El Mensaje Pro-Libertad en El Hombre de Acero

Título original: The Pro-Liberty Message in Man of Steel
Por Sam Staley  |  The Beacon
Traducido por FTG

Yo tengo expectativas bastante bajas para las películas de Superman, así que he quedado impresionado y gratamente sorprendido al encontrarme entretenido, así como ver un tema importante a favor de la libertad incrustado en la película Man ​​of Steel (El Hombre de Acero). Dejando a un lado los problemas de efectos especiales excesivamente largos y unos pocos agujeros en la trama, la versión 2013 de la franquicia de Superman protagonizada por Kal-El, alias Superman, como la última esperanza para el individualismo en Krypton y su alter ego Clark Kent encarnando el futuro del individualismo en la Tierra .

Este fue un beneficio inesperado porque las críticas se han centrado principalmente en las secuencias de acción y efectos especiales. Pero el tema de la libertad es fundamental para la película y el personaje, al menos tal como se concibe en el Hombre de Acero. El argumento esencial es que el bebé Kal-El es enviado a la Tierra a su suerte por su padre (Jor-El) y su madre (Lara) como la última esperanza para los Kryptonianos después de que la extracción masiva de un mineral esencial desestabiliza su planeta. Dos elementos esenciales requieren esta decisión drástica, los cuales elevan el individualismo y el libre albedrío a valores fundamentales en la película.

En primer lugar, los Kryptonianos han adoptado el control de la población (por razones desconocidas), usando ingeniería genética para esculpir su sociedad con precisión científica. El libre albedrío individual y la diversidad han sido purgados de la sociedad de Krypton a través de la Eugenesia y el control científico de la población. El resultado se convirtió en las semillas de la propia destrucción de Krypton. La raza principal fue incapaz de evitar decisiones miopes sobre la energía y el medio ambiente que les conducen  a la destrucción de su planeta. Jor-El y Lara ven el futuro de Krypton como fundamentalmente ligado a la reintroducción de la diversidad genética orgánica a través de la concepción natural y, en consecuencia, abrazando la libre elección, tolerar la diversidad y la protección absoluta de la vida humana individual.

En violación directa de las normas y leyes de Krypton, Kal-El es el primer nacido natural en cientos de años. Por otra parte, el padre de Kal-El (Jor-El) es el líder científico de Krypton, y la decisión (con su esposa Lara) es una declaración directa sobre la importancia de la diversidad intelectual implícita en el  parto natural como un componente esencial de una exitoso y sólido sistema social. La decisión de utilizar la concepción natural y el parto de este modo eleva el libre albedrío y la protección de la vida individual a un valor definido que vale la pena proteger para asegurar el futuro de la raza de Krypton. De hecho, esto es tan importante que Jor-El y Lara están dispuestos a sacrificar sus propias vidas para preservarlo (o darle un nuevo comienzo sobre la Tierra).

El segundo elemento es la lucha contra la tiranía, que se manifiesta en la persona del General Zod. Zod ha sido criado eugenésicamente para defender a la sociedad Krypton por cualquier medio necesario. Defender Krypton significa abrazar la eugenesia y el control de la población científica y abrazar la represión de la elección individual. (El vínculo intelectual no va a ser difícil de entender para aquellos que han estudiado el progresismo americano, el fascismo europeo, o lee el importante libro de Jonah Goldberg Fascismo Liberal .) Por lo tanto, inevitablemente, Zod sigue la pista de Kal-El para recuperar el ADN restante de la raza Kriptoniana y continuar una sociedad fundada en la rígida adherencia a la eugenesia.

Estos elementos llevan a otro valor fundamental de esta versión de la película (y de acuerdo con la concepción original de los creadores de Superman ), que los hombres nacen libres y deben ser tratados como iguales. El alienígena Kal-El se alía con los seres humanos en la Tierra porque ya que están unidos en la creencia de que todos los seres (o al menos humanoides) deben, como cuestión de principios tener los derechos fundamentales a la vida y el libre albedrío, independientemente de su raza, origen o estatus de inmigrante. Por otra parte, en otra vuelta de tuerca en el guión y la trama, Kal-El toma su decisión de aliarse con la raza humana sobre la base de la fe, no de la ciencia, la razón, o, para el caso, la confianza.

En definitiva, no es una mala demostración de la libertad y el valor objetivo de la vida humana en lo que puede ser uno de los mayores taquillazos de la temporada de cine 2013.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s