muy reflexiva: “¿Está un niño obsesionado con el juego?” Se sincera al decir, que cuando te gusta lo que estás haciendo, te ves obligado a hacerlo todo el tiempo. Ve sus majestuosas piezas como proyectos ambientales; su objetivo es inspirar a la gente de tal manera que se abran emocionalmente, en respuesta a la magnitud y el poder de lo que evocan sus tallas.

Se puede decir que ha creado la magia en las cuevas subterráneas que él ha tallado. Ellas son a la vez íntimas y sobrecogedoras.

Curiosamente, Ra no se ve a sí mismo como un artista, sino simplemente como un hombre expresando su sentido de la maravilla de una manera apasionada. Me permito disentir con su opinión de que no es un artista. Lo que ha creado, es arte habitable de una potencia increíble.

El vídeo que estás a punto de ver cuenta el resto de su historia, y te da un recorrido por sus magníficas cuevas. Increíblemente, su trabajo no tuvo notoriedad hasta que un realizador pidió que hiciera un documental sobre Ra. Llamado “Cave Digger (Cueva Digger)”, ¡la película terminó ganando un Oscar! Por favor comparte tus reacciones a esta historia del pacífico hombre que su propósito era una dedicación a su oficio.
Puedo garantizarte que estás a punto de ver algo que nunca has visto antes.

 

El Fin de la Infancia: la agonía de nuestra pubertad colectiva.

Título original: Childhood’s end The agony of our collective puberty.

Por Jay Weidner y Sharron Rose

Traducido por FTG

El paso de la infancia a la edad adulta sucede cuando el niño empieza a darse cuenta de que la vida es dura, la muerte es segura, y las posibilidades son bastante buenas de que él o ella tengan que luchar por el resto de su vida. Estas duras realidades nos alejan del idealismo, la ingenuidad y las ilusiones de la juventud. También este proceso de maduración causa en los jóvenes a tener una nueva comprensión de lo que significa la responsabilidad y la administración, así como el deseo de dejar huella sobre la realidad y hacer del mundo un lugar mejor. Este proceso se produce como resultado de la experiencia y de la información. Cuando un joven reúne más información a través de la experiencia de la vida él o ella llegan a ciertas conclusiones inevitables.

La investigación inicial en la vida implica el consumo de grandes cantidades de información. Parte de ella es fascinante y cambia la vida, pero es triste decirlo, la mayoría es inútil dentro de los confines de la vida diaria. A medida que uno madura, uno empieza a aprender el arte del discernimiento y a tejer su camino a través de la información, descartando lo que no es útil y manteniendo la que lo es. Así es cómo la información se convierte en conocimiento. Una vez que la información ha ido más allá de los hechos y se ha entretejido en un flujo coherente de conocimientos, un cierto tipo de confianza es engendrada en el individuo.

A medida que captamos y comprendemos el mundo que nos rodea a través del proceso de convertir la información en conocimiento, empezamos a ganar experiencia en una multiplicidad de diferentes facetas de la realidad. Cuando una persona madura su pensamiento, él o ella obtiene un mayor conocimiento y experiencia de la multitud de aspectos aparentemente dispares de la realidad hasta que llegan a una clara cohesión de pensamiento y de mayor nivel de conciencia. Este nuevo nivel de conciencia se produce cuando el individuo comienza a mirar hacia el exterior no sólo para percibir los hechos y las fuerzas que dan forma a nuestra realidad, sino que se enfoca hacia el interior digiriendo y destilando todo lo que ha aprendido y experimentado. Este proceso de maduración, el cual ocurre más tarde en la edad adulta, es llamado gnosis o sabiduría.

Una clave para este proceso es el descubrimiento y la comprensión del poder engañoso inherente a las cantidades masivas de manipulación e impresión psicológica que ha tenido lugar en el transcurso de la vida. Mientras esto ocurre, se gana la habilidad de percibir la realidad desde una perspectiva más elevada y separar de la tormenta de antojos emocionales y adicciones psicológicas, que han velado su conciencia innata y la cohesión como un ser humano. A través de este proceso, uno aprende a discernir con claridad y decidir cuál de estas variedades de conocimiento es importante y significativo para su vida y lo que no lo es.

