Todos los Ataques Terroristas son Psyops (Operaciones Psicológicas)

Título original: All Terror Attacks are Psyops

Por Jon Rappoport  |  No More Fake News

Traducido por FTG

Ya sea que los asesinatos de la Maratón de Boston fueron escenificados como una bandera falsa, y si es así, por quién, hay sin duda contradicciones en la línea de la historia en los medios de comunicación hasta el momento.

Mike Adams, en Natural News, ha señalado varios absurdos clave en el escenario oficial, incluyendo la demolición controlada aparentemente por una bomba en la biblioteca JFK, a una milla de distancia de las explosiones en la línea de meta de la Maratón.

Esta demolición,sin que se anunciara en los medios de comunicación, fue mencionada justo antes de que tuviera lugar, por un tweet del Boston Globe: “Habrá una explosión controlada frente a la biblioteca en un minuto como parte de las actividades de escuadrones de artificieros.”

La demolición habría tenido lugar alrededor de una hora después de las dos explosiones en la línea de meta de la Maratón, lo que significa que el escuadrón de artificieros fue capaz de encontrar el dispositivo de la biblioteca, lo equiparon para la demolición, y lo hicieron estallar en un tiempo récord.

Cualquiera que sea la causa del incendio/explosión en la Biblioteca, que el “artefacto incendiario” fue inutilizado, y los artificieros encontraron otra bomba sin explotar en las instalaciones.

Un reportero local de la Boston TV, Eileen Curran, tomó una foto de la Biblioteca. El exterior del edificio, en la entrada de empleados, muestra las paredes ennegrecidas. Si el “fuego eléctrico” o el “artefacto incendiario” causó este daño, la sala de la Biblioteca donde se produjo el incendio o explosión debe haber sido justo en el interior del edificio. No había medios de comunicación informando expresamente de ello, lo que parece bastante extraño.

La prensa meramente se limita a declarar que había un incendio en una habitación en la Biblioteca. El hecho de que el fuego estaba bastante cerca de una entrada ciertamente califica una mención. Se añade jugoso drama para que los medios informen. Pero no hay cobertura del hecho.

Todos los ataques terroristas, sin importar quien los lanza, tienen una psicología. Tienen un propósito. Inducir el miedo, por supuesto. Hacer que el público ceda a un nuevo conjunto de “normas de seguridad”, que aprietan los tornillos de la libertad, por supuesto. Pintando a algún grupo designado como atroz, por supuesto.

El tercer Lunes de Abril, es el Día del Patriota. Se conmemora el 19 de Abril de 1775, la apertura de las batallas de la Guerra de la Independencia contra Inglaterra, en Lexington y Concord. Anteriormente celebró el 19 de Abril, es también es el aniversario del atentado de Oklahoma (1995), y el ataque final del FBI sobre el Complejo Davidiano de Waco, Texas, donde fueron asesinados 76 hombres, mujeres y niños (1993). El 15 de Abril es también el día de los impuestos.

Por lo que algunos comentaristas de los medios ya están opinando que las personas “anti-impuestos-pro-patriotas anti-gobierno” están detrás de los asesinatos de Boston.

En un nivel de élite, donde se realiza la investigación PSYOP (operaciones psicológicas), la psicología de los ataques terroristas implica alterar la percepción normal de la realidad.

La mayoría de la gente vive sus días en un estado más o menos constante de la mente. Realizan tareas de rutina una y otra vez. Ellos ven su entorno cotidiano como muy familiar. Todo esto produce lo que se podría llamar un trance ligero.

Si eso parece improbable, observe lo que sucede cuando algo completamente inesperado irrumpe en la percepción y la experiencia habitual. El shock es lo que sucede.

Es como si la persona hubiera estado durmiendo y de repente se despierta a la fuerza levantándose de golpe.

En una tranquila calle residencial, un coche se estampa contra un poste eléctrico. En un paseo tranquilo, una ráfaga de viento sopla rompiendo las bisagras  en un escaparate de una tienda, rompiéndola.

La gente se sorprende. Miran hacia arriba. “Wow. ¿Dónde estaba yo? “Sí, es como despertar de un sueño.

Multiplica ese efecto por mil. Las bombas se apagan. Los sonidos de las explosiones, las ondas de choque, gente cayendo, gente sangrado, lesiones, muertes grotescas. En el espacio de unos pocos segundos, y en una calle donde nunca pasa nada.

Y una capa retirada de esto, el mundo observa cómo se desarrolla en la televisión.

Es una rasgadura en el tejido de la realidad percibida. Ahora mismo.

El planificador de psyop retirado, Ellis Medavoy (seudónimo), me dijo en una entrevista de 2002: “La gente piensa que es muy esotérico hablar de la interrupción en la onda de espacio-tiempo. Pero poner en marcha ciertas operaciones psicológicas tiene mucho que ver eso. La teoría de estas operaciones tiene todo que ver con el hecho de que existen personas en una onda media y coherente del espacio-tiempo.

“Ellos se acostumbran a eso. Ni siquiera son conscientes de ello. Así que una operación psicológica puede ir en dos direcciones. Se puede animar a es forma de sueño, para hacer que continúe. O puede estallar la gente nada más sacarlo de la ola en algo que es muy desorientador.”

