Terrorismo ETArra, “terrorismo” de la PAH (Plataforma anti deshaucios) y el Terrorismo de Estado

Por FTG

Según la R.A.E. (Real Academia Española de la Lengua)

Terrorismo
1. m. Dominación por el terror.
2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.
3. m. Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos.

Soy una persona de conceptos, porque para ser una persona mínimamente culta y educada hay que tener muy claros los conceptos y las ideas, no la vaga idea de lo que significan las palabras. De esa vaguedad es de la que algunos se sirven para manipular la opinión pública para sus propios fines.

Empecemos por algunas definiciones:

ETA político-militar, ETA (pm) o ETA-pm (en euskera ETA politiko-militarra) fue una organización independentista del País Vasco (España) que utilizaba el terrorismo como forma de actuación política. Surgió de la división de ETA (Euskadi Ta Askatasuna) en 1974 y, en un principio, apostaba por la complementación de la vía política con el uso de las acciones armadas, hasta que en 1982 la facción VII de ETA (pm) decidió autodisolverse.

La organización ETA (pm) entró en la Transición apoyando la creación de un partido independentista de izquierdas, Euskal Iraultzarako Alderdia (EIA), para presentarse a las elecciones de 1977, en las que participó en la coalición Euskadiko Ezkerra (EE). En 1982 esta formación, dirigida por Mario Onaindia, convergió con el sector mayoritario del Partido Comunista de Euskadi, de Roberto Lertxundi, y años después EE acabaría fusionándose con el Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) formando el actual Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra (PSE-EE). También fue iniciativa de ETA (pm) la llamada Alternativa KAS.

Algunos miembros procedentes de ETA (pm) que prosiguieron la actividad armada en ETA (m) fueron “Antxon” Etxebeste o “Pakito” Mujika Garmendia. Entre los que siguieron la vía política destacó Mario Onaindia que llegó a ser un relevante miembro del PSE-EE.

Fuente Wikipedia

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca o PAH es una asociación y movimiento social por el derecho a la vivienda digna surgido en febrero de 2009 en Barcelona y presente en toda la geografía española. La Plataforma surge en el marco de la crisis inmobiliaria española 2008-2013 que fue desencadenada por la burbuja inmobiliaria y de las posteriores protestas en España de 2011-2012. Forma parte del Movimiento 15-M, surgido posteriormente.1

La PAH agrupa a personas con dificultades para pagar la hipoteca o que se encuentran en proceso de ejecución hipotecaria y personas solidarias con esta problemática. Se define como “un grupo de personas apartidista que […] ante la constatación de que el marco legal actual está diseñado para garantizar que los bancos cobren las deudas, mientras que deja desprotegidas a las personas hipotecadas que por motivos como el paro o la subida de las cuotas no pueden hacer frente a las letras”.2

La PAH se considera un movimiento horizontal, no violento, asambleario y apartidista. Se reúne de manera asamblearia para exponer los distintos casos de los afectados, ofrecer asesoramiento y ayuda mútua para encontrar apoyos tanto prácticos como emocionales. El 18 de mayo de 2001 la PAH, con domicilio social en Carrer Còrsega, 521, se inscribió en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior.

Fuente Wikipedia

El Estado-Nación

Según algunas escuelas de la ciencia política, un estado-nación se caracteriza por tener un territorio claramente delimitado, una población constante, si bien no fija, y un gobierno.1

El Estado nación se crea, históricamente, mediante el tratado de Westfalia, al final de la guerra de los 30 años (1648). Mediante este tratado se acaba con el antiguo orden feudal y se da paso a organizaciones territoriales y poblacionales definidas en torno a un gobierno que reconoce sus límites espaciales, y por lo tanto, de poder.

Véanse también: Estado, Estado moderno y Estado nacional.

 

Desarrollo del concepto del Estado nacional

El progreso del Estado moderno no consistió solamente en un desplazamiento de las viejas instituciones, sino su completa renovación, su predominio con las nuevas autoridades de la nación, creando un orden social nuevo (liberal, burgués y capitalista), al eliminarse las viejas formas estamentales de origen feudal del Antiguo Régimen mediante un triple proceso revolucionario: Revolución liberal, Revolución burguesa y Revolución industrial. Sin embargo, el proceso distó de ser una revolución instantánea, pues a pesar de que se produjeron periódicamente estallidos revolucionarios (Revuelta de Flandes, Revolución inglesa, Revolución estadounidense, Revolución francesa, Revolución de 1820, Revolución de 1830, Revolución de 1848), como proceso de larga duración, lo que se produjo fue una lenta evolución y transformación de las monarquías feudales. Primero se transformaron en monarquías autoritarias y luego en monarquías absolutas, que durante el Antiguo Régimen fueron conformando la personalidad de naciones y Estados en base a alianzas territoriales y sociales cambiantes de la monarquía; tanto de unas monarquías con otras como de cada monarquía en su interior: en lo social con la ascendente burguesía y con los estamentos privilegiados, y en lo espacial con el mantenimiento o vulneración de los privilegios territoriales y locales (fueros).2