La recogida de información y experiencia es el primer nivel de este proceso. La actividad de convertir la información en conocimiento es la segunda parte. Convertir el conocimiento en sabiduría es su aspecto final. Nuestra juventud es relativamente corta, confusa y a menudo caótica información. La escuela, instituciones religiosas y los medios nos llenan la cabeza de gigabytes de información. En el momento en que la mayoría de nosotros llegamos a la pubertad, el exceso de información que ha sido vertido en la cabeza hace que la mayoría de nosotros nos mareemos. Es en esta etapa de la vida donde ocurre la separación de aquellos que van a tener un efecto sobre el futuro del mundo y aquellos que no. La súbita comprensión de que la vejez es inminente, la muerte es segura, y trabajar para vivir es una necesidad hace que un gran número de personas se alejen del acto de recogida de información. Dejan de leer. Dejan de hacerse preguntas. Ellos ya no están interesados ​​en el flujo y reflujo de los mecanismos de una realidad más amplia. Ellos se convierten en adormecidos, hastiados, cínicos, derrotados y desensibilizados de la extraordinaria fuerza y belleza del regalo de la vida humana. El segundo grupo abarca la increíble variedad de información que se les ofrece y por la pubertad están convirtiendo la información en conocimiento. En este momento de su vida, a través de la devoción, el enfoque y la disciplina, estas personas comienzan a sobresalir en sus áreas elegidas de exploración ya sea matemáticas, ciencia, deportes, artes y muchos otros campos de emprendimiento.

Mucho tiempo después de la universidad, el nacimiento de los hijos, y la ansiedad sobre el empleo, si tienen suerte, un maravilloso nuevo proceso mental maravilloso comienza. Se inicia a finales de los 30 y 40. Las conexiones sinápticas en el cerebro que fueron desconectados unas de otroas con anterioridad ahora se han tejido a sí mismas en una situación en la que los innumerables vainas de conocimiento comienzan a interconectarse. Revelaciones, visiones y comprensión de sus propios dones y lugar único en la naturaleza de la experiencia humana comienzan a ocurrir. Esta interconexión de pensamientos destila experiencia en sabiduría. Este siguiente nivel de discernimiento, no sólo engendra la creación de libros, películas, tratados filosóficos, invenciones e innovación, sino que también trae consigo una cierta paz interior y la sensación de plenitud de la que los inmaduros carecen.

Sumergidos por completo en la vida y la expresión creativa, el miedo a la muerte comienza a retroceder. Desde esta elevada perspectiva espiritual, los que alcanzan la sabiduría comienzan a mirar el mundo que les rodea y dan testimonio de las evidencias dispuestas delante de ellos. Sí, la visión de conectividad, belleza y maravilla que inspiran su búsqueda aún vive dentro de sus corazones. Sin embargo, al mismo tiempo, la evidencia innegable de una realidad patética e inmadura llena de destrucción, división, nihilismo, egoísmo, avaricia y depravación sexual está siempre presente. Hay una razón por la qué a los estudiantes no se les permite estudiar la Cábala (Kabbalah) hasta que tienen 35 años de edad. El intelecto humano no puede ser lo suficientemente maduro hasta esa edad para comprender plenamente la dinámica interna de la Cábala o cualquiera de las otras tradiciones espirituales y esotéricas profundas que han sido dejadas para nosotros.

Hasta alrededor de 1992, la raza humana vivió y operó de una manera muy aislada. Hasta la invención del teléfono, el telégrafo, el automóvil y el tren en la década de 1900 las personas estuvieron aún más aisladas. En realidad, solamente en los últimos 50 años es cuando la raza humana se ha vuelto plenamente consciente de las vastas y variadas culturas, lenguas y pueblos que existen sobre la Tierra.

