Es Necesaria una Re-evolución

Por FTG

Tras el “rescate” de Chipre por la Unión Europea mediante el “diezmo” a las cuentas bancarias de sus ciudadanos, es todavía mucho más evidente que aquí no se trata de rescatar a los honrados y trabajadores ciudadanos de los países de la des-Unión, sino de rescatar los negocios mafioso-bancarios de sus jefes, el gran negocio interbancario de los Rothschild (grupo InterAlfa), Rockefeller y Vaticano entre otros (es decir, la banca internacional). Crean el dinero pulsando una tecla en un ordenador y si pierden ese dinero en el Gran Casino De la Bolsa Mundial, ¡no problem!, sacamos el dinero de las cuentas bancarias de los borregos europeos, a los que engañamos fácilmente. Como no saben como se crea el dinero, los engañamos con nuestra neolengua orwelliana. A esto se le llama atraco, y que no me empiecen con milongas para ineptos. Si el Euro se hunde, que se hunda. Los españoles, portugueses  y griegos nos empobrecimos aún más, el precio de un mísero café, de valer 100 pesetas (60 céntimos de euro) en mi ciudad a valer 1 euro de la noche a la mañana (literalmente).

Lo que necesitamos es una reEvolución y destruir de una vez por todas esta sociedad esclavista completamente podrida hasta sus cimientos.

Según la wikipedia la palabra Revolución significa:

Revolución es el cambio inmediato o transformación radical y profunda respecto al pasado.

Se establece la revolución como una idea cambiante debido a lo que las circunstancias ameriten en el momento, éstas pueden tener carácter económicoculturaltecnológicoreligiosopolíticosocialmilitar, etc. En una revolución se pueden producir cambios políticos y sociales de forma rápida y hasta violenta, con la participación de amplios sectores de la población, como lo fue en la Revolución francesa, la mexicana o la rusa.

Las revoluciones son consecuencia de procesos históricos o científicos con efectos colectivos.

Bien, pues en la historia de la humanidad no ha habido verdadera Revolución según mi humilde opinión. Toda ha cambiado, pero todo sigue igual. Seguimos siendo esclavos. En realidad nunca hemos dejado de serlo. Desde el comienzo de la historia de nuestra civilización organizada hemos sido sometidos a cierto grado de servidumbre.

La especie humana es la única que tiene que PAGAR para poder vivir en el planeta Tierra. Esa es la mayor esclavitud de todas y la mas antinatural de las leyes.

La verdadera REVOLUCIÓN empieza dentro de uno mismo, y no debe de ser necesariamente un alzamiento violento de gente furiosa. La verdadera REVOLUCIÓN es un cambio de conciencia y de consciencia.

conciencia.

(Del lat. conscientĭa, y este calco del gr. συνείδησις).

1. f. Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta.

2. f. Conocimiento interior del bien y del mal.

3. f. Conocimiento reflexivo de las cosas.

4. f. Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto.

5. f. Psicol. Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo.

consciencia.

(Del lat. conscientĭa).

1. f. conciencia.

2. f. Conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.

3. f. Capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento.

La verdadera REVOLUCIÓN se hace desde dentro de nosotros mismos, plasmándose luego en nuestros actos exteriores. El concepto de Revolución como alzamiento violento, perpetua a los mismos tiranos de siempre, pero siempre disfrazados, ahora de corderos, ahora de libertadores. La humanidad no necesita de mesías externos, Jesucristo no era un mesías, sino un profeta (mensajero), como antes que él, Buda o Espartaco. Mesías significa en hebreo libertador, pero muchos libertadores se corrompen, Cesar, Napoleón, Simón Bolivar, Lenin, Mao Tse Tung. La humanidad no necesita de libertadores externos a ella, cada ser humano es el libertador de sí mismo. Toda VERDADERA REVOLUCIÓN EXTERNA NECESITA DE UNA VERDADERA REVOLUCIÓN INTERNA, si no está condenada al fracaso. Los libertadores externos nos convierten en dependientes de su persona, y una persona dependiente de otra para ser libre  no es verdaderamente libre sino ESCLAVA.

Años de condicionamientos mentales falsos nos han llevado a la falsa creencia de que somos libres. La libertad empieza cuando uno dice basta y comienza a actuar en consecuencia. Manifestarse no es verdaderamente revolucionario. Lo verdaderamente revolucionario es comenzar a obrar como verdaderamente sientes en tu interior que deberían ser las cosas, por encima de leyes y condicionamientos sociales absurdos. Las manifestaciones solamente hacen ruido y muestran el descontento, pero no hacen daño a los gobiernos opresores. El verdadero daño es la desobediencia civil masiva, no obedecer sus leyes e imposiciones arbitrarias. Una cosa son las leyes cívicas y de tráfico de vehículos, absolutamente necesarias (esas no entran en cuestión), hablo de leyes verdaderametne injustas, leyes que nos perjudican como sociedad, y que los propios legisladores que nos las han impuesto se saltan a la torera por que ellos están por encima de la ley. La inmunidad parlamentaria es un asalto a nuestra inteligencia. No puede ser que por robar 200 euros para alimentar a tus hijos te condenen a cinco años de cárcel, y por robar 21 millones de euros desde un partido político no te pase absolutamente nada. No puede ser que habiendo 6 millones de viviendas vacías, la gente sea desahuciada de sus casas por haberse quedado sin trabajo, y sean tratados como animales por las fuerzas del estado, y luego mueran de hambre en la calle como alimañas. No puede ser que La gravedad del delito sea inversamente proporcional a su pena. Cuando las leyes son injustas, lo justo es desobedecerlas. Cuando el verdadero criminal es el estado, lo justo es desobedecer. Por que a un criminal se le encarcela, no se le obedece.

Revolution-The Beatles

El poema “Invictus”, de una belleza melancólica, victoriana, marmórea, impresionante, sobrecogedora, es un canto a la fe, a la libertad y a la resistencia humana enfrentadas a los momentos más desoladores, solitarios y terribles de la existencia. No es de extrañar que el poema fuera escrito por un hombre que fue niño condenado a la enfermedad y la minusvalía; no es de extrañar que este poema le sirviera de guía y consuelo espiritual a Nelson Mandela mientras estaba encarcelado y era humillado y vejado por su ideas, por su compromiso ético con los suyos, consigo mismo.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s