Alegato de la Sociedad de la Locura: La verdadera causa detrás del envenenamiento masivo global y la caída de la civilización moderna.

poisoninghumanity (2)

Título original: Society’s Insanity Plea: The Real Cause Behind Global Mass Poisoning and The Downfall of Modern Civilization

Por Mike Adams

Traducido por FTG

Hay más de cinco mil especies de mamíferos sobre el planeta Tierra, pero sólo una de ellas está loca.También resulta que solamente una especie de mamíferos intencionalmente se envenena a sí misma (y a sus hijos) inyectándose, productos químicos neurotóxicos que dañan a la mayoría de los miembros de la especie.Esa especie es, por supuesto, el homo sapiens.

Si miras alrededor del planeta en estos días, ves a decenas de miles de especies de mamíferos, aves, reptiles e incluso insectos. Cinco cosas que todos estos tienen en común son:

1) Ninguna de ellas come alimentos procesados. Ellos de forma innata comen alimentos crudos, no procesados, sin cocinar de la naturaleza.

2) Ninguna de ellas toma medicamentos recetados.

3) Ninguna de ellas inyecta a su descendencia con vacunas tóxicas mezcladas con químicos ocultos.

4) Ninguna de ellas practica la agricultura/monocultivo química.

5) Ninguna de ellas vive en engañosos, mundos artificiales como la Televisión o Internet.

Sin embargo, los seres humanos, la especie más loca del planeta, rutinariamente se empeña en estas cinco cosas, envenenando sus cuerpos, mentes y los de sus hijos con metales pesados, pesticidas, mercurio, adyuvantes de vacunas, medicamentos que alteran la mente, químicos diluidos, transgénicos y engañosa programación mental. Y lo que no es realmente una sorpresa es ver a dónde nos lleva. Hoy en día nuestra sociedad está dominada por las imágenes de pervertidos hambrientos de poder (como Anthony Weiner) presentándose a la alcaldía de Nueva York, mentirosos patológicos en la Casa Blanca (o en la Moncloa [Marrano Rajao]), artistas desequilibradas diabólicamente como Lady Gaga como cabeza de cartel de la escena musical, los locutores con muerte cerebral recitando las noticias y cadenas como MSNBC predicando el infanticidio (asesinato de bebés) llamándolo ” aborto post-parto . ”

¿Cual es la causa principal de toda esta locura? Es VENENO. Veneno físico, químico y biológico.

Los Humanos están envenenándose a sí mismos hasta la muerte

Considera estas impactantes verdades  de la sociedad moderna:

• Nuestra comida se ata intencionalmente con venenos químicos para que parezca roja (nitrito de sodio), o sepa salada (MSG[glutamato monosódico]), o dure más en los estantes (conservantes químicos).

• Nuestros medicamentos vienen junto con moléculas de flúor para que sean altamente reactivos a las células cerebrales (ISRS) [inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina]. • Nuestras vacunas formuladas con niveles de trazas de metil-mercurio y adyuvantes químicos que dañan el cerebro para provocar una respuesta “inflamatoria” en el sistema inmunológico, que también pasa a causar autismo, convulsiones y daño cerebral.

• Nuestros céspedes se rocían con venenos sintéticos que causan la enfermedad de Alzheimer y depresión.

• Nuestro suministro de agua se utiliza como vertedero de residuos tóxicos para eliminar compuestos químicos del flúor que de otro modo tendrían que ser manejados como residuos tóxicos.

• Los alimentos destinados al consumo humano son despojados deliberadamente de la mayoría de los minerales, vitaminas y nutrientes para promover la enfermedad al máximo, mientras que los alimentos destinados al consumo animal están fortificados con minerales, vitaminas y nutrientes para promover la salud máxima. (Si no te das cuenta de que tu comida es despojada de  nutrientes, pregúntate por qué el azúcar y el pan son tan blancos cuando las plantas de donde provienen son de color verde y marrón …)

• Los medios de comunicación le enseñan al público que la nutrición es inútil, pero que los medicamentos recetados son “nutrientes esenciales” necesarios para una vida sana.

• Hay plomo en los cosméticos, cadmio en el arroz, arsénico en las algas marinas, mercurio en las vacunas y aluminio en casi todo.

La raza humana está siendo gravemente envenenada con metales pesados.

Estas toxinas causan daño cerebral

El efecto acumulativo del envenenamiento por metales, intoxicación por fluoruro, envenenamiento por pesticidas, envenenamiento por vacunas y envenenamiento por aditivos alimentarios es daño cerebral bioquímico.

Vivimos en una sociedad donde el 90% o más de la población está, literalmente, dañada cerebralmente más allá de reparación. Esta es la razón por la que la irracionalidad se ha desatado por todas partes. Es por eso que la gente sigue comprando los mismos venenos que ya los han envenenado mientras se vuelven hacia los medicamentos para enmascarar los síntomas de ese envenenamiento, y por lo tanto intoxicándose a sí mismos aún más con los medicamentos.