Pero en 1992, algo sucedió. Mientras que la mayoría de la raza humana antes eran como niños aislados en el bosque rodeado de lobos, confusos y simplistas, en 1992, el primer flujo coherente de información ha sido puesto en libertad en todo el planeta al mismo tiempo. Fue llamado apropiadamente la World Wide Web (Internet). Por primera vez en la historia humana, cualquier ser humano que tenía un ordenador portátil o un ordenador podía acceder a toda la información relativa a la gran riqueza de la historia humana, su experiencia y expresión.

Este cambio fue desconcertante y confuso al igual que lo fue la escuela cuando la empezamos por primera vez. Una sorprendente recopilación y expansión mental de los mejores y los peores aspectos de la actividad humana, Internet nos abrumado con hechos, distracciones, desinformación, mentiras, distorsiones, esperanzas y temores, todo. Se convirtió en un espejo de lo que somos como especie y el reflejo de nuestra psique colectiva. Los críticos surgieron denunciando que Internet era un revoltijo de ideas falsas, un libertad para todos, un lugar donde un ama de casa en San Antonio tenía el mismo poder y voz que un columnista del New York Times. Se puede decir con seguridad que Internet ha sido y es una tierra de increíbles oportunidades, confusión masiva y una de las herramientas más importantes que jamás haya sido inventadas por la raza humana.

2012 representó el 20 aniversario de este gran evento. A lo largo de este tiempo, a través del consumo, la digestión e integración de grandes cantidades de información, muchas personas han empezado a notar que hay un despertar espiritual ocurriendo. Es sólo un ruido por debajo de la superficie, pero todos podemos sentirlo. Cada vez más tenemos la sensación de que tiene que haber algo más en la vida humana que la esclavitud a las manipulaciones y los caprichos de lo que muchos llaman Los Controladores. Elevándose como una poderosa marea, el anhelo colectivo por una mayor claridad, intimidad, comunidad y armonía es el resultado de 20 años de interminable información siendo vomitada por Internet.

Desde nuestra metafórica perspectiva , la raza humana en los últimos 20 años ha pasado de ser un bebé lactante perdido en el bosque a un joven adulto postpubertad. Los mismos procesos que convierten a un niño en un adulto son los mismos procesos que están ocurriendo en todo el mundo en este preciso momento en el tiempo. Al principio, como la escuela, Internet era un revoltijo de información que estábamos recibiendo a pesar de siquiera cuestionarnos o entender por qué lo hacíamos. En la escuela estábamos alimentados a la fuerza por la perspectiva condicionada prevalente en las matemáticas, lectura, ciencias, historia, filosofía y mucho más, sin siquiera saber por qué nuestros maestros pensaban que estas cosas eran tan importantes. Más tarde, cuando maduramos, nos dimos cuenta de que muchas de estas habilidades, que habíamos aprendido más temprano y que con frecuencia pensábamos que no eran necesarias, de repente eran herramientas muy útiles en el juego de la vida. Los últimos 20 años han sido un viaje de recolección de millones de bits de información, en gran parte inútiles para nuestro crecimiento y madurez física y espiritual como seres humanos.

Ahora el segundo nivel de este proceso se está iniciando. Todos los secretos, la corrupción, la guerra, las razones de las guerras, la comprensión del sistema monetario, la constatación de que las conspiraciones no son teorías, la destrucción del medio ambiente y el naciente conocimiento de que todos los miembros de la raza humana tenemos mucho más en común de lo que jamás supimos antes, se han hecho evidentes para una gran parte de la humanidad. Esto viene a enfrentarse con los más oscuros y más claros aspectos de la integridad del ser humano por personas de todo el planeta marca el inicio de la maduración de la especie humana. Aunque todavía no somos sabios. Pero estamos despertando y tomando conciencia de lo que hay que hacer.