El racionalismo creó la idea del “ciudadano“, el individuo que reconoce al Estado como su ámbito legal. Creó un sistema de derecho uniforme en todo el territorio y la idea de “igualdad legal”.

Las distintas escuelas de ciencia política definen de diversas maneras el concepto del Estado-nación. Sin embargo, en la mayoría de los casos se reconoce que las naciones, grupos humanos identificados por características culturales, tienden a formar Estados con base en esas similitudes. Cabe anotar que bajo esta misma óptica la nación es un agrupamiento humano, delimitado por las similitudes culturales (lengua, religión) y físicas (tipología). Un Estado puede albergar a varias naciones en su espacio territorial y una nación puede estar dispersa a través de varios Estados.

Si bien el Estado-nación surge hacia el año 1648 (Tratado de Westfalia), las instituciones políticas de esta entidad tienen un desarrollo que se puede rastrear hasta una maduración en 1789 (Revolución francesa). Los modelos de agrupación en torno a una autoridad central siguen dos visiones contrapuestas, pesimista y optimista, acerca del hombre en estado de naturaleza, marcadas por los trabajos filosófico-políticos de Hobbes y Rousseau, sin excluir otras tradiciones del pensamiento político: el concepto platónico de República o la Política de Aristóteles, y el funcionamiento y las políticas de la democracia ateniense y la República romana en la Edad Antigua; los debates de la Edad Media entre los poderes universales y el intento fallido del conciliarismo (concilio de Constanza de 1413, concilio de Florencia o concilio de Basilea de 1431); o en la Edad Moderna el establecimiento del ius gentium, los justos títulos y el tiranicidio por los españoles de la Escuela de SalamancaBartolomé de las Casas, padre Mariana– o el holandés Grotius, el humanismo de Nicolás de Cusa, el racionalismo de Leibniz o el empirismo de Locke;3 todos ellos refundidos y retomados por la Ilustración europea (primero Montesquieu y luego los enciclopedistas), así como la percepción de ejemplos de algunas experiencias políticas indígenas americanas -las comunidades precolombinas en las Antillas, el mito de El Dorado, el imperio incaico del Tahuantinsuyo o la confederación iroquesa– que vistas desde la perspectiva eurocéntrica conformaron la idea del buen salvaje y el utopismo.4 La primera plasmación política textual de este proceso intelectual fueron los textos de la Revolución estadounidense: la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (4 de julio de 1776) y la Constitución de 1787.

Nosotros, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la Defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la Libertad, estatuimos y sancionamos esta CONSTITUCIÓN para los Estados Unidos de América.

Esta idea del Estado implicaba su surgimiento ante la necesidad armonizar los intereses del individuo y la comunidad de obtener al tiempo seguridad y libertad; y para garantizar el derecho de propiedad, como un desarrollo natural de la cooperación entre los individuos en su egoísta búsqueda de la felicidad a través del propio interés (teoría de la mano invisible de Adam Smith).

Fuente Wikipedia

En el Estado español, el terrorismo de ETA ha sido la principal baza política para obtener votos, y para controlar y manipular a la sociedad desde el año 1975. Tanto por los terroristas nacionalistas como por los políticos españoles.

ETA se autoerigió como Movimiento de Liberación Nacional Vasco, sin pedir su opinión o su apoyo a la sociedad vasca. Solamente los más radicales de los vascos se decidieron a apoyar este camino sangriento para independizarse del estado español por la fuerza de las armas, la coacción y el chantaje, muriendo en su larga historia numerosos inocentes, incluidos niños que no eran culpables de este sinsentido. Todo español y vasco que no comulgara con sus ideas era para ellos un objetivo legítimo de asesinato. ¿Es esto terrorismo? Sí, sin ninguna duda.

La PAH es un movimiento social que exige la dación en pago de la vivienda que su comprador es incapaz de pagar por la pérdida de su empleo y de sus ingresos, y de esta manera se cancele la hipoteca que tiene con el banco, para que así este ciudadano pueda seguir su vida y no se vea lastrado por el resto de esta con una deuda odiosa. La situación en España es crítica con un 25% de paro y creciendo. No es de sentido común que con más de 6 millones de viviendas vacías las personas deban de vivir en la calle.

