Rompiendo el silencio sobre lo que ocurre en España

Traducido por FTG

Nota: Este artículo ha sido traducido del francés mediante google translate y corregido por mí. Espero me disculpeís si cometo algún error de traducción. No domino este idioma tan bien como el inglés.

Por Astrid Menasanch Tobieson, dramaturga

Bajo la apariencia de la irrebatible excusa de la seguridad, el gobierno de Mariano Rajoy considera la manifestación preventiva como peligrosa. Así pues, se considera automáticamente como una amenaza a la ley mediante el nuevo proyecto legislativo de “Seguridad Ciudadana” , aprobada por el Consejo de Ministros el pasaso 29 de noviembre de 2013.

Los agentes de policía detienen a manifestantes durante una marcha contra la reforma del derecho al aborto, 20 de diciembre de 2013, de Madrid (Andres Kudacki / AP / SIPA)

Directora y dramaturga Astrid Menasanch Tobieson trabaja entre Suecia y España. Es miembro del grupo de teatro Sta! Gerillan. La siguiente carta fue dirigida originalmente a periodistas suecos y fue publicada el 19 de diciembre de 2013. Con el permiso de la autora, la traductora fue capaz de transcribirla en francés.

Mathilde Rambourg

La carta de Astrid Menasanch Tobieson

Les escribo con un sentimiento de conmoción e indignación. Les escribo a base de que quiero a muchas personas que se encuentran en lugar geográfico específico, España, que dentro de unos días emprenderá el camino desde una democracia abierta hacia una (pseudo) democracia fascista y autoritaria.

Les escribo a base de lo sucedido en Kärrtorp, Estocolmo (en donde un grupo de choque fascista atacó a una manifestación pacifica anti-racista hace unos días) y lo que sucede ahora en España, lo veo como una misma cosa: el avance del fascismo y la indiferencia de la sociedad ante todo lo que sucede.

Les escribo a propósito de lo que se trama en España. Este viernes (20 de diciembre) el gobierno de España aprobará una ley cuya meta es acabar con las protestas y las manifestaciones. El método: conseguir el silencio a través del miedo y la represión. Les pido ahora vuestra ayuda, les pido que cubran esto.

Este sábado pasado en Madrid se organizó una de las 6 000 manifestaciones que España ha visto el ultimo año. Lo vuelvo a decir: una de seis mil.

Los últimos dos años la red de protección social en España se ha desmantelado. Intento de privatizar los hospitales, el derecho laboral ha sido transformado desde la base, una gran cantidad de gente ha sido despedida de sus trabajos, muchas familias han sido desahuciadas de sus hogares, los teatros se han privatizado y en las escuelas la educación para la ciudadanía se ha suspendido. Este viernes (20 de diciembre) el gobierno además aprobó la nueva ley de (anti) aborto.

Lo que se ha dicho ser una crisis económica es, y desde el principio ha sido, ante todo una crisis democrática en donde la represión es, ha sido y con la ayuda de la ley será la principal herramienta para obstaculizar la libertad de expresión. La cobertura mediática en Suecia sobre la situación en España ha sido escasa y el análisis desde un punto de vista social ha sido inexistente. Como si lo uno no estuviera conectado con lo otro. Pero lo están

La manifestación este sábado pasado se convocó fuera del congreso de Madrid, con el propósito de protestar en contra una nueva propuesta de ley, La Ley de Seguridad Ciudadana

¿Aborto no, seguridad ciudadana sí?

El pasado 29 de noviembre, el Consejo de Ministros del gobierno conservador español aprobó el proyecto de ley de “Seguridad Ciudadana” y la reforma del código penal. El texto, que reduce los derechos y libertades civiles ( pero no a la apología de Franco ) ha sido rechazada por unanimidad por los movimientos sociales, los sindicatos, la oposición, las organizaciones profesionales, como Jueces para la Democracia, Asociación Unificada de la Guardia Civil o de la Federación de Periodistas de España.

Mientras que el Partido Socialista español ha pedido a sus aliados europeos a movilizarse contra el proyecto de ley que reduce el acceso de las mujeres a los derechos al aborto , algunos se preguntan por qué no ha tenido el mismo enfoque sobre la “ley la seguridad ciudadana “. Blandine Grosjean

Un grupo de Facebook : 30000 euros

Esta ley contiene 55 artículos que toma represalias en contra del manifestante según una escala clara en donde un ciudadano será penalizado con multas de 100 a 600000 euros por 55 actos diferentes. Una tercera parte se consideran como infracciones muy graves, la mitad graves y el resto se consideran como infracciones leves. ¿Las infracciones?