El siguiente nivel en este proceso, al cual llamamos sapientificación y renacimiento espiritual de la raza humana, comenzará a producirse después del 2012. Debido a que Internet es tan maleable, podemos acelerar este loco proceso de sabiduría. Está claro que hay entre nosotros personas que son sabios. Algunas de ellas han creado sitios web que defiendan sus formas únicas de la sabiduría. Estos sitios están tomando las diversas ramas de conocimiento y la interconexión de los mismas para que el resultado genere una nueva visión aclarada de la realidad. Las personas inteligentes y exigentes se sienten atraídas por este tipo de sitios, por una razón fundamental. La información que están ofreciendo, y recordando que la información es la base de la sabiduría, es fidedigna. Los miembros de la raza humana que no han desistido de ver más allá del velo de la gran manipulación mental y emocional de la época, los que saben cómo relajarse, tomar una respiración profunda, sentarse en silencio y reflexionar sobre la información que se ofrece con mentes y corazones abiertos y juiciosos, están llegando todos al estado de sabiduría en este mismo momento. Ellos son los guardianes de la sabiduría del futuro. Estos son los iluminados quienes tienen, abordarán y ofrecerán soluciones a los múltiples problemas a los que nos enfrentamos colectivamente.

Esta dinámica mental, sucediendo a nivel colectivo a través de geografías, idiomas y culturas es el evento más convulso que ha sucedido en la historia humana. Serán estos guardianes de la sabiduría los que llegarán a entender que los muchos errores del pasado, desde las guerras a las fusiones nucleares y catástrofes ambientales son en gran parte el resultado de la naturaleza destructiva infantil de nuestros predecesores quienes indulgentemente exhibían los aspectos más viles y juveniles de sí mismos.

Si bien podemos perdonar los excesos de la juventud, sería imperdonable para nosotros permitir que estos excesos continúen. Ese proceso está comenzando ahora.

¿Qué podemos esperar de una sociedad pueril inmersa en un paradigma espiritual que nos ha enseñado a creer que los seres humanos son esencialmente, viles criaturas pecadoras, dominadas por un dios célibe, enojado y celoso? De esta manera no tenemos que ser sinceros o buenos o amar si podemos estar totalmente inmersos  en la mentira, el engaño y la corrupción con la seguridad de dispensa, que si simplemente “creemos” en alguna “fuerza alienígena”, o “dios” fuera de nosotros podemos ser ‘salvados’.

La información más importante que los seres humanos necesitamos comprender y enfrentar que nuestra infantil ignorancia, nuestra adicción a la distracción, ha permitido que una red criminal corporativa se apoderara de todo el planeta. La venidera sabia raza humana tiene que reconocer que el único camino hacia un futuro en el que se permita absolutamente la verdad, la libertad y la expresión, es encontrar una manera de deshacernos de esta red criminal corporativa. Durante los últimos diez años hemos estado asediado por las más oscuras historias de conspiración, las descripciones más aterradores de desastres, y los susurros de los rumores de una élite que nos gobiernan con mano de hierro.

Hacer frente a estas oscuras verdades es el primer nivel del proceso de maduración humana. Si la madurez es causada por nuestra comprensión de los aspectos más oscuros de la vida, si la madurez es el vaciado de ideas preconcebidas, la comprensión de que somos responsables de nuestras propias acciones, que la vida puede ser dura, a continuación, la maduración de la raza humana se producirá cuando lleguemos a entender la naturaleza oscura de esta red delictiva y la forma de deshacernos de ella.

Con el objetivo de que nosotros lleguemos a la sabiduría colectiva de los aspectos de este proceso, como colectivo vamos a tener que empezar a comportarnos como adultos. Sí, nuestra infancia fue muy divertida y llena de buenos recuerdos, los últimos 6.000 años de algazara en marcha, gritos, puñaladas por la espalda, viviendo entre fantasmas y dejándonos caer en nuestras fantasías más perversas puede haber sido divertido, pero en retrospectiva, altamente destructiva. Sin embargo, al igual que una persona joven en sus primeros años 20, estamos empezando a entender que nuestra sociedad, nuestro modo de vida, e incluso la especie humana también pueden morir, que no somos inmortales.

Con ese entendimiento, al igual que un joven adulto, la raza humana tiene que dejar de lado los hábitos destructivos de la juventud. Debemos darnos cuenta de que la adicción a los videojuegos sin sentido, los productos farmacéuticos, la violencia, violación del medio ambiente y mucho más son la expresión manifiesta de los últimos vestigios de la infancia. Una raza humana sabia desalentaría estas actividades. El argumento de que estas indulgencias debería incluso permitirse parecerían absurdas a una persona sabia y a una raza humana sabia.