Estos ciudadanos protestan de forma pacífica y echan en cara democrática y pacíficamente a los políticos su deber con la ciudadanía a la que se supone que representan. Llenar de carteles las fachadas de las viviendas de los políticos para defender los derechos de los ciudadanos no es más vandálico que llenar las paredes de carteles electorales pidiendo el voto de esa misma ciudadanía de la que perjuran una y otra vez que están defendiendo sus derechos, y que luego hacen omisión constante diciendo que tienen la legitimidad que les ha dado las urnas.

¿Es terrorismo defender los derechos de los deshauciados pacíficamente? Por supuesto que no.

Se supone que los Estados-Nación fueron creados para proteger a la ciudadanía y garantizar el bienestar de sus ciudadanos. Este supuesto, en España nunca se a cumplido, y estos últimos 36 años de supuesta democracia han sido por decirlo suavemente un espejismo que nos a deslumbrado a todos, por no decir que ha sido verdaderamente una verdadera estafa de la oligarquía española.

Cuando el estado supuestamente que debe de garantizar los derechos de los ciudadanos rescata a las entidades bancarias con dinero público sacado del esfuerzo de los ciudadanos y que debe de repercutir en el bienestar de los ciudadanos del estado, ¿es eso robo? Sí. Cuando el estado español constitucionalmente debe de garantizar un techo a todos sus ciudadanos y a cambio los deshaucia de su vivienda por no poder pagar la hipoteca que ha sido dada por un banco rescatado con dinero de esos ciudadanos, y nacionalizado ¿es eso violencia? Sí, obviamente.

Cuando Ada Colau, portavoz de la PAH, es amenazada, difamada y coaccionada por defender los derechos de los ciudadanos, así como muchas personas anónimas y el estado legisla multas, identificaciones ilegales y amenaza a todos los ciudadanos que exigen sus derechos con la violencia policial y la cárcel, ¿no es eso terrorismo de estado? Sin duda alguna lo és.

El Estado-nación español ha dejado de proteger el bienestar de sus ciudadanos, para hacerse servir de ellos para sus propios fines egoístas. Se ha convertido en una entidad intangible, pero que hace notar su presencia bajo un gobierno dictatorial elegido “democráticamente” bajo una injusta ley electoral, que ya no protege a los ciudadanos que dice proteger, sino que protege a las entidades culpables de que personas mueran (está realmente ocurriendo) o lleguen a morir en la calle por no tener un techo donde cobijarse. Un estado que está privatizando la Sanidad Pública, dejando que sus ciudadanos mueran en urgencias. Un estado que justifica lo injustificable, y que protege a sus corruptos y a sus corruptores. Es más importante para estos gobernantes asegurar sus privilegios, y usan el acoso, la difamación, la coacción, la amenaza, la violencia de las fuerzas de seguridad contra su pueblo, acusándoles de terroristas. Terrorista es aquél que infunde terror, no el que lo padece. ¿O es qué están empezando ellos a padecer terror por lo que les pueda pasar? El estado español está perdiendo el control de la ciudadanía, y para defenderse asegura que todo aquel que proteste sus decisiones es un terrorista.

Esta es siempre la excusa esgrimida por los violentos para justificar sus acciones.

, el estado español es un estado terrorista, y lo es porqué está humillando y sometiendo a sus ciudadanos, que son el auténtico Estado Español, y no sus instituciones. Las instituciones deben de representar a la ciudadanía, no ser utilizadas por una élite para imponer su arbitraria voluntad a 46 millones de ciudadanos. Deben de garantizar sus derechos y libertades. Si las instituciones democráticas son utilizadas para imponer a la mayoría la voluntad de una minoría política y económica, dejan de ser democráticas y se convierten en dictatoriales y tiránicas.

No debemos de dejarnos coaccionar ante un estado terrorista, la libertad y la dignidad del ser humano debe de ser defendidas por encima de cualquier otro derecho. Debemos de recuperar nuestros derechos luchando, siempre pacíficamente, porque luchar no siempre significa violencia. Significa perseguir tus objetivos hasta verlos cumplidos. Y no hay mejor objetivo que la dignidad como personas y como pueblo.

En este enlace ¿Qué es el Terrorismo de Estado?  podéis leer una definición de lo que esto significa y si el pueblo español lo está sufriendo en sus carnes, cosa que creo es evidente.

Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido.

Malcolm X

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s