Es por eso que el tratamiento N º 1 para el cáncer es un cóctel químico (“quimioterapia”) que provoca, como efecto secundario superior, más cáncer. Y es por eso que un subconjunto en rápida expansión de la población es ahora totalmente incapaz de leer, analizar palabras, hablar en frases coherentes o incluso participar en algo parecido a un discurso racional.

Las ramificaciones de esta epidemia de lesiones cerebrales son desconcertantes. Para empezar, todo el sistema de justicia y la democracia en la que se basa nuestra república (monarquía parlamentaria en España) está supeditada a que la gente esté cuerda. El concepto sagrado de un “jurado de sus pares” depende de que tus pares estén cuerdos. La idea de votar a un cargo público también requiere de votantes cuerdos con el fin de alcanzar resultados sanos, y el sistema de “libre mercado” del capitalismo y la elección del consumidor asume que los consumidores tomen decisiones racionales para impulsar ese mercado.

Pero no lo hacen. Los consumidores tienen daño cerebral, y luego un lavado de cerebro, idiotizados y manipulados. Los votantes son engañados y confundidos intencionalmente. Los jurados son manipulados y mal informados. En todos los sectores de la sociedad donde se suponía que un grupo de gente cuerda restauraría el equilibrio y la razón, ahora tenemos a locos conduciendo a la sociedad aún más hacia el suelo.

Estamos viviendo en una era de envenenamiento por metales, envenenamiento por químicos y envenenamiento por información.

Nunca antes en la historia del mundo la carga tóxica en los seres humanos ha sido tan grande (y trágica). Nunca antes la brecha entre el cuerdo y el loco ha sido tan amplia (y peligrosa). Estamos viviendo en una época donde la racionalidad es ajena a las masas. Como un ejemplo muy simple, no les importa absolutamente nada a los votantes que Obama haya violado prácticamente todas las promesas que hizo en la campaña electoral, incluyendo el etiquetado de los OGM (transgénicos), el cierre de Guantánamo, la reducción del déficit del presupuesto federal, la protección de los informantes (personas que dejan al descubierto una situación ilegal o actos inmorales) , mejorar la transparencia del gobierno, ofrecer servicios de salud estatales y la protección de la Constitución.

Ha violado groseramente todas y cada una de estas promesas, sin embargo, sus partidarios de alguna manera siguen creyendo en él. Tal creencia es completamente irracional. Es, de hecho, una locura.

Pero no es más loco que las creencias de aquellos que ciegamente apoyaron la administración Bush, o la administración Clinton, o a cualquier administración para el caso. Lo partidarios ciegos tienen en común es que están dañados cerebralmente y por lo tanto son incapaces de pensar racionalmente.

La situación se ha vuelto tan perversa que cualquier persona que exhibe incluso un rastro de racionalidad es inmediata y públicamente despreciada . Por ejemplo, los que ven el colapso económico inminente (como Paul Craig Roberts y Gerald Celente) son ampliamente ridiculizados por entender la economía y las finanzas. Aquellos que ven la rápida construcción de la sociedad del estado policial que tiene lugar en estos momentos (como Alex Jones) son marcados como teóricos de la conspiración. Aquellos que denuncian los peligros de los OGM (transgénicos) o la criminalidad de la industria farmacéutica (como yo) son marcados “anti-ciencia”, porque no estamos engañados por el graznido de la ciencia dogmática de la industria biotecnológica con fines de lucro.

Sólo las personas con daño cerebral se consideran “normales”, porque eso es lo que es aceptado públicamente. Como un ejemplo personal de esto, tengo un pariente lejano más joven que era un genio de las matemáticas es la escuela primaria. Podría multiplicar dos números de 3 dígitos en la cabeza en cuestión de segundos y estaba en camino de convertirse en un genio superestrella de las matemáticas.Pero cuando entró en la escuela secundaria, descubrió que ser inteligente le hacía impopular. Así que él mismo se estupidizó y comenzó a actuar estúpidamente con el fin de encajar “en” la multitud y abandonó su genio matemático.

A día de hoy nunca ha resucitado su genio, sin embargo, él cae en la ilusión común de la juventud de hoy en día que todos creen que van a tener “puestos de trabajo que me esperan” cuando salen de la universidad. La verdad es que este chico dejó su única ventaja real y ahora se enfrenta a una vida de mediocridad y conformidad.

Este es el problema: Cuando la incidencia del daño cerebral en la sociedad está tan extendida que mostrar un comportamiento inteligente consigue que te rehuyan como un paria, la sociedad ya está en su etapa final de colapso. Estás viendo cómo se desarrolla.

Por qué los americanos de la década de 1950 fueron nuestra más grande generación.

Los adultos que dirigían la sociedad en la década de 1950 se criaron con alimentos reales en los años de las décadas de 1920 y  30. Los alimentos consistían, en gran parte, de alimentos frescos de cosecha propia del huerto de cosecha.Los OMG (transgénicos) no existían. Las vacunas tóxicas apenas estaban en el radar. Los aditivos alimentarios químicos rara vez se consumían y los productos farmacéuticos se consideraban medicamentos que se utilizaban exclusivamente en las personas enfermas, no en toda la población.