La cresta de la ola de esta sabiduría barriendo a través de nuestro planeta está llegando a algunas conclusiones seriamente irrefutables acerca de nuestra situación actual. Al igual que el gordo, deprimido chico adicto a la comida que se despierta un día y se da cuenta que tiene sobrepeso y está sin contacto con la realidad, lo que le obliga a perseguir un estilo de vida saludable, que es donde estamos hoy como un colectivo. Nosotros, como raza estamos despertando al descubrir que estamos enfermos, corruptos, carentes de cualquier comprensión espiritual significativa, cínicos y arrogantes. Y ahora tenemos que limpiar nuestros actos.

Una persona sabia sabe que no puede volcar de forma continua desechos en el aire y el agua. Una persona sabia sabe que dejar caer el uranio empobrecido es un crimen contra la naturaleza y la humanidad. Una persona sabia sabe que en un mundo al revés, los dramas espirituales que llamamos religión se han corrompido. Una persona sabia sabe que ninguna persona debe tener el poder absoluto, que la centralización del poder es siempre una mala idea. Una persona sabia sabe que es imposible regular la condición humana. Entonces, ¿para qué molestarse?

El mundo después de 2012 va a ser estridente y desconcertante. El proceso de maduración, como la pubertad será extremadamente doloroso de observar. Pero alrededor del 2020, mucho después de que las hormonas hayan comenzado a apagarse y las espinillas hayan desaparecido, algo maravilloso va a suceder. La raza humana va a surgir como un hermoso, inteligente y perceptivo joven adulto. Y este joven adulto será lo suficientemente inteligente como para saber que el verdadero conocimiento y la sabiduría de sus mayores es lo más importante que pueden cultivar.

Si los Poderes Fácticos no destruyen la libertad en Internet y envenenan nuestro medio ambiente más allá de reparación, en 2030 nuestro neuro-sistema humano colectivo habrá madurado y se desarrollado en una gran fuente de la sabiduría colectiva. En esa situación, no se tomarán las decisiones de acuerdo a la cantidad de dinero que pueda hacerse, sino en cuánto beneficio pueda ser creado. Los rasguños y moratones de nuestra loca infancia serán reparados cuando veamos los pueriles restos de estas falsas vidas y derrames. Las centrales nucleares construidas en áreas donde los maremotos azotaron parecerán risibles a la raza humana que viene. El almacenando de armas nucleares, armas químicas, asumiendo una postura de la destrucción mutua asegurada y mucho más de nuestra experiencia actual parecerán tontas a la gente del futuro.

Debe tenerse en cuenta que este proceso reunirá mucha resistencia. Nadie se resiste con más ahínco que un niño. Podemos esperar innumerables rabietas en los próximos 20 años. Con el poder de despertar de Internet, el destape del fantasma, y ​​la creciente experiencia de nuestra verdadera naturaleza espiritual, nadie puede ocultarse de la verdad.

Cuando los artificios y las distorsiones de nuestros sistemas espirituales actuales han sido completamente finiquitados y arrancados de raíz, entonces nosotros como raza humana viajaremos colectivamente hacia un auténtico camino espiritual, centrado en el corazón, basado en la verdad, la belleza, el conocimiento directo, la ubicuidad de las fuentes y la tolerancia .

Las personas sabias conocen el valor de la verdad espiritual, pero también saben cuando alguien les está mintiendo.

Fuente aquí.

Pamela Meyer: Como descubrir a un mentiroso – TEDTalks

En un día común nos mienten entre 10 y 200 veces, y las pistas para detectar esas mentiras pueden ser sutiles e ir en contra del sentido común. Pamela Meyer, autora de “Detección de mentiras”, expone los métodos y señales que utilizan las personas preparadas para reconocer el engaño y defiende la honestidad como un valor digno de ser preservado.