“En este último caso, tú estás obligando a la gente a salir de su percepción promedio de espacio y tiempo, pero no se les está dando algo para reemplazarlo. Están colgados en el vacío, por así decirlo.”

“¿Cuál es el resultado? La gente quiere desesperadamente una resolución de la operación psicológica, para que puedan regresar a su antiguo continuum. Y porque se sienten desesperados, van a tomar lo que sea y cualquiera que se les de. Se puede decir que un ciervo mordió un cable eléctrico y apagó la energía para toda la costa este durante una semana, y te creerá.”

“Y eso es lo que quieres. La capacidad de decir cualquier cosa y que la gente se lo crea. “

Le pregunté a Medavoy si esto incluía salpicar al público con contradicciones en la versión oficial de un ataque terrorista.

“Por supuesto”, dijo. “Van a pasar por alto las contradicciones. Ellos no van a poner ninguna atención en ellas. Están  tan asustados, lo que quieren es una solución. Puedes echarle la culpa a cualquiera, y ellos lo comprarán “.

Más adelante en la conversación, me fui de nuevo al tema de la “onda espacio-tiempo.”

Medavoy, dijo: “La psicología en esto es clara. Un abrumador porcentaje de las personas lidiaran con el espacio-tiempo de una manera pasiva. Ellos reciben, por así decirlo. Se les presenta un fundamento de la realidad y ciegamente la aceptan. Por lo tanto, cuando se les aleja de la realidad, están perdidos. Un pequeño porcentaje de la población, los que son intensamente creativos, reaccionan de manera diferente. Esto se debe a que son, en un sentido real, la proyección de su propio espacio y tiempo. “

Los planificadores de  Psyops que escenifican eventos son conscientes de estos factores. Quieren crear un mundo, una imagen de un mundo, que está en un flujo peligroso y absolutamente requiere de nuestros “líderes” para detener ese flujo.

Una de mis experiencias más vívidas de esto se produjo a mediados de la década de 1980. Estaba entrevistando a un familiar de un soldado que murió en Vietnam. Cuando le pregunté acerca de si el motivo de la guerra estaba justificado, él perdió los estribos. Entró en una rabia imponente.

El hecho de que su primo había muerto allí hacía automáticamente la guerra una política necesaria del gobierno, una acción correcta. Esta conclusión detuvo el flujo insoportable para él. De lo contrario, él estaba perdido.

Fue, por supuesto, de esa manera el 9/11, también, y en muchos otros casos.

Hay una psicología operando aquí, y que no es más que una cierta marca de fábrica académica de tonterías. Corta el corazón de cómo literalmente la gente existe en la realidad, y cómo eso afecta a su profunda respuesta a los eventos administrados por profesionales, que entienden esa psicología.

Fuente aquí.

The Ultimate Revolution | by Aldous Huxley Una Sociedad Drogada

Aldous Huxley, autor de Un Mundo Feliz hablando en la UC Berkeley en 1962. Aldous Huxley utiliza esta oportunidad para hablar para delinear su visión de la “revolución final”, una dictadura científica donde la gente estará condicionada para disfrutar de su servidumbre, y planteará poca oposición a la “oligarquía”, como él dice. También se toma un momento para comparar su libro, “Un mundo feliz”, al “1984” deGeorge Orwell  y considera la técnica en este último demasiado anticuada para la implementación real.

“Habrá, en la próxima generación o así, un método farmacológico para hacer que la gente ame su servidumbre, y la producción de unadictadura sin lágrimas, por así decirlo, produciendo una especie de campo de concentración sin dolor para toda la sociedad, para que a la gente de hecho les sean arrebatadas sus libertades, sino que más bien disfrutaran, porque serán distraídos de cualquier deseo de rebelarse por la propaganda o lavado de cerebro, o lavado de cerebro mejorado por métodos farmacológicos. Y esta parece ser la revolución final. “- Aldous Huxley, Grupo Tavistock, Escuela de Medicina de California, 1961

Conversacion de Shaka y Buda

LA ALHAMBRA – Antiguas Superestructuras – Granada

La Alhambra es una ciudad palatina andalusí situada en GranadaEspaña. Se trata de un rico complejo palaciego y fortaleza (alcázar o al-qasr القصر) que alojaba al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada. Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, no sólo radica en los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte andalusí, sino también en su localización y adaptación, generando un paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente. En 2011 se convirtió en el monumento más visitado de España, recibiendo la cifra histórica de 2.310.764 visitantes.2

El Proyecto Disclosure (Revelación)

Existe un Gobierno en la oscuridad que tiene su propia Fuerza Aérea, su propia Armada, su propio mecanismo para la recaudación de fondos, y con la habilidad de seguir sus propias ideas de interés nacional, libre de todo chequeo y balance, y libre de la ley misma.” – Senador Daniel K. Inouye (EEUU) (http://www.mind-surf.net/extraterra1.htm) El Proyecto Revelación o The Disclosure Project es una organización sin fines de lucro, formada en 1993 por el Dr Steven M. Greer, con la intención de desclasificar y revelar toda la información pertinente sobre el fenómeno ovni y asuntos relacionados con los extraterrestres, que este grupo sostiene que el gobierno de los Estados Unidos ha clasificado y mantenido en secreto. Conferencia en el Club Nacional de Prensa (EEUU) El Dr Steven M. Greer introdujo “The National Disclosure Project” o Proyecto Nacional de Revelación a los medios de comunicación y al publico el 19 de mayo de 2001 en Washington al National Press Club. Lo notable de esto fue que ha sido la reunión mas grande en la comunidad Ufológica y la gran atención recibida. Vídeo calidad media de Internet.