Como resultado, la mayoría de las personas que vivieron en la década de 1950 se esforzaron por ser saludables e inteligentes. Muchos eran genios absolutos para los estándares de hoy en día. Las matemáticas de primaria que se impartían en la década de  1950 incluían materias que, en la actualidad, están en los cursos universitarios: álgebra y geometría básica, por ejemplo. Los niños de diez años de edad en la década de 1950 podían leer novelas americanas clásicas. Los niños de hoy apenas pueden leer cómics.

Los ingenieros y científicos de la década de 1950 eran brillantes, sanos y bravos. Sin nada más que simples, reglas de cálculo mecánicas, podían llevar a cabo las matemáticas de alto nivel que hacen que los profesores universitarios de hoy se acobarden de miedo. Pero los científicos de hoy en día son a menudo sólo hacks (caballos de alquiler) corporativos vomitando la ciencia fraudulenta de los medicamentos patentados o semillas OMG (transgénicas).

En la década de 1940 y a lo largo de la década de 1950, Big Food (la industria alimentaria) manipuló sus fábricas, produciendo alimentos procesados, vacíos de nutrientes a un ritmo nunca antes visto en la historia de la civilización humana. Así que los niños de la década de 1960 crecieron con alimentos “de imitación” – cosas de aspecto sabroso y nutritivo, pero que carecían de sustento real. Por la década de 1970, todos comían pan blanco y se les inyectaba con vacunas formuladas con ocultos virus del cáncer como el SV40.

Mientras transcurría la década de 1980, los estadounidenses que fueron criados con alimentos de imitación se convirtieron en patéticos y perezosos, y en la década de 1990 fueron engañados, la caída del boom de las punto-com, que pronto se convirtió en un fracaso. A principios de la década de 2000, Estados Unidos había entrado de lleno en el modo de “daño cerebral”, que sólo se vio agravado por la llegada de George W. Bush, el primer presidente verdaderamente con daño cerebral de la nación que tuvo dificultades para completar frases o acabar pensamientos, que al parecer es lo que le hizo tan popular entre los votantes que comparten la misma discapacidad cognitiva.

Los niños criados en la década de 1990 con la prescripción de medicamentos y la comida basura son ahora jóvenes votantes de la sociedad. Son partidarios de Obama, y ​​están muy dañados con metales, pesticidas, vacunas, organismos genéticamente modificados y productos químicos sintéticos. Esta generación es totalmente incapaz de aprender o comprender los conceptos más básicos de las matemáticas, la historia, la ciencia o incluso el lenguaje. Analfabetos funcionales y anulados cognitivamente , son los nuevos “trabajadores de clase cero” en la que se basa la economía de Obama. Ellos no tienen habilidades, ni raciocinio y esencialmente ningún valor para la sociedad mas que la de simples trabajadores manuales que pronto serán reemplazados por robots humanoides.

Sin embargo, aquí en Estados Unidos, todavía tienen un voto. Esa es exactamente la razón de por qué las campañas políticas seguirán complaciendo a su ignorancia, desafiando toda racionalidad en la búsqueda del apoyo popular por los candidatos de las grandes masas ignorantes de la verdad.

Rush Limbaugh llama a estas personas votantes “poco informados”. Pero es solo la mitad de eso. No están meramente poco informados, sino que están clínicamente con daño cerebral. Debido a que puedes lanzarles toda la información que quieras a ellos pero nada de ella se les quedará. Los cerebros ya no poseen la neurología para almacenar, procesar y recuperar información significativa.

En efecto, ya no son miembros funcionales de una sociedad civilizada.

Estás rodeado por masas con daño cerebral.

Estas personas están en todas partes a tu alrededor, sentados en el ayuntamiento de tu ciudad, haciendo un pedido en el restaurante, revolviendo papeles en la oficina de negocios de seguros local, vertiendo la losa de hormigón para tu próxima casa, e incluso diagnósticando tus síntomas de salud en la clínica local. Ellos son la sociedad que ves a tu alrededor, y son la razón por la que la sociedad se está desmoronando.

Son víctimas, por supuesto … víctimas del mortal dogma “científico” de los productos químicos, los transgénicos, falsos medicamentos y las vacunas tóxicas. El daño, sin embargo, ahora está tan extendido y es tan completo que la sociedad nunca se recuperará. A partir de aquí, todo es cuesta abajo con las masas lobotomizadas hasta que la sociedad toque fondo y sobrevenga una mortandad masiva.

Un día, la racionalidad y la inteligencia serán valoradas de nuevo como atributos para admirar y alentar a nuestros jóvenes. Cuando llegue ese día, se presenciará el renacimiento de una civilización que se levantará de las cenizas de nuestros “cerebros dañados” de la sociedad de hoy en día. Los historiadores consideraran que la era del periodo 2000 – 2020 es el más extraño de la historia humana, por supuesto, donde la neurología rota llevó a la destrucción de sociedades … y en última instancia, al colapso global que causó la mortandad masiva.

¿La lección de todo esto? Cuando la comida ya no es nutritiva, y en su lugar se convierte en un vehículo para el veneno, la sociedad no puede sobrevivir. Si quieres arreglar la sociedad, tienes que arreglar la comida primero.

Fuente: www.naturalnews.com

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s