El Cáñamo 3: ¿Que pasaría si el cáñamo curara el cáncer?

Desde su sitio espanol.mercola.com hemos rescatado este informe que hace el doctor Joseph Mercola, muy visitado, junto con NaturalNews.com de Mike Adams, en cuanto a salud natural (en inglés). El señor Mercola, una voz autorizada por el propio sistema, en este artículo del año pasado trata acerca del inmenso potencial (efectivo) de curación de cierta especie vegetal que la gran industria farmacéutica no puede patentar (¿cómo se va a patentar un producto creado por la Naturaleza?) y que por lo mismo el establishment no puede tolerar ni menos difundir como recurso medicinal, menoscabándose a sí mismo. A la vez se da a entender que se la combate por su misma capacidad de competencia en muchas otras áreas de la industria, lo que en Chile, por ejemplo, produjo que la administración de la señora Bachelet catalogase de nuevo a esa especie como “droga dura” en vez de “blanda”, lo que el doctor Mercola y otros estudiosos y analistas considerarían un abuso monopólico encubierto por parte de los intereses económicos creados a nivel mundial.

La Hierba Ilegal que Combate el Cáncer
Por el Dr. Joseph Mercola
7 de Mayo de 2011
     La marihuana medicinal es ahora un mercado de 1.700 millones de dólares en Estados Unidos. Esto quiere decir que las ventas de marihuana medicinal se emparejaron con las ventas generadas por Viagra, que representan un negocio de 1.900 millones de dólares.
     Es más, se espera que el mercado de la marihuana medicinal se duplique en los próximos cinco años y eso es sólo en 15 Estados de Estados Unidos en donde la droga es legal. Si otros 20 Estados aprueban la ley de la marihuana, cuyas proyecciones muestran que es algo posible, el mercado podría crecer hasta 8.900 millones de dólares para 2016.
     Según MSNBC (24 de Marzo de 2011): “La industria del cannabis en su totalidad —incluyendo el mercado clandestino y el mercado gris médico— genera entre 18.000 y 35.800 millones de dólares al año“.
     El vídeo “Run From The Cure. The Rick Simpson Story“, sugiere que las compañías farmacéuticas y las grandes empresas podrían estar deteniendo la potencial cura del cáncer —aceite de cáñamo— del público por el interés de lucro personal.
     TreeHugger.com (4 de Mayo de 2011) también público recientemente una serie de beneficios del cáñamo en honor a la Semana Historial del Cáñamo, incluyendo el hecho de que las semillas de cáñamo son una excelente fuente de proteínas y tiene una:
“… Proporción de 1:3 perfectamente equilibrada de origen natural de omega-3 y ácidos grasos esenciales de omega-6… a diferencia de otras semillas y aceites alimenticios, como el lino y el aceite de pescado. Las semillas de cáñamo también contienen un súper acido esteárico de Omega-3 y excelentes ácidos gamma-linoleicos de omega-6 en cantidades nutricionalmente relevantes que ayudan a reducir la inflamación y mejoran el funcionamiento mental, así como también ayudan a recuperar el metabolismo afectado potencialmente por los ácidos grasos“.
     También señaló que la razón por la cual el cáñamo industrial no puede ser cultivado en Estados Unidos es debido a que la U.S. Drug Enforcement Agency (DEA) se negó a reconocer que el cáñamo no es lo mismo que la marihuana. Como informóTreeHugger:
     “Estados Unidos es el único país industrializado donde el crecimiento industrial del cáñamo es ilegal. Además de que estamos perdiendo una oportunidad económica enorme…
     Al parecer, a pesar de que los policías canadienses pueden identificar la diferencia entre las plantas de cannabis de alto THC (marihuana) y las plantas de bajo THC (cáñamo industrial), la DEA de Estados Unidos no quiere molestarse con eso“.
Comentarios del Dr. Mercola:
     El cannabis —o marihuana, como se le conoce más comúnmente— ha sido utilizado por sus propiedades medicinales durante miles de años. Ha sido conocido como un “cúralo-todo”, venerado por sus propiedades curativas que no sólo ayudan a aliviar el dolor sino que también se ha destacado como una potencial cura contra el cáncer.
El Cáñamo vs. la Marihuana: ¿Cuál Es la Diferencia?
     Antes de profundizar en la controversia que rodea a la marihuana medicinal, es importante tener en cuenta que las plantas referidas como cáñamo y marihuana no son lo mismo. Ambas son miembros de las especies de plantas de cannabis sativa, pero son dos variedades distintas.
     La marihuana generalmente es alta en THC (delta-9 tetrahidrocannabinol) —el compuesto responsable del efecto psicoactivo conocido de la planta— y bajo en contenido CBD (cannabidiol). Tanto el THC y CBD son conocidos como cannabinoides, los cuales interactúan con el cuerpo de una manera única, de lo cual hablare más adelante.