 

Fuente aquí.

Sepp Holzer: El rebelde agrario

Los peligros de la leche de vaca y sus derivados: Parte 3 La gran mentira sobre la leche

‹‹Leche y lácteos ¿perjudiciales para la salud? ¡Imposible!››
Todos sabemos que la leche y los lácteos no sólo son sanos sino que además son imprescindibles para una correcta nutrición: la necesitan los niños para crecer, las mujeres embarazadas para tener buena leche, las personas mayores para no sufrir osteoporosis, mejora la acidez de estómago… Así que ¿cómo van a ser la causa potencial de algunas enfermedades?
Pues sí, lo son y numerosos estudios científicos así lo demuestran. Está constatada la relación de los lácteos con enfermedades como la osteoartritis, alergia, sinusitis o infecciones de oídos.
El fin de este encuentro es descubrir el origen de esta información errónea y a quién le interesa mantenerla; aprender cómo nuestro cuerpo utiliza el calcio y conocer fuentes saludables de este mineral.

Los peligros de la leche de vaca y sus derivados: Parte 2 La Leche, ¿Mala para la Salud? Diez Consecuencias de su Consumo

Recopilado por Betotronik.
 
Los seres humanos somos los únicos en la naturaleza que ingerimos leche de otro animal y que, además, la seguimos tomando por muchos años posterior al periodo de lactancia.


La leche animal y sus derivados se encuentran actualmente entre los alimentos de mayor consumo del mundo.

Se habla inmensamente de sus propiedades nutritivas y lo imprescindibles que son para crecer sanos y fuertes así como también para evitar la artritis por su contenido en calcio. Pero, ¿es eso verdad o una vez más hemos sido engañados y más bien se trata de productos no precisamente saludables que causan muy diversas patologías?
Si nos detenemos un poco a reflexionar, concluimos que la leche que produce cada especie mamífera es única y específicamente para su especie en sí y no para la de otra especie; cada animal tiene su propia estructura biofísica.

Los nutrientes que la leche de vaca puede tener han sido creados de esa manera porque es lo que necesita su cría para desarrollarse.

Obviamente la composición de cada leche varía en función del animal, de la raza, del alimento que haya recibido, de su edad, del periodo de lactancia, de la época del año y del sistema de ordeño, entre otras variables.

Pero veámoslo de manera sencilla: Las vacas tienen 4 estómagos, nosotros solo tenemos 1.

La edad de madurez de una vaca se alcanza a los 2 años y no siguen tomando leche, ¿Por qué nosotros hemos de hacerlo? ¿es realmente saludable ingerir leche y productos lácteos?
El principal componente de la leche es el agua. Su presunto interés nutritivo radica en que además contiene grasas (ácidos grasos saturados y colesterol), proteínas (caseína, lactoalbúminas y lactoglobulinas), hidratos de carbono (lactosa, fundamentalmente), vitaminas (cantidades moderadas de A, D y del grupo B) y minerales (fósforo, calcio, zinc y magnesio).

El Calcio

La mayoría de personas creemos que tomar leche es nutritivo, de hecho los nutricionistas occidentales la recomiendan para mantener la salud, sobre todo la de los huesos.
Millones de norteamericanos prácticamente la toman en lugar de agua. Sin embargo es precisamente en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de leche, donde más incidencia de osteoporosis hay entre su población.
El Proyecto Cornell Oxford-China de Nutrición, Salud y Medio Ambiente demostró -entre otras cosas- que la leche animal desmineraliza a los adultos. Comprobó que las mujeres que no tomaban leche de vaca y su único alimento eran el arroz, los vegetales, la soja y sus derivados no padecían osteoporosis. Y que, sin embargo, si dejaban esa dieta e introducían la leche de vaca sus niveles de calcio bajaban y aumentaba la incidencia de esa patología.
El trabajo del doctor William Ellis, ex presidente de la Academia Americana de Osteopatía Aplicada, estableció que las personas que toman de 3 a 5 vasos de leche diarios presentan los niveles más bajos de calcio en sangre. Agregando que tomar mucha leche implica ingerir grandes cantidades de proteínas lácteas y éstas producen un exceso de acidez que el organismo intenta compensar mediante la liberación de minerales alcalinos.
Como información adicional: una de cada 10.000 mujeres muere de cáncer de mama en China mientras que sólo en el Reino Unido las cifras oficiales hablan de una de cada 12.
La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el número de hombres que padecen este cáncer en China es de 0,5 por cada 10.000 mientras que en el Reino Unido la cifra es 70 veces mayor. La clave está pues, sin duda, en el consumo de lácteos.

