La Guerra sobre las Palabras y los Hechos

Título original: The War on Words and Facts

Por Wendy McElroy  |  Laissez-Faire Books

Traducido por FTG

Si controlas el lenguaje, controlas el argumento
Si controlas el argumento, controlas la información
Si controlas la información, controlas la historia
Si controlas la historia, controlas el pasado
El que controla el pasado controla el futuro “.
  – Gran Hermano,  1984 .

La más profunda forma de control social tiene por objeto regular lo que un ser humano cree que es verdadero y falso, bueno y malo.Cuando cortocircuitas la facultad crítica y el sentido moral de una persona, obedecerá a la autoridad sin necesidad de fuerza porque la autoridad ha definido quién es.

Dicho control requiere la monopolización de la información. Es por ello que los estados totalitarios establecen escuelas públicas obligatorias, estrangulando la libertad de expresión y la prensa, emitiendo propaganda, legislando Internet y monitorizando obsesivamente lo que la gente se dice unos otros. Necesitan eliminar toda la competencia en el “negocio de la verdad”. Y, así, quienes saben que el “Emperador está desnudo” son silenciados por diversos medios.

El control de lo que es verdadero y falso se puede llamar la democratización de la realidad. Los “Hechos” son fabricados por aquellos que controlan la información y, por tanto, se difunden ampliamente para personas que no los cuestionan quienes los cren porque arrojan los “hechos” de las autoridades o los medios de comunicación. Si suficientes personas creen que las estadísticas fuertemente manipuladas sobre el desempleo y la inflación, entonces la economía no está tan mal. Si los medios son optimistas sobre la economía, entonces la confianza del consumidor no cambiará las cosas. Si suficientes personas creen que la policía “sirve y protege”, entonces los que gritan ‘¡brutalidad!’ se convierten en problemáticos. Si los políticos son vistos como “servidores públicos”, entonces dejan de ser señores. Por lo tanto, ¿qué pasa cuando la realidad se establece por consenso?.

Hay muchas maneras a través de las cuales la realidad es democratizada. Una importante es a través del control del lenguaje.

En su ensayo “Politics and the English Language” (La política y el Idioma Inglés) (1946), George Orwell escribió:  “[El] declive de una lengua en última instancia, debe tener causas políticas y económicas …. [Para] pensar con claridad es un primer paso necesario ir hacia la regeneración política: para que la lucha contra el mal Inglés no sea frívola “.

Una vigorosa guerra sobre las palabras se está librando. Ya sea que se llame corrección del proceso político, Marxismo cultural o control del pensamiento, ciertas palabras se han convertido en crímenes; se han convertido en el discurso del odio. La legislación del crimen del pensamiento prohíbe la expresión de ideas específicas, incluidas las religiosas y los que ‘intimidan’, mientras fomentan al mismo tiempo la expresión de ideas sancionadas. También es ilegal indicar la intención de cometer violencia – por ejemplo, la publicación de que Obama necesita ser fusilado o que el gobierno debería ser derrocado por la violencia, es ilegal, incluso si usted no toma ninguna acción y no tiene los medios para hacerlo.

En otras palabras, algunos de los panfletos que dieron origen a la Revolución Americana ahora serían ilegales. O ellos deberían reescribirla, como lo están siendo actualmente los libros de texto, para eliminar palabras e ideas políticamente incorrectas.

El ataque sobre las palabras es un ataque a tu capacidad para pensar. Prueba un experimento. Elije una creencia de tú nunca has expresado oralmente o por escrito. Construye un argumento para él en tu mente y entonces expresala en voz alta. Por lo general, lo que parece claro en tu mente será torpe en tu lengua, porque la palabra hablada es un refinamiento del pensamiento que revela la falta de claridad. Ahora escribe el argumento abajo; la palabra escrita es también un refinamiento del pensamiento. Entonces expresa el argumento a otras personas. Su respuesta rápidamente expondrá una descuidada definición de términos, contra-evidencias, u otros fallos en tu pensamiento.Este proceso de refinamiento comienza con tener las palabras con las que pensar.

Otra forma de destruir las palabras es a través del “doble pensamiento” por el cual una palabra o término es también usado para significar su opuesto. Un ejemplo es la “acción afirmativa”, porque es un error juzgar a las personas sobre la base del color de la piel o el género, las universidades y los empleadores dan preferencia a las personas por su color de piel y género. Otro ejemplo es la “diversidad”, ya que las diferencias dentro de los seres humanos son tan celebradas debemos eliminar las diferencias inaceptables.

La fuerza impulsora detrás de la prohibición de las palabras y el doble pensamiento es ideológica. Considera el feminismo radical. El movimiento considera el lenguaje como una fuente de opresión de las mujeres. En efecto, el lenguaje es a veces visto como  la  fuente. Por lo tanto, consideran un insulto ser llamada “Señora Presidenta”. Insisten en la sustitución del genérico “él” con el torpe “él / ella” o simplemente con “ella”. Historia se convierte en Herstory (Ellahistoria). Hay un esfuerzo concertado para incluir caracteres feministas, gays y lesbicos en la literatura y los  libros de texto. La historia es re-escrita y enseña a excluir prominentes hombres de raza blanca, mientras incluye las voces de las mujeres, aunque esas voces eran relativamente insignificantes.