     Lo que es interesante, sin embargo, es que el CDB ha demostrado bloquear el efecto del THC en el sistema nervioso. Por lo tanto, las plantas de marihuana generalmente tienen un alto contenido de THC y bajo en CBD, lo que maximiza sus efectos psicoactivos.
El cáñamo, por el contrario, es típicamente alto en CBD y bajo en THC, y es producido para maximizar su fibra, sus semillas y su aceite, artículos para lo que es más comúnmente utilizado. Para obtener más información sobre la diferencia entre el cáñamo y la marihuana, aquí hay un extenso artículo (en inglés) sobre el tema delConsejo del Cáñamo Industrial de América del Norte (NAIHC, por sus siglas en inglés): http://www.naihc.org/hemp_information/content/hemp.mj.html
¿Por Qué es “Ilegal” Cultivar Cáñamo en Estados Unidos?
     Irónicamente, a pesar de sus diferencias, la Drug Enforcement Agency (DEA), clasifica todas las variedades de cannabis sativa como “marihuana”, según NAIHC.
     Por esta razón Estados Unidos es el único país industrializado en donde el cultivo industrial del cáñamo es ilegal. Bueno, técnicamente no es ilegal, pero cultivarlo requiere un permiso de la DEA. Y se dice que es casi imposible conseguir uno.
     Esto es una pena por una gran variedad de razones, incluyendo:
— El cáñamo es saludable: Las semillas de cáñamo tienen un aporte nutricional de gran alcance. Dos cucharadas de semillas de cáñamo sin cáscara contienen aproximadamente 11 gramos de proteína y 2 gramos de ácidos grasos omega-3. Y, como lo informó TreeHugger, las semillas de cáñamo tienen una “relación de 1:3 perfectamente equilibrada de origen natural de omega 3 y ácidos grasos esenciales de omega-6… a diferencia de otras semillas y aceites alimenticios, como el lino...”.
— El cáñamo es bueno para la economía: el valor total de venta de productos de cáñamo en América del Norte fue avaluado en alrededor de 400 millones de dólares en 2009, pero los agricultores estadounidenses no pueden beneficiarse de este cultivo ya que los productos de cáñamo son importados.
     Quizás pronto el cáñamo se convertirá en un producto de Estados Unidos; sin embargo, así como Ron Paul ha vuelto a presentar una declaración oficial al Registro del Congreso pidiendo la legalización del cáñamo industrial, usted puede encontrar más información acerca de las cuestiones relacionadas con la legalización del cáñamo en Vote Hemp (http://www.votehemp.com/). Ésta es una organización sin fines de lucro dedicada a la aceptación y al mercado libre para el cáñamo industrial.
     No importa cómo lo llame, el cannabis y su gama de variedades, incluyendo la marihuana, se dice que es una de las sustancias medicinales más seguras conocidas, y hay casi 25 millones de estadounidenses que tienen problemas de salud que podrían ser tratados con marihuana medicinal (y esta cifra sólo incluye a aquellos que viven en Estados donde su uso es legal), según The State of the Medical Marijuana Markets 2011; sin embargo, menos de 800.000 personas están sacándole provecho.
     Si la marihuana es, de hecho, capaz de ayudar a curar a millones de personas con pocos o ningún efecto secundario, ¿por qué esto no se divulga a los cuatro vientos?.
Las Agendas Políticas y el Papeleo Burocrático Hacen de la Marihuana Medicinal una Pesadilla
     La marihuana fue una popular medicina botánica en los siglos XIX y XX, común en las farmacias de Estados Unidos en esa época. Sin embargo, en 1970 la hierba fue declarada sustancia controlada Schedule 1, etiquetada como un fármaco con un “alto potencial de abuso” y “ningún uso médico aceptado”.
     Tres años más tarde, la Drug Enforcement Agency (DEA) se formó para hacer cumplir el programa recientemente creado de las drogas, y comenzó la lucha contra el uso de la marihuana.
     La batalla se ha prolongado por mucho tiempo. Usted puede leer una breve historia de la prohibición de la marihuana en el Huffington Post(http://www.huffingtonpost.com/steve-bloom/legalization-or-bust-a-br_b_775684.html), pero basta con decir que los movimientos para legalizar la marihuana han persistido desde entonces. El más exitoso hasta la fecha, y el que puso en marcha la producción de marihuana legal en las últimas décadas, fue el Movimiento Pro Marihuana Medicinal.