LA CASEÍNA DE LA LECHE

La caseína es uno de los principales componentes de la leche.
Los valores de caseína encontrados en la leche son aproximadamente el doble que la leche materna. Pues bien, se sabe que el niño lactante asimila completamente las caseínas de la leche materna… pero no las de la leche de vaca. Tales proteínas sólo se digieren parcialmente por el efecto neutralizador de la leche sobre la acidez gástrica, indispensable para su ruptura.
¿Y qué efectos provoca esa sustancia viscosa que es la caseína animal en nuestro organismo? Pues hay que decir que en algunas personas se adhiere a los folículos linfáticos del intestino impidiendo la absorción de otros nutrientes (de hecho la caseína se utiliza como pegamento para papel, madera, etc.).

LAS GRASAS DE LA LECHE

leche La leche humana contiene 45 gramos de lípidos por litro de los que el 55% son ácidos grasos poliinsaturados y un 45% saturados.
Y tiene, sobre todo, un elevado contenido en ácido linoleico, precursor de prostaglandinas y leucotrienos antiinflamatorios.
En cambio la leche de vaca -la más consumida- contiene un 70% de ácidos grasos saturados y un 30% de poliinsaturados.
Una estructura que favorece la formación de prostaglandinas y leucotrienos inflamatorios.
La pasteurización y la homogeneización provocan que las grasas saturadas atraviesen las paredes intestinales en forma de pequeñas partículas no digeridas lo que inexorablemente aumenta los niveles de colesterol y grasas saturadas en sangre.
Además el contenido en colesterol de la leche es superior al de otros alimentos famosos por ser ricos en ese elemento.
De hecho algunos países ya han retirado la leche de la lista de alimentos fundamentales para la dieta porque se ha observado que los niños que acostumbran a tomar varios vasos de leche al día tienen sus arterias en peores condiciones que los que no la toman. Una información que, curiosamente, no parece haber llegado a Estados Unidos pues según su Departamento de Agricultura casi el 40% de la comida diaria que ingieren los norteamericanos consiste en leche y/o productos lácteos. Lo cual significa que un estadounidense medio toma diariamente sólo con los productos lácteos 161 miligramos de colesterol. Y eso es tanto como ingerir ¡53 lonchas de tocino al día! Y luego se extrañan de que la cuarta parte de la población norteamericana sea obesa o padezca sobrepeso.

ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL CONSUMO DE LECHE

Ante todo lo expuesto son cada vez más las voces que alertan de la posible relación -más o menos directa- entre el consumo de leche y las dolencias que se relacionan a continuación:

Anemia Ferropénica.

La mitad del resto de las anemias que se producen en Estados Unidos están relacionadas con el consumo de leche y sus derivados por los pequeños sangrados gastrointestinales que la leche puede provocar.

Artritis Reumatoidea y Osteoartritis.

Está constatado que los complejos antígeno-anticuerpo generados por la leche se depositan a veces en las articulaciones provocando su inflamación y entumecimiento. Estudios realizados en la Universidad de Florida (Estados Unidos) confirman que los síntomas se agravan en pacientes con Artritis Reumatoidea que consumen leche.

Por otro lado, en un artículo publicado en la revista Scandinavian Journal of Rheumatology se afirmaba que en personas afectadas de esa patología que dejaron de ingerir lácteos y tomaron sólo agua, té verde, frutas y zumos vegetales entre 7 y 10 días la inflamación y el dolor disminuyeron significativamente. Agregando que cuando alguno volvía a una dieta lacto-ovo-vegetariana los síntomas reaparecían.

Asma.

Se sabe que la leche puede estimular la producción excesiva de moco en las vías respiratorias y que la alergia a la leche es causa de asma. Además está completamente demostrado que los niños con exceso de moco y dificultades respiratorias a los que se les retira la leche de vaca mejoran de forma sorprendente.

Autismo.

Investigadores italianos descubrieron que los síntomas neurológicos de los pacientes autistas empeoran cuando consumen leche y trigo. Se cree que los péptidos de la leche pudieran tener un efecto tóxico en el sistema nervioso central al interferir con los neurotransmisores.

En sus investigaciones los doctores de la Universidad de Roma notaron una mejoría marcada en la conducta de esos enfermos tras dejar de ingerirla ocho semanas. En su sangre había altos niveles de anticuerpos contra la caseína, la lactoalbúmina y la betalactoglobulina.

Cáncer de Estómago.

Investigadores del Instituto Nacional de Salud Publica de Morelos (México) encontraron un aumento significativo del riesgo de contraer cáncer de estómago en pacientes que consumían productos lácteos. En los que además consumían carne el riesgo se triplicaba.

Cáncer de la Mama.

La leche está considerada por muchos expertos causa directa de este “tipo” de cáncer.

Cáncer de Ovarios.

La galactosa -uno de los azúcares de la leche- se ha relacionado también con el cáncer de ovarios. Algunos investigadores consideran que las mujeres que beben más de un vaso de leche entera al día tienen tres veces más probabilidades de contraer cáncer de ovarios que las que no lo ingieren.

