Nuestro veneno cotidiano La responsibilidad de la industria química en la epidemia de las enfermedades crónicas

«Todos los ciudadanos del mundo deben tomar conciencia de lo que está ocurriendo con la alimentación» (Marie-Monique Robin).

¿Cómo es posible que la ciencia esté al servicio de las multinacionales y sus intereses y no al servicio del progreso humano y la salud?
¿Qué estamos comiendo?
En los últimos treinta años el índice de cáncer ha aumentado más de un 40%. En este mismo período, el incremento de enfermedades como la leucemia y los tumores cerebrales en niños ha sido, aproximadamente, del 2%. Constatamos, en los países desarrollados, en el estado de bienestar, una evolución similar en problemas de origen neurológico (Parkinson y Alzheimer) y múltiples disfunciones en la reproducción. ¿Cómo podemos explicar el aumento, exagerado, de estas patologías? ¿Qué está ocurriendo en nuestro cuerpo?
Tras dos años de intensas investigaciones por Asia, Norteamérica y Europa, apoyándose en infinidad de testigos, opiniones de investigadores, informes de miembros de agencias de regulación alimentaria y contrastados estudios científicos, una trágica evidencia salta a la vista: existen miles de moléculas químicas que han invadido nuestra alimentación desde la Segunda Guerra Mundial.
Para llegar a esta conclusión, Marie-Monique Robin, que ya deslumbró con el rigor de su trabajo El mundo según Monsanto , ha trazado el viaje desde los pesticidas usados en la agricultura moderna hasta nuestros platos cotidianos cargados de aditivos y plásticos “aptos” para la alimentación. ¿Cómo es posible que no exista información sobre los componentes tóxicos que conllevan infinidad de alimentos?
Después de analizar el sistema de evaluación de productos y sus componentes, estudiar docenas de ejemplos del uso de pesticidas dañinos para la salud y comprender las presiones y manipulaciones de la industria química la conclusión no puede dejarnos indiferentes: la cadena de la alimentación está contaminada.
¿Como es posible que la ciencia esté al servicio de las multinacionales y sus intereses y no al servicio del progreso humano y la salud?

Puedes conseguir el libro aquí.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s