Yo soy Espartaco

Título original: I Am Spartacus

Autor:Dave Hodges

Traducido por FTG
Activist Post

Nota: Aunque este artículo es relativo a Estados Unidos, se puede aplicar igualmente al resto de países occidentales ya que todos estamos en el mismo barco y bajo la influencia económica y cultural de este país.

Espartaco es una película de drama histórico estadounidense de 1960 dirigida por Stanley Kubrick y está basada en la novela del mismo nombre escita por Howard Fast.

Había una frase en la película, Espartaco , protagonizada por Kirk Douglas como Espartaco, que ha capturado la imaginación de los espectadores de la película y ahora es parte del léxico americano.

Espartaco era un esclavo humilde que tenía un espíritu indomable que anhelaba la libertad. Lideró una rebelión exitosa levantando un ejército de esclavos para oponerse a la tiranía Romana. Después de que el ejército de antiguos esclavos romanos, dirigidos por Espartaco, fue finalmente derrotado en una batalla decisiva por varias legiones del Imperio Romano, un general romano se presenta ante los miembros capturados supervivientes del ejército de esclavos y las demandas que giran sobre Espartaco. Si los esclavos identifican a Espartaco, ellos vivirán. Si los esclavos mantienen en secreto la identidad de Espartaco, serán ejecutados. Al enterarse de la amenaza del General Romano, y tratando de evitar que sus amigos y seguidores que se ejecute, Espartaco se levanta y proclama: “Yo soy Espartaco”. Sin embargo, la lealtad de sus amigos y seguidores es tan abrumadora, que cada uno de ellos se adelanta en sucesión, gritando: “Yo soy Espartaco!” La proclamación de que “Yo soy Espartaco” se extiende hasta los gritos crecientes de miles de antiguos esclavos proclamando: “Yo soy Espartaco!”

Confundido e incapaz de identificar al verdadero Espartaco, pero impresionado por la lealtad que inspira en su ejército, el general Romano crucifica a todos los seguidores de Espartaco en una larga fila de kilómetros de longitud junto a la Vía Apia que conduce hasta Roma. Por lo tanto, la frase “Yo soy Espartaco” se utiliza a menudo para proclamar solidaridad con un grupo de personas oprimidas. La historia que sigue clama para que millones de personas proclamen: “Yo soy Espartaco”.

Comprando a las Corporaciones Globales y el Apoyo del Trabajo Esclavo

Bajo el Título 19, sección 1307 del Código de los EE.UU., es ilegal la importación de productos fabricados con mano de obra esclava. Sin embargo, nuestro gobierno criminal continúa ignorando sus propias reglas al consentir a la clase esclavista de las corporaciones globales y continúa aceptando la importación de mercancías fabricadas por esclavos.

Julie Keith se sorprendió cuando ella abrió la decoración de Halloween de Kmart y encontró una carta, doblada en ocho partes que estaba escondida entre dos capas de espuma de poliestireno.

Al igual que Espartaco, el autor chino de esta carta tiene un espíritu indomable que anhela la libertad. En su carta, este amante de la libertad chino asegura provenir de la Unidad 8, Departamento 2 del Campo de Trabajo Masanijia en Shnyang, China. La carta estaba escrita en su mayoría en inglés. Una cita muy preocupante en la carta decía: “Señor, si ocasionalmente compra este producto, le ruego reenvíe esta carta a la Organización Mundial de Derecho Humanos. Miles de personas aquí que están bajo la persecución del Gobierno del Partido Comunista de China, le doy las gracias y recuerdame para siempre. “Además, el autor de la carta se describe 15 horas de trabajo diarias, sin días de descanso y el pago de sólo $ 1,61 (1,19 euros) al mes. También describe la media de 1-3 años de sentencia laboral sin el debido proceso, y que los grupos espirituales están prohibidos.

Esclavitud americana

Bueno, algunas personas dirán que es China, no los Estados Unidos. Se nos dice todos los días que el hombre del saco imaginario (el terrorismo) nos odia debido a nuestras libertades, y tenemos la suerte de ser americanos con todas nuestras libertades.

Nada podría estar más lejos de la verdad. Casi todos nosotros, en los Estados Unidos, somos esclavos. Estamos endeudados con la Reserva Federal.Estamos endeudados con China. Estamos endeudados con los criminales banqueros de Wall Street a los que pagamos miles de millones de nuestro dinero en nombre de los rescates. Estamos en deuda con el complejo militar-industrial y los que se benefician de nuestros interminables guerras de ocupación en nombre de los banqueros criminales. Estamos endeudados con la TSA que es dueña de nuestros cuerpos hasta el punto de que pueden cometer asalto sexual en segundo grado sin causa probable en los aeropuertos de la nación con la más absoluta impunidad.