Las palabras son consideradas tan poderosas que se convierten en actos en sí mismas. Por ejemplo, pornografía se convierte en un acto de violencia contra la mujer.

¿Cómo se convierten las palabra en acciones?

Un lugar para buscar una explicación es dentro de la academia donde la idea de la construcción social se arraigó hace algunas décadas. Una construcción social que comúnmente se define como “un mecanismo social, fenómeno o categoría creada y desarrollada por la sociedad ‘a través de la cual los pensamientos y acciones están organizados ‘.

¿De dónde viene el concepto? En su influyente obra  Les Mots et Les Choses  (Las Palabras y las Cosas) el filósofo francés Michel Foucault (1928-1984) introdujo la idea de que toda la realidad es una construcción social. Argumentó que la historia y la cultura son indispensables para comprender la realidad. Esta hipótesis no es un tema polémico. Pero Foucault introdujo la idea de una “episteme”, que significa “conocimiento” en griego. La episteme de una cultura es su totalidad encerrado en sí mismo que incluye su idioma. La episteme es la forma en que una cultura o época se acerca al mundo.

Como la historia avanza, una episteme reemplaza a otra. La de la Edad Media, fue sustituida por la del Renacimiento y, a continuación, una nueva era se dice que es el amanecer. El cambio de episteme literalmente cambia los hechos básicos de una cultura. Considera el cuerpo humano. La mayoría de los filósofos asumen que hay un cuerpo humano pre-cultural.En otras palabras, asumen que la historia y la cultura no alteran la permanencia del maquillaje del hombre. Sin embargo, para Foucault, el cuerpo humano vive en la episteme y, así, se define por la misma. El cuerpo humano fue construido por la sociedad, incluidos los aspectos que la ciencia médica puede considerar como «supuestos» fisiológicos permanentes. Foucault dedicó todo un tratado,  The Birth of the Clinic (El nacimiento de la Clínica), al estudio de lo que llamó la “mirada médica”. La mirada médica objetiviza el cuerpo y lo convierte en una cosa bien ordenada para que la medicina entonces busque controlarlo a través de la cirugía, la dieta , fármacos, etc. Pero la mirada médica del siglo 18 era diferente de la del siglo 20 debido a que la episteme era diferente. Por lo tanto, el cuerpo humano del siglo 18 fue literalmente diferente del de el siglo 20. El propio cuerpo es redefinido por cada sociedad que lo examina. La Biología es arena movediza con una definición duradera, no un “hecho” duradero. Por lo tanto, hay un total relativismo histórico.

El factor más importante en el establecimiento de un episteme es el texto de la sociedad – sus palabras. Como una manera de entender este punto, considera la sexualidad reprimida de la era Victoriana. Un enfoque común para examinarla es mirando las obras contemporáneas y de la literatura, canciones y periódicos, en otras palabras, examinar los textos de la sociedad Victoriana y concluir que es lo que los textos reflejan de una cultura sexualmente reprimida. Foucault veía exactamente lo contrario. Creía que la sociedad refleja los textos. El texto causado a la sociedad, y no al revés.

Es importante destacar que : Foucault no dijo que la sociedad está  influenciada por las palabras y las imágenes que fluyen a través de ella: él aseguró que los textos  crean  la episteme, la cual encarna la propia sociedad.Afirmó que hablar y escribir acerca de una sexualidad reprimida causa la represión de la sexualidad. Las palabras construyen nuestro mundo y, por ello son la clave del poder sobre él.

El relativismo y el subjetivismo han tenido un impacto devastador sobre el estado de los hechos. En un mundo que se construye socialmente, no  hay hechos eternos, sólo existe la realidad que se construye con palabras y esa realidad puede ser cambiada. La manera de alterar la realidad es alterar el lenguaje y los textos. Y, así, la tarea de cambiar el mundo implica deconstruir textos, por ejemplo, excluyendo palabras de Huckleberry Finn  para que sea políticamente correcto. Entonces el trabajo de reconstrucción social comienza por que las palabras estén prohibidas, la historia se reescribe y los pensamientos son criminalizados. Un nuevo conjunto de “hechos” se convierte en la realidad social.

Las ideas de Foucault han entrado en el mundo académico y en la sociedad de una forma un poco aguada pero causan daño a las palabras y el concepto mismo de ‘un hecho’ dondequiera que surjan. Como las palabras se convierten en ilegales, ya que las palabras pierden su significado, nuestra capacidad para pensar se empobrece. Como los hechos son oscurecidos y tergiversados a propósito, nuestra capacidad de llegar a conclusiones basadas en la evidencia se ve disminuida. Y, si el razonamiento es una característica esencial del ser humano, entonces nos convertimos en un poco menos humanos.

Fuente aquí.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s