     Como lo manifestó el resumen ejecutivo de State of the Medical Marijuana Market:
     “Desde 1996, los defensores de la marihuana han presionado para que los Estados individuales reconozcan a la marihuana como un tratamiento para una amplia gama de enfermedades. Una nueva investigación médica y la opinión pública cambiante han impulsado estos esfuerzos.
     En los últimos 15 años, encabezados por California, los 15 Estados más el Distrito de Columbia han aprobado leyes que permiten alguna forma de consumo de marihuana o de distribución para uso médico. Estas leyes han sido adoptadas por referendos públicos, así como por la legislación”.
     A pesar de su status legal, era común que la DEA atacara a los proveedores de marihuana medicinal e incluso arrestara a los pacientes hasta el año 2009, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos ordenó esencialmente a los fiscales despedir a los estadounidensese que producían y utilizan la marihuana medicinal de acuerdo con las leyes estatales.
     Ahora, en 2011, el informe señala que el mercado nacional para la marihuana medicinal representa 1.700 millones de dólares, y podría llegar a casi 9.000 millones en los próximos cinco años. Los inversionistas están en espera, esperando a que se clarifique toda esta controversia.
     Muchos pacientes también están ansiosos por tener en sus manos lo que algunos llaman “la respuesta al cáncer”.
¿Le Están Ocultando los Potenciales Beneficios para Curar el Cáncer?
     Si usted le preguntara a Rick Simpson, la respuesta seria…: Definitivamente.
     Simpson es el hombre que cultivaba abiertamente el cáñamo en el patio trasero de su casa y lo utilizaba para producir aceite de cáñamo, que les daba, de forma gratuita, a sus amigos y familiares. El aceite, según declara Simpson y muchos otros, tiene un efecto curativo notable en un sinnúmero de enfermedades y condiciones, incluyendo el cáncer.
     Después de numerosas incursiones por parte de la Policía Montada de Canadá, Simpson se vio obligado a buscar asilo en otro país, pero su sitio webPhoenix Tears(http://phoenixtears.ca/), aún sigue en pie. Allí usted puede encontrar instrucciones sobre cómo producir aceite de cáñamo, así como testimonios de personas que dicen que el aceite de cáñamo les ha ayudado. El Daily Mail(http://www.dailymail.co.uk/health/article-1383240/Boy-brain-cancer-cured-secretly-fed-medical-marijuana-father.html) también presentó la historia del niño Cash Hyde de 2 años de edad que fue diagnosticado con un tumor cerebral grave. Su padre administraba silenciosamente el aceite de cannabis a través del tubo de alimentación de su hijo mientras él estaba en el hospital en delicado estado de salud, y el niño experimentó un cambio completo. Ahora ha sido declarado libre de cáncer.
     Como lo dice Simpson:
     “Le he proporcionado a las personas las instrucciones sobre cómo hacer medicamentos a partir del aceite de cáñamo por casi ocho años. Los resultados han sido poco menos que increíbles. A lo largo de la Historia del Hombre, el cáñamo siempre ha sido conocido como la planta más medicinal de todo el mundo. A pesar de este conocimiento, el cáñamo siempre ha sido utilizado como un fútbol político y religioso.
     Las actuales restricciones contra el cáñamo se pusieron en marcha y se mantuvieron, y no porque el cáñamo es malo o perjudicial, sino por las grandes cantidades de dinero, mientras que nosotros sufrimos y morimos innecesariamente.
     Busque una propuesta como ésta: si se permitiera cultivar cáñamo en nuestros patios traseros y curar nuestras propias enfermedades, ¿cuál cree usted que sería la reacción de la industria farmacéutica frente a este plan?.
     Muchas grandes empresas farmacéuticas que aún existen en la actualidad, vendían medicamentos a base de cáñamo en los años 1800 y principios de 1900. Ellos ya sabían lo que yo recientemente descubrí. El aceite de cáñamo si se produce correctamente es una cura para todas las enfermedades que la industria farmacéutica no puede patentar“.
Instituto Nacional del Cáncer Cambió su Sitio Web sobre el “Efecto Anti-Tumoral” del Cannabis
     En Marzo de 2011, el Instituto Nacional del Cáncer (NCI por sus siglas en ingles) actualizó su sitio web para incluír algunos de los beneficios de la marihuana medicinal, según los informes, teniendo en cuenta que:
     “Los beneficios potenciales del cannabis medicinal en las personas que tienen cáncer incluyen: efectos antieméticos (anti-nauseosos), estimulación del apetito, alivio del dolor y mejora del sueño. En la práctica de la oncología integrativa, el médico puede recomendar cannabis medicinal no sólo para el manejo de síntomas, sino también por su posible efecto antitumoral directo”.