  • Para empezar, todas las manifestaciones no comunicadas delante del congreso u otro edificio estatal, como la que se convocó este sábado en Madrid, serán prohibidas y penalizadas con hasta 30000 euros por participante. Esto se pondrá en practica cuando varias personas en un sitio se consideren como un grupo.
  • La prohibición en contra de manifestaciones no comunicadas también se aplicará sobre las redes sociales. Juntarse como grupo en internet en torno a una opinión será sancionado con 30 000 euros. Convocar un grupo, en redes sociales o en otro lugar publico, en torno a símbolos y banderas será prohibido, 30000 euros de multa.
  • Si en una manifestación se participa encapuchado o con el rostro cubierto, 30000 euros.

Capture d’écran du Huffington Post espagnol qui montre huit photos prises en 2013, qui ne pourront être diffusées en 2014 (Huffingtonpost.es)

  • Negarse a identificarse delante de un policía, 30000 euros.
  • Impedirle a un policía ejercer su cargo, 30 000 euros, lo cual en la práctica significa que las protestas sentadas como las que comenzaron el movimiento 15-M (Los Indignados) en España, serán estrictamente prohibidas.
  • Deshonrar la bandera Española, 30000 euros. Lo repito, 30000 euros. (en Francia, este acto es punible con 1500 euros de multa)
  • Hacer un dibujo satírico, por ejemplo con una política o un político como motivo, estará prohibido por falta de respeto.
  • Usar pancartas con críticas escritas hacia la nación española, 30000 euros.
  • Filmar o fotografiar a una policía en servicio, 30000 euros. Y como estos, muchos más. En todos los casos será suficiente con el testimonio de un policía o agente de seguridad para multar al ciudadano, lo cual sucederá sin ningún proceso jurídico.Uno puede preguntarse entonces, ¿se enfrenta España a un movimiento de protestas violentas? Pues no. El jefe de policía Ignacio Casidó ha declarado sobre La Ley de Seguridad Ciudadana, diciendo claramente que las 6 000 manifestaciones han sido parte del movimiento de protestas mas pacífico de la historia de España (El País).Entonces, ¿a quienes se dirige la supuesta protección ciudadana que plantea la nueva ley? Difícilmente a las y los que protestan en contra de la represión.

    No hace mucho tiempo que España fue una dictadura. No hace mucho tiempo que hubo una guerra civil. Todos los debates son políticos. Dar espacio a un suceso es un acto político. No hacerlo, no cubrirlo, es un acto político. El silencio es, en alto grado, un acto político. La decisión de mantenerse en silencio se queda en el cuerpo en las memorias en generaciones.   Esta ley neofascista que a partir del viernes será aprobada, no está desconectada del fascismo creciente en Suecia. Ni tampoco nosotros, como seres humanos, estamos desconectados el uno del otro.

    Me dirijo sobre todo a todas las y los periodistas, columnistas y editoriales en Suecia. Vosotras y vosotros que tenéis el espacio mediático. Les pido, desde lo mas profundo de mi alma, de romper el silencio sobre el régimen que se está tratanfo de imponer en España.

    Les pido que comiencen a informar. Les pido que cubran el derecho de la libertad de expresión en las sociedades donde el fascismo, a través del miedo, se apodera del poder, el espacio y de la posibilidad de definir los problemas. Tanto en España como en Kärrtorp (Suecia). Les pido que nos ayuden con sus textos, informativos y aportes al debate, les pido que contengan un análisis agudo y profundo. ¡Cubran! ¡Cubran todo!

    Nota de la traductora

    Las acusaciones hechas por agentes de la policía gozan de la presunción de veracidad. Por lo tanto, es la persona objeto de la acusación el que debe demostrar la falta de veracidad de lo afirmado por los agentes. Este sistema de acusación también funcionaba bajo la dictadura de Franco.

    De acuerdo con el escritor Javier Marías es una negación de la justicia: es condenar al acusado directamente, ya que no será capaz de demostrar que no cometió el acto del que se le acusa ya que partimos de la base de que si lo hacía. Será más difícil para el acusado declarar debido a la ley que prohíbe fotografiar o grabar en vídeo a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

    Fuente rue89.nouvelobs.com

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s