Los 12 mayores secretos de la vida olvidados por la humanidad

Título original: THE 12 BIGGEST LIFE SECRETS FORGOTTEN BY MANKIND

Fuente: myscienceacademy.org

Por Gilbert Ross

Traducido por FTG

wedding_flowers_0006_by_nikolai_models-d4l296a

Cuanto más reflexiono acerca de la vida, más llego a una sólida conclusión: La maldición más grande y difícil situación del hombre moderno es el olvido. Como un reptante malestar, la falta de memoria se ha filtrado a través de todo ser y hacer del Hombre. Individual, colectiva, histórica o culturalmente, estamos hechizados para olvidar.

No sólo hemos olvidado nuestro pasado sino también nuestro lugar en el presente y nuestra responsabilidad del futuro. A nivel personal, nuestro estado de consciencia basado en el ego está en una misión para mantenernos en este estado de amnesia – para romper el enlace a nuestro ser en su conjunto y a la red interconectada de la vida y la conciencia universal. A nivel colectivo, esta amnesia se perpetúa y refuerza por medios sociales y culturales – sobre todo por estar en trance en una realidad de consumismo inconsciente, estilos de vida no auténticos y una mentalidad materialista.

El lado positivo de esto es que todos tenemos la oportunidad de re-cordar y re-conectar con nosotros mismos y el universo en general. El poder de recordar es en el centro del camino espiritual hacia el auto-descubrimiento y la realización.

Aquí hay una lista de lo que creo que hemos olvidado, o más importante, una lista de cosas a recordar:

1. Hemos olvidado nuestro lugar en el mundo natural:

En el último par de cientos de años nos hemos separado a nosotros mismos de la naturaleza. La hemos explotado, devastado, consumido e intentado controlar la naturaleza para apaciguar nuestra codicia impulsada por una ensimismada locura. Hemos intentado distanciarnos a nosotros mismos del círculo natural de la vida. Hemos olvidado cómo escuchar y comprender los ritmos y ciclos naturales de la tierra – sus señales y lenguajes. Hemos olvidado seguir el camino de la naturaleza y vivir en equilibrio con ella.

2. Hemos olvidado nuestra conexión a la vida y el cosmos:

Al separarnos nosotros mismos de la naturaleza, olvidamos que estamos profundamente conectados a todo y a los ciclos del universo. Algunas tribus en los arrabales de la “civilización”, y que todavía siguen caminos ancestrales, han preservado esta conexión con respeto y reverencia. Nosotros, por el contrario hemos infundido un sentido de separación el cual nos llevó fuera del equilibrio y dentro de la enfermedad. Olvidamos como todas las consciencias están interconectadas y tejen en una delicada y hermosa danza.

3. Hemos olvidado nuestra antigua sabiduría:

Olvidamos nuestra sabiduría ancestral. En la búsqueda para obtener conocimiento científico a través de la racionalización de nuestra mente, nos olvidamos de la sabiduría a través de la apertura de nuestro corazón. Olvidamos las historias antiguas y la sabiduría popular que fue transmitida por videntes y sabios de la antigüedad que vivían en armonía con el universo.

4. Hemos olvidado nuestro camino y nuestro sueños:

A causa de la agitación de nuestro camino interior hemos olvidado soñar el sueño de la vida. Más importante es que nos olvidamos de cómo despertar en ese sueño y ver nuestra verdadera naturaleza como co-creadores de la vida – como los soñadores. Hemos olvidado que tenemos el poder para tejer sueños y utilizar nuestro poder de la intención para dirigir esos sueños hacia su manifestación.

5. Hemos olvidado nuestro propósito:

Con demasiada cháchara, ruido y distracción en esta densa realidad nos olvidamos de lo que hemos venido a hacer aquí. Olvidamos nuestro propósito. Estamos atrapados en el masivo trance de la fabricada realidad consensual. Perdimos de vista nuestra autenticidad, esa chispa interior que nos impulsa hacia nuestra felicidad y la autorrealización. Olvidamos que estamos aquí para realizarnos como seres espirituales encarnados en una forma física y embebidos en un afable universo.

6. Hemos olvidado que todo es Amor:

Este es quizás el misterio más profundo de todos que sólo algunos videntes llegaron a entender como una verdad que todo lo abarca. Esa verdad sin embargo se oculta en algún lugar profundamente dentro de nosotros. Lo conocimos en algún momento, pero hemos perdido el contacto con él. Nos olvidamos de que todo es en última instancia energía y consciencia y que el amor es el tejido fundamental de la existencia que se ejecuta a través de toda energía y consciencia.

7. Hemos olvidado Perdonar:

Al estar creyendo que estamos separados y desconectados de los demás y de todo lo demás, hemos olvidado perdonar. En su más profundo sentido perdonar es el acto de recordarnos a nosotros mismos que somos uno con todos y con todo y que no hay ninguna víctima o perpetrador. Es sólo todos juntos moviéndonos juntos en una dinámica red que llamamos vida.

8. Hemos olvidado ser Libres:

Recuerdate  a tí mismo cada día: Fuiste creado para ser libre.

Nacemos y crecemos en una “realidad” donde la libertad es sólo un concepto. Estamos atados a los grilletes del miedo, a conceptos erróneos, falsas ideologías, recompensas materiales y sujetos a normas y leyes establecidas para salvaguardar los intereses de unos pocos. Nos hicieron olvidar que somos agentes libres del cambio. Tenemos la libertad de ser lo que somos sin temor o culpa.

9. Hemos olvidado nuestro auténtico poder:

Vivir con miedo nos ha hecho olvidar lo poderosos que somos. Hemos olvidado el enorme potencial de nuestra voluntad e intención para cambiar nuestra realidad. Hemos estado en trance dentro del sonambulismo y siguiendo prestamente haciendo señales como autómatas.

10. Hemos olvidado nuestras lecciones de la historia:

Si hay algo que la historia nos ha enseñado es con que rapidez estamos olvidando nuestras lecciones. Una y otra vez seguimos repitiendo los mismos errores, atrapados en los mismos patrones de codicia y autodestrucción. No podemos ser culpados individualmente por los errores cometidos por la humanidad en el pasado, pero somos responsables como individuos de recordarnos a nosotros mismos de los errores del pasado y transmitirlos a la psique colectiva.

11. Hemos olvidado ser sencillos:

La vida humana se a vuelto más compleja y complicada. Estamos seducidos por el brillo de más y no por el poder de menos. Nos olvidamos de ser sencillos y el sentido de la simplicidad. La vida es realmente simple. Simplicidad significa desechar todo lo no esencial y las ideas que desordenan la vista a nuestro propósito de vida y las otras verdades que hemos olvidado.

12. Hemos olvidado confiar, creer y maravillarnos:

Perdimos nuestra fascinación por el mundo. Olvidamos maravillarnos por el milagro de la vida. Ya no estamos asombrados ante la majestad de todo. Nuestro escepticismo y cínica visión del mundo nos ha hecho perder la confianza en nosotros mismos y el mágico universo. Olvidamos cómo creer. Esta es quizás la mayor tragedia de todas. Esto ha debilitado nuestro espíritu y empobrecido nuestra alma.

1 comentario

  1. Confirma saber la verdad y mira vídeos la humanidad víctima de Babilonia de Sergio manuel pop, por la moneda y nuestro horro


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s