Cáncer de Próstata.

Un estudio presentado hace más de veinte años en una reunión de la American Association of Cancer Research en San Francisco y publicado en Oncology News ya revelaba, según el doctor Chan -epidemiólogo de la Universidad de Harvard-, que el consumo de mucha leche y sus derivados está asociado con un incremento del riesgo de cáncer de próstata en los hombres. Explicando que ello se puede deber a que el alto contenido de calcio de la leche hace disminuir la cantidad de vitamina D del cuerpo, encargada de proteger del cáncer de próstata a pesar de que la propia leche la contiene. Epidemiólogos italianos del Aviano Cancer Center calcularon ese aumento del riesgo y establecieron que es 1,2 veces mayor entre quienes beben de 1 a 2 vasos de leche diaria que entre los que no la consumen. Sin embargo, si se toman dos o más vasos de leche al día el nivel de riesgo de padecer ese cáncer aumenta a 5.

Cáncer de Pulmón.

Investigadores holandeses concluyeron en 1989 que las personas que toman tres o más vasos de leche diaria tienen dos veces más probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón que los que no la toman. Se ha documentado que existe relación directa entre la hormona somatotropina y el cáncer de pulmón, y entre éste y las dioxinas que contaminan la leche.

Cáncer de Testículos.

Investigadores británicos descubrieron que también hay relación entre el cáncer testicular y el consumo de leche. El riesgo encontrado fue 7,19 veces mayor que en la población general y aumenta en un 1,39 por cada cuarto de leche adicional que se consume.
Cataratas.
Hay una creciente evidencia de la relación entre el consumo de leche y las cataratas. Según diversos estudios científicos las poblaciones humanas que consumen grandes cantidades de productos lácteos tienen mayor incidencia de cataratas que aquellos que los evitan. Este defecto se ha relacionado con la lactosa y la galactosa. Siendo la relación más evidente entre la mujeres que entre los hombres. El tipo más frecuentemente es la catarata cortical.

Colitis Ulcerosa.

También el consumo de leche se ha asociado a esta dolencia.
Colón Irritable.
Hay diversos estudios que vinculan igualmente la ingesta de leche con el desarrollo de esta patología.

Diabetes Mellitus Tipo I.

Diferentes investigaciones demuestran que los lactantes alimentados con leche de vaca presentan un mayor riesgo de padecer diabetes insulinodependiente -conocida como diabetes tipo I, ya desde su niñez.
Un estudio publicado en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra identifica la leche como “elemento responsable o factor desencadenante en algunas personas genéticamente sensibles”.
Los médicos que realizaron la investigación descubrieron que los diabéticos analizados tenían unos niveles de anticuerpos más altos de lo normal que reaccionaban con una proteína de la leche llamada suero de albúmina bovina atacándola como invasora y destruyéndola.
Pero resulta que, ¡fatal coincidencia!, una sección de esa proteína es casi idéntica a una proteína de la superficie de las células productoras de insulina por lo cual, según afirman, las defensas de las personas sensibles a ella terminan atacando a sus propias células causando así su autodestrucción.

Enfermedades Coronarias.

Numerosos investigadores relacionan algunos componentes de la leche -el colesterol, las grasas, su alto contenido en calcio, la presencia de xantina oxidasa, etc.- con este tipo de dolencias. En el caso de la enzima bovina xantina oxidasa se sabe que sólo causa problemas cuando la leche es homogeneizada y que su daño se centra en los vasos sanguíneos.
La posible explicación está en que esta enzima atravesaría intacta las paredes intestinales, se trasladaría a través de la sangre y destruiría el masmógeno, uno de los componentes de las membranas de las células que forman el tejido cardiaco.
Uno de esos investigadores es el doctor Kurt Oster, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Park City en Bridgeport (Estados Unidos).
Durante un periodo de casi cuatro años Oster estudió a 75 pacientes que sufrían angina de pecho y arteriosclerosis. Pues bien, se eliminó la leche de sus dietas y se les dio ácido fólico y vitamina C -ambas combaten la xantina oxidasa- y en todos los casos el dolor disminuyó.

Estreñimiento.

La leche es causa conocida de estreñimiento en niños y ancianos. Su eliminación de la dieta y un mayor consumo de vegetales y fibra suele resolver ese problema. Asimismo, tanto el estreñimiento crónico como las lesiones perianales se han asociado con una clara intolerancia a la leche de vaca.

Fatiga Crónica.

Según un estudio realizado con niños en Rochester (Nueva York) en 1991 beber leche aumenta 44,3 veces el riesgo de padecer esta enfermedad.

Incontinencia Urinaria.

Muchos niños que mojan las sábanas ya crecidos dejan de hacerlo en cuanto eliminan de su dieta la leche, los productos que la contienen y los derivados lácteos.

Intolerancia a la Lactosa.