Pero espera, esta misma forma de esclavitud impuesta está llegando a nuestras carreteras, centros comerciales, en los eventos deportivos de las escuelas secundarias cortesía del programa de esclavitud de la TSA conocida como  VIPR . Pronto el Distrito de Criminales de Washington, que tienen guardias armados hasta los dientes, nos dirá que debemos renunciar a nuestras armas, y que los criminales dueños de esclavos  son los únicos autorizados a poseer un arma.

Casi la mitad de los estadounidenses tienen una deuda hipotecaria compuesto poco ética sobre sus hogares, lo que nos convierte en esclavos de la deuda. MERS facilita el robo de los hogares de los esclavos americanos por la venta ilegal de los contratos hipotecarios de la clase esclava, múltiples veces, con algunas resultantes en las ejecuciones injustificadas, y nunca los autores de la estafa irán a la cárcel. Las Corporaciones y la élite tales como Jimmy Savile y miembros de la familia Real , el banco HSBC,  DynCorp , Halliburton y Goldman Sachs convierten a nuestros hijos en esclavos sexuales con impunidad.

Muchas de las agencias de ejecución de CPS estatales son a menudo los compradores de futuros niños esclavos sexuales con sus políticas draconianas de alejamiento infantil que involucran a familias empobrecidas y los legisladores son asesinados para encubrirlo. Sus cuerpos también están bajo asalto basado en la etiqueta OGM  (transgénicos) y las vacunaciones forzosas.Si su hijo esclavo asiste a una escuela gubernamental, ellos no tienen el derecho de la legítima defensa, porque los dueños de esclavos han declarado abierta la veda de los niños mediante la creación de una zona libre de armas  en la escuela de su hijo.

Te has convertido en propiedad exclusiva del gobierno cuando aprobaron la ley actual del esclavo fugitivo llamado la NDAA, la cual será utilizado para silenciar a los disidentes. El Departamento de Seguridad Nacional fue creado por la antigua Stasi de Alemania Oriental para esclavizar al pueblo estadounidense.

Como si los anteriores ejemplos de facto de la esclavitud americana no te preocupan lo suficiente, los Estados Unidos tienen ahora la NDAA que puede “legalmente”, pero inconstitucionalmente desaparecer a ciudadanos estadounidenses sin el debido proceso de ley al igual que los campos de trabajo esclavos chinos.

Y aún más inquietante, una versión estadounidense de la mano de obra esclava china existe en el Programa de Trabajo de Reclusos Civil que puede “legalmente” reclutar trabajadores civiles en contra de su voluntad.Además, está el Manual del Ejército FM 3-39.40 de internamiento y las operaciones de reasentamiento del año 2010 que fue filtrado por fuentes anónimas a  Internet y los activistas políticos deberían ser adoctrinados por el personal de PSYOP (operaciones psicológicas) para conseguir las opiniones políticas correctas.

Curiosamente, los militares ni siquiera tratan de negar la existencia de los planeados campos de reasentamiento, simplemente dicen que esto es clasificada y que no debería haber sido difundido.

Y no olvidemos que los chinos tienen fama de tener  furgonetas de ejecución en las cuales las personas son secuestradas, asesinadas, y luego ellos cosechan sus órganos con fines de lucro. ¿Cuánto tiempo pasará hasta que pase aquí?

Estados Unidos debería preocuparse menos por el abismo fiscal y más por estar en el precipicio de la esclavitud más abyecta.

Las políticas arriba mencionadas se parecen a la esclavitud, huelen a esclavitud y muy pronto serán esclavitud sin cuartel, estilo chino, a menos que, colectivamente, enfrentemos a esta tiranía. No hay ningún lugar a donde huir o esconderse compañero esclavo. Muy pronto, nos veremos obligados a levantarnos y luchar o morir de rodillas.

Tú, tus hijos, toda la nación somos esclavos de la élite global y está a punto de ponerse mucho peor. ¿Dónde está el Espartaco que nos conduzca a la libertad en el nuevo año? Mírate en el espejo, tú eres Espartaco. . . al menos lo puedes ser si sólo puedes encontrar el valor.

Me levanto con la chica trabajadora esclava china. Me niego a comprar en Chinamart (también conocido como Kmart), o Chinamart II (Walmart) y apoyar el trabajo esclavo. En este nuevo año, ¿tendrás el valor de proclamar que “Yo soy Espartaco?”

 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s