Nosotros contra Ellos

Título original: Us vs. Them

Por Eric Peters  |  EricPetersAutos.com via LewRockwell.com

Traducido por FTG

Morpheus: 'The Matrix is a system, Neo. That system is our enemy. But when you're inside, you look around. What do you see? Business people, teachers, lawyers, carpenters. The very minds of the people we are trying to save. But until we do, these people are still a part of that system, and that makes them our enemy. You have to understand, most of these people are not ready to be unplugged. And many of them are so inert, so hopelessly dependent on the system that they will fight to protect it.'

Morpheus: “La Matrix es un sistema, Neo. Ese sistema es nuestro enemigo. Pero cuando estás dentro, miras a tu alrededor. ¿Qué es lo que ves? Hombres de negocios, maestros, abogados, carpinteros. Las mentes de las personas que estamos tratando de salvar. Pero hasta que lo hagamos, estas personas siguen siendo una parte de ese sistema, y ​​es lo que los convierte en nuestros enemigos. Tienes que entender, que la mayoría de estas personas no están listas para ser desconectadas. Y muchos de ellos están tan habituados, tan desesperadamente dependientes del sistema que pelearán para protegerlo. “

La película,  The Matrix , explica muchas cosas.

La mayoría de las personas son criadas desde su nacimiento dentro del sistema – “la matrix” – y psicológica, social y culturalmente condicionados a aceptarla como su mundo. Y más, el mundo tal y como se  supone  que es. ¿Qué es lo que separa a la gente como los que están aquí del resto? De alguna manera, por alguna razón, nosotros nos  preguntamos .Y vimos un fallo en el patrón (la pantalla verde con ceros y unos, si se quiere, como en la película). Algo hizo clic – y lo  supimos . El telón cayó.Empezamos a darnos cuenta de que manera  tan concienzuda  nos habían mentido acerca de casi todo. Vimos la violencia fundamental del sistema. La mentira detrás de la fachada de la “democracia” y el “consentimiento de los gobernados.” Una vez que tú ves, ya no puedes  dejar de ver. El patrón se hace evidente, transparente. Y de repente, las cosas tienen sentido. Una especie de sombrío sentido, para estar seguro. Pero, por primera vez, realmente entiendes .

Pero la desventaja es que ahora eres un forajido, más o menos alienado de la sociedad en que vives. Otras personas son como zombies – porque de alguna manera lo son. Al igual que en la película. Como en la vida real.

He observado dos cualidades que separan a las personas como nosotros aquí de los Tréboles ahí fuera: Primera, el hábito del pensamiento conceptual. Del razonamiento de (y aceptando las consecuencias necesarias de) principios. Por lo tanto, entendemos por qué es tan profundamente peligroso tolerar tales cosas como “seguros” puntos de control con el fin de (aparentemente) de  “quitar peligrosos borrachos” de la carretera. Porque resulta que si el Estado se arroga a sí mismo el poder de detener (es decir, para arrestar a) las personas y buscarlos/interrogarlos (no importa cuán superficialmente) sin ninguna razón específica, sin causa probable real, entonces un principio ha sido aceptado – cedido – y mucho más y peor seguirá inevitablemente. Los Tréboles no puede comprender esto. Ellos sólo ven “seguridad” – y “sacar borrachos peligrosos de la carretera.” Lo mismo puede aplicarse casi universalmente. Por ejemplo, “impuestos”. Un Trébol meterá su nariz en una persona que se mete unos Snickers de la barra en sus pantalones en un 7-11 y sale por la puerta con ellos. Él ve esto como robo, que lo es. Pero él no ve que también es robo cuando él (y otros como él) van juntos a las urnas y votan a los que cogen mucho más que algún otro Snicker en un bar. La mente del Trébol es incapaz de hacer la conexión conceptual. El robo de alguna manera se transforma en no-robo cuando se realiza bajo los auspicios del Estado.

Segunda, los Tréboles tienen poco desarrollado (o atrofiado) el sentido de la empatía. Aunque superficialmente, a menudo postulan como los benefactores que cuidan de sus semejantes, en realidad tienen más en común con los sociópatas que, como ellos, ven a otras personas como figuras de cartón para ser manipuladas y controladas. La prueba de que de hecho piensan de esta modo se pone de manifiesto por el hecho de que no quieren o no pueden hacer frente a la  violencia  que está siempre en el final de sus obras de su profesada beneficencia. La pistola apuntando a la cabeza de alguien. Los hombres rudos de uniforme que  vendrán. Incluso el error más pequeño aparente a someterse y obedecer inevitablemente dará lugar a la violencia – posiblemente, la violencia letal – que se aplica. ¿Qué tipo de seres humanos aparentan ser? Un ser humano que ha perdido – o que nuca ha desarrollado – la capacidad de empatía. La verdadera empatía. No es la  falsa  empatía de “ayudar” por el control  – y  amenazando . Un hombre empático ve a un ser humano que tiene dificultades y se ofrece a ayudar – él mismo. Un trébol apunta con un arma a otra persona (o tiene hombres uniformados para hacerlo en su nombre) y las fuerzas de que alguien más para “ayudar” – en la forma que estime conveniente el Trébol. De esta manera, el trébol satisface su necesidad de controlar y dirigir –  para aplicar la fuerza  – y hacerlo bajo el pretexto aparentemente humanitario, mientras sus víctimas sienten la bota en la garganta, escuchando las esposas siendo cerradas.

Ellos son dormidos – o malvados. No hay término medio.

Los humanos empáticos ven a otros sufrir y se sienten mal por ello. Pero se sienten aún peor sobre la idea de la oficial, depredación sancionada por el Estado – violencia codificada y legitimada. La perversión absoluta del concepto de “ayuda” que fluye desde el cañón de una pistola. La perversión absoluta de  la humanidad  por la misma. La deformación del instinto natural – de buena voluntad – en algo corrosivo y sí, maligno. Porque, ¿qué más se puede decir o personas que enfrentan al hombre contra el hombre, grupo contra grupo?

Es eso – o.

Ya sea que tomes la posición de que ninguna persona tiene el derecho a usar la violencia en contra de otra, excepto en defensa propia – y todo lo que sigue este principio. O bien, tomar la posición de que es aceptable el uso de la violencia contra otras personas por motivos que consideres oportunos. El problema con eso, por supuesto, es que tus compañeros Clovers (Tréboles, borregos) tendrán sus propias ideas sobre lo que constituye “apropiadas” razones para restringir y controlar a otras personas –  tú incluido  – con la violencia o su amenaza. Y el resultado de  eso  es lo que tenemos – un infierno en la tierra en la cual el parasitismo mutuo es la esencia de nuestra política. En la cual nadie  está seguro, ya sea en su persona o sus efectos (por no hablar de su propiedad), porque todas estas cosas están sujetas a “la voluntad de la mayoría” – según lo expresado por el voto de los Tréboles, los representantes de los Tréboles o las agencias debidamente constituidas y las burocracias de los Tréboles.

Esa es nuestra Matrix.

Unos pocos pueden verla. La mayoría no.

Pero algunos pueden ser despertados. Y en eso es donde nuestros esfuerzos deben ser concentrados. Porque si suficientes de ellos pueden ser despertados, la Matrix perderá su poder. Y entonces ellos perderán su control. Y ese día cuando finalmente llegue, sera el día de la liberación de la humanidad.

Es un objetivo por el que vale la pena trabajar – incluso si ninguno de nosotros vivimos para verlo.

Fuente aquí.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s