Para poder ser utilizada por nuestro organismo este azúcar de la leche debe ser previamente hidrolizado y eso se consigue gracias a una enzima llamada lactasa que va desapareciendo lentamente cuando comienzan a salirnos los dientes.
Parece que en la raza blanca la lactasa permanece durante más tiempo que en la raza negra. Algo que podría deberse a la relación existente entre la melanina y la lactasa. Las personas que viven en lugares fríos tendrían por eso la piel más blanca a fin de aprovechar al máximo las radiaciones solares y sintetizar vitamina D para fijar el calcio.
Se ha observado también que en la mayoría de las personas que no producen lactasa o lo hacen a niveles muy bajos la lactosa no hidrolizada pasa al intestino donde es atacada por las bacterias y las consecuencias son fermentaciones, meteorismo, cólicos, diarreas, etc. Todo lo cual provoca la irritación de las paredes del intestino e incluso microheridas con pérdida de sangre. Y si esas pequeñas hemorragias se producen de forma continuada acaban provocando deficiencias de hierro.

Linfoma.

Un estudio realizado en la Universidad de Bergen (Noruega) durante año y medio con casi 16.000 pacientes observó que las personas que consumen dos vasos de leche al día presentan un riesgo 3,4 veces mayor de padecer linfomas que los que beben menos. El mecanismo por el cual eso se produce todavía no está claro a pesar de que se sabe que la leche de vaca puede transmitir el virus de la leucemia bovina.
Otro mecanismo por el cual se pueden contraer linfomas es a través de leche contaminada con dioxinas. En un artículo publicado en el periódico norteamericano The Washington Post se afirmaba que las personas que consumen grandes cantidades de grasa -como carne y productos lácteos son 10 veces más propensas a contraer cáncer, especialmente de pulmón.
Migraña.
Se ha comprobado experimentalmente que cuando se suprime la leche de la dieta de pacientes afectos de migraña se reducen significativamente sus síntomas.

Oídos,Garganta y Sinusitis.

En 1994 la revista Natural Health publicaba una serie de hallazgos que relacionan a la leche con el aumento de las infecciones de los oídos y la garganta. Los estudios demostraron que las amígdalas y las adenoides reducían su tamaño cuando se limitaba el consumo de leche.

Reacciones Alérgicas.

La alergia a las proteínas de la leche de vaca se ha definido como “cualquier reacción adversa mediada por los mecanismos inmunológicos a una o más de las proteínas de la leche (caseína, alfa lacto-albúmina, betalactoglobulina)”.

Sangrado Gastrointestinal.

El sangrado gastrointestinal secundario a la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca en niños ha sido adecuadamente documentado. Tan serio es el sangrado que se le coloca como una de las causas más comunes de anemia en niños.

Síndrome de mala Absorción.

Investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han comprobado la relación entre las proteínas de la leche y el daño a la mucosa intestinal. Este daño es el responsable del síndrome de mala absorción que se caracteriza por diarreas crónicas, vómitos y retardo del crecimiento.

Transtornos del Sueño.

Estudios realizados en la Universidad Free de Bruselas entre los años 1986 y 1988 confirmaron la relación entre el consumo de leche y los trastornos del sueño en los niños. Éste y otros estudios han hallado relación entre la alergia a la leche y los problemas para dormir. Todos los síntomas mejoraban cuando se excluía la leche de la dieta y empeoraban cuando era reintroducida. El tiempo promedio para notar la mejoría era de cinco semanas. La agitación que manifestaban esos niños también mejoró.

Úlceras Pépticas.

En el pasado se aconsejaba tomar leche a las personas que padecían problemas estomacales, en especial en caso de úlceras. En la actualidad esa práctica se desaconseja por considerarse peligrosa y porque se sabe que la leche y sus derivados agravan todos los síntomas. El alivio temporal que sentían esos pacientes se podía deber simplemente al hecho de que normalmente la leche se tomaba fría y era la temperatura del líquido lo que hacía mejorar la situación transitoriamente.

Otras Reacciones Provocadas por la Leche.

Además de las expuestas existen otras situaciones y dolencias que se relacionan con la ingesta de leche. Por ejemplo la acidosis láctica severa asociada a la alergia a la leche de vaca, el aumento del riesgo de preeclampsia en mujeres sensibles, la dificultad de aprendizaje en niños o algunos casos de infertilidad femenina. Por último es importante señalar que las madres que toman leche de vaca durante el período de la lactancia exponen a sus hijos a los riesgos asociados a este alimento.

Esta es una síntesis que he logrado para que se lea más fácil. Si les interesa el artículo completo entren a: http://www.dsalud.com/numero84_1.htm

Vídeo: ¿Nos envenenan con la leche?

Fuente aquí.

Síntomas de una Época: Síndrome de Estocolmo

El Síndrome de Estocolmo, uno de los trastornos mentales más populares, puede entenderse como una expresión patológica de la empatía, un exceso que recuerda el aforismo de Nietzsche: “Si mucho miras a un abismo, el abismo concluirá por mirar dentro de ti.”

síndrome_de_Estocolmo

Las películas de John Waters son perversamente entretenidas.  Tienden a llevar las cosas a sus últimas consecuencias; son escatológicas hasta lo absurdo. En tales cintas resulta fascinante ver lo lógico que es lo absurdo: lo consecuente que resulta. Pensemos, por ejemplo, en A Dirty Shame (2004), donde toda la población de un pueblo –que bien puede ser cualquiera— se va volviendo adicta al sexo. A tono con el torcido humor de Waters, la gota que derrama el vaso, haciendo del último habitante también un sexo-adicto, es ni más ni menos que una heces congelada de David Hasselhoff que cae desde un avión golpeando su cabeza.

John Waters tiene múltiples fetiches en sus cintas, con las cuales hace una crítica al surrealismo del sentido común. Una de sus tantas fijaciones pop, es Patty Hearst, quién ha aparecido en cinco de sus películas.  Hearst no protagoniza las cintas, sino que sale en papeles pequeños, como un ícono de los límites de la cultura americana. A Patty se le recuerda por los sucesos del 4 de febrero de 1974, cuando fue secuestrada por el SLA (Simbionese Liberation Army). El grupo pedía, a la acaudalada familia Hearst, donaciones millonarias para combatir el hambre y la pobreza en los EEUU, a cambio de la liberación de Patricia. Llegan grabaciones de Patty leyendo discursos del SLA, y meses más tarde llega un retrato de ella portando un rifle de asalto en un atraco bancario. No se veía a nadie sujetando o amenazando a la señorita Hearst, quien además ostentaba una gabardina y boina muy ad hoc para la ocasión. Por esta razón fue arrestada en septiembre de 1975, en un ataque policiaco que dejó muertos a la mayor parte del SLA.

Todo lo anterior fue un escándalo en su época. Pero dejó una estela aún mayor el juicio de Patty. Durante el juicio ella declaró haber sido abusada física y sexualmente por miembros del SLA, por lo cual no podía hacerse responsable por sus acciones. Su defensa luchó por la inocencia de Patricia Hearst, bajo el argumento de que ella actuaba como cautiva y por su supervivencia—sin malicia—. Comoquiera, Patty estuvo en la cárcel hasta febrero de 1979, y esto debido a una sentencia reducida por el entonces presidente Jimmy Carter. Años más tarde, el mero Bill Clinton ofreció un indulto a Patty, bajo la siguiente premisa: ella actuó bajo los efectos del Síndrome de Estocolmo (quizás él pudo haber argumentado lo mismo ante las acusaciones de Mónica Lewinski).

Este síndrome clasificado como un Síndrome de Estrés Post-Traumático, debe su nombre (conferido por el criminólogo sueco Nils Bejerot) a otro asalto bancario. En 1973, en Estocolmo, Suecia, un grupo tomó rehenes a cuatro empleados de un banco durante seis días. Lo peculiar fue lo siguiente: tras la captura de los asaltantes, los rehenes se portaron renuentes a declarar en su contra; declarando, incluso, que sentían más miedo de la policía que de sus captores. Los rehenes se habían terminado por identificar con sus captores. Una de las rehenes hasta se casó con uno de sus captores—eso sí es digno de un guión de John Waters—.

A primera vista tal síntoma (defender o hasta enamorarse de tus captores) parece mera demencia.  Y sí, lo es, pero también hace mucho sentido. Este síntoma se desarrolla sin querer, como un mecanismo de supervivencia. Si tu supervivencia depende de tu victimario, inadvertidamente cultivas un interés pos sus estados de ánimo o su percepción del mundo. Es para poder predecir sus reacciones y encontrar el modo de maniobrar las circunstancias a tu favor—para seguir con vida—. La víctima se ve obligada a leer los gestos, buscar evidencia en su postura, en la entonación de la voz, aprendería a reconocer la estabilidad o volatilidad de su captor. Pero bien lo sugería Nietzsche, en este aforismo que aquí saco de contexto: “Si mucho miras a un abismo, el abismo concluirá por mirar dentro de ti.”

Salvo que en el caso del Síndrome de Estocolmo quien lo padece no se convierte en abismo per se, sino que introyecta a su victimario por medio de una empatía obligada. Existe, claro está, un vínculo entre la empatía y la manipulación. Tanto por quien manipula la empatía ajena, como quien empatiza para poder así mejor manipular a alguien. La mayoría de nosotros (salvo quizás los autistas y los sociópatas) hemos desarrollado esto, en cierta medida, para sobrevivir. La infancia es evidencia de ello: de bebés, en estado pre-verbal, nuestra supervivencia dependía completamente de nuestro padres. Dependíamos del beneplácito y las muestras de afecto de unos gigantes extraños para continuar con vida. Y sin escoger quiénes son o importar sus defectos, hemos empatizado con ellos con nuestra vida de por medio.

De ahí, el salto a las esposas golpeadas o los miembros de sectas abusivas es un mero tiro de dados. Sobre-identificarse —o hasta perderse— en los estados de ánimo de otro pasa todo el tiempo, la patología, en este caso, es cuestión de grados. Lo fundamental parece ser no perder el sentir propio como punto de referencia —como ancla—. Con estas cuestiones, lo fundamental es dejar de creerse exento de sus posibles síntomas; solo así es posible desenredar, o acaso solo comprender, las tantas reacciones inconscientes que nos rigen. Pero mientras, pueden seguir por ahí creyendo que se gestaron ex-nihilo y que no tienen una líbido enmarañada con la infancia y la impotencia y los tantos grados de la empatía inadvertida. Claro, hasta que les caiga una caca congelada de David Hasselhoff en la cabeza.

Twitter y blog del autor: @FaustoAF y Al servicio del quizás

Los peligros de la leche de vaca y sus derivados: Parte 1

¿Es tiempo de abandonar la leche?
Hace muchos años, Ellen White escribió: “Según la luz que me ha sido dada no pasará mucho tiempo antes que tengamos que abandonar todo alimento animal. Aun la leche tendrá que ser descartada.” (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, 425)  El presente artículo trata de aclarar si ha llegado ese tiempo o no. La razón principal por la que la gente bebe leche y sus derivados es por el supuesto contenido en proteínas y su aporte de calcio. La leche de vaca no es apta para el consumo humano. La leche de la vaca contiene el triple de proteínas que la leche humana ya que los terneros recién nacidos necesitan desarrollarse mucho más rápido que los niños cuando nacen. Cuando el ternero llega a los dos años deja de tomar leche por que ya no es el alimento que necesita. Si no lo es para él, ¿Por qué debe serlo para nosotros? Al igual que los terneros dejan de consumir leche, los seres humanos perdemos la capacidad de digerirla a partir de los dos años de vida aproximadamente. En ese momento una enzima llamada lactasa comienza a disminuir en nuestro organismo. Esta enzima es la encargada de digerir la lactosa que contiene la leche. Este es uno de los motivos por los cuales la leche no la puede tolerar nuestro organismo. Por ello, muchas personas sienten pesadez, gases o malestar al ingerir leche. A otras personas con constitución más robusta puede parecerles que les sienta bien, pero su organismo no la tolera.

A continuación se detallan varios síntomas, enfermedades o problemas que han sido asociados al consumo de leche:

1)ALERGIAS. La leche es uno de los principales responsables de las alergias debido a 25 diferentes proteínas que pueden producir esta enfermedad. Según estadísticas pueden aparecer erupciones cutáneas en el 70% de los niños.

2)ANEMIA. Provoca una pérdida de hierro en bebes y niños al sangrar los intestinos, lo que produce anemia. También en adultos, ya que calcio y hierro son antagónicos. Además, se ha comprobado que la leche provoca una disminución de la hemoglobina.

3)ANTIBIOTICOS.”Con el fin de que las vacas no desarrollen mastitis, se permite que la vaca reciba hasta 80 antibióticos diferentes.” (Newsweek, 28 Marzo, 1994, p.48) Esos antibióticos pueden luego pasar a la leche en forma de trazas y a la larga crear una resistencia bacteriana en el consumidor.

4)ARTERIOSCLEROSIS. Se cree que el consumo de leche puede ser un factor determinante en el origen de arteriosclerosis por su contenido en grasa saturada.

5)ARTRITIS REUMATOIDE. Una de las causas de esta enfermedad puede deberse a la reacción del organismo por el consumo de leche. Una niña de 8 años que padecía esta enfermedad abandonó el consumo de lácteos, y en tres semanas se le fueron todos los síntomas de la enfermedad. muchos otros casos también se ha notado una mejoría.

6)ASMA. En EE.UU. un grupo de personas asmáticas fueron puestas en una dieta sin lácteos. El 90% de ellos experimentaron una notable mejoría. En otros estudios se han dado resultados similares.

7)BACTERIAS. -Hay 20 tipos de bacterias que pueden infectar la leche. Ciertas bacterias del género bacillus y clostridium son capaces de formas esporas. Las esporas son formas de protegerse las bacterias. Cuando las condiciones ambientales son favorables, estas esporas vuelven a transformarse en gérmenes patógenos.
-Según el Ministerio de Salud de los EE.UU.., una cucharadita de leche puede tener 100.000 células.(Bacterias, virus, células cancerígenas, etc.). ¿Por qué? La pasteurización destruye el 99´9% de las bacterias patógenas. Dependiendo las condiciones, este número puede incrementarse hasta varios millones.

En la leche en polvo el gobierno EE.UU.. permite un máximo de 10,000 bacterias por gramo.
-Se han encontrado bacterias de listeria en la leche después de 11 pasteurizaciones. Estas bacterias también pueden sobrevivir las temperaturas de refrigeración.
-Más del 50% de la leche está contaminada con bacterias coliformes. (E-Coli.)
Cuando la bacteria E-Coli contenida en la leche se introduce en el organismo, puede mutarse en E-Coli 0157:H7. Si esto ocurre, puede aparecer, especialmente en los niños, un síndrome llamado Síndrome Urémico Hemolítico. Este síndrome cursa con diarrea las 24 horas del día, temblores, debilidad, fallo renal, y finalmente una muerte agonizante del niño.
-Recientemente, 13.000 personas en Japón enfermaron por beber leche contaminada con estafilococos aureus. La fábrica lechera responsable tuvo que cerrar.

DISCOVERY DSALUD

PROGRAMA DE SALFATE