     Ser la primera agencia federal en afirmar públicamente que la marihuana puede de hecho ser beneficiosa —por poseer propiedades anti-tumorales— generó una gran expectativa en la web. Pero poco después, el NCI cambió rápidamente de tono, omitiendo por completo la referencia anti-tumor en su declaración. Ahora dice lo siguiente:
     “Los beneficios potenciales de cannabis medicinal para personas que viven con cáncer incluyen efectos antieméticos, la estimulación del apetito, alivio del dolor y mejoramiento del sueño. A pesar de que no hay estudios pertinentes de patrones de práctica, parece que los médicos que atienden a los pacientes de cáncer que recetan marihuana medicinal lo hacen predominantemente para manejar los síntomas”.
     El Instituto Nacional del Cáncer posteriormente, trató de explicar sus cambios mediante la publicación de esta explicación, el 30 de Marzo de 2011:
     “A la luz de la atención recopilada por la declaración del sumario PDQ sobre el cannabis y los cannabinoides, los revisores para el resumen del Consejo Editorial de la Medicina Complementaria y Alternativa (CAM, por sus siglas en inglés), reexaminó la declaración recientemente publicada y decidió cambiar la redacción, con el fin de aclarar lo que la Junta intentó originalmente transmitir y corregir varios errores de posibles interpretación”.
     Es un cambio sospechoso de la redacción, por decir lo menos, pero aún más desconcertante es por qué, si los efectos antitumorales del cannabis han sido descubiertos —y lo han hecho—. ¿Por qué esta sustancia no es objeto de importantes investigaciones?.
¿Por Qué la Marihuana y el Aceite de Cáñamo No Han Sido Estudiados?
     Incluso una rápida revisión de los datos sugiere que el potencial tratamiento concannabis para diversas enfermedades merece más que un vistazo fugaz. Sin embargo, en Estados Unidos, estos estudios no se llevan a cabo.
     De acuerdo con un informe de Americans for Safe Access:
     “En las últimas tres décadas, ha habido una explosión de estudios internacionales para investigar el valor terapéutico del cannabis (marihuana).
     Sin embargo, las drásticas restricciones en materia de investigación en Estados Unidos han hecho que pocos ensayos clínicos se lleven a cabo en el país, y ninguno de ellos se lleva a cabo como parte de un plan para desarrollar un medicamento financiado por patrocinadores, enfocado en obtener la aprobación de la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) para el uso por prescripción de la misma planta botánica.
     Mientras tanto, los equipos de investigación en Gran Bretaña, España, Italia, Israel y otros países han confirmado —a través de estudios de casos, investigaciones básicas, investigaciones pre-clínicas preliminares e investigaciones clínicas— el valor terapéutico del cannabis…”.
     Es fácil ver por qué las compañías farmacéuticas no quieren participar en la financiación de estudios de investigación sobre una planta que no puede ser patentada. Si pudieran descubrir que la planta cura el cáncer, los pacientes serían capaces de cultivarla por sí mismos justo en el jardín de sus hogares… esto NO es algo que las compañías farmacéuticas quieren que usted sepa.
     Simpson, quien ha estado regalando aceite de cáñamo de forma gratuita, está muy convencido de su utilidad y afirma en su página web:
     “Cuando la planta del cáñamo se cultiva para uso medicinal, usted tiene su propio sistema médico que es mucho más seguro y eficaz que cualquier cosa que ofrece nuestro sistema médico actual. Incluso usted podría solicitarle a un medico la reparación de su pierna rota, pero ya no necesita los productos químicos que han estado utilizando en nosotros. El cáñamo es la medicina para las masas, y nadie tiene el derecho de controlar su uso”.
     Por supuesto, en Estados Unidos su uso está controlado, e incluso aquellos que tienen una necesidad médica legítima pueden tener dificultades para conseguir un suministro estable. Esta situación podría cambiar si continúan las investigaciones de las propiedades curativas de la marihuana, pero por ahora, incluso la capacidad de investigar la sustancia es sometida a estrictos controles. Tal como lo manifestó el informe de Safe Access:
     “… El monopolio federal sobre el suministro de cannabis ha limitado fundamentalmente la investigación clínica aprobada por la FDA, para investigar su seguridad y eficacia en el control de los síntomas de enfermedades graves y crónicas”.
     En Estados Unidos, la investigación se estancó, y en algunos casos fue bloqueada, por un proceso de aprobación federal complicado; se restringió el acceso a la investigación del cannabis, y la Drug Enforcement Administration (DEA) rechazo la autorización de la producción privada de cannabis para uso exclusivo en la investigación aprobada a nivel federal”.
     Esto ciertamente hace una guerra ferviente. Alejar la marihuana de las manos de los estadounidenses tendría otro significado.
Cómo Funciona el Cannabis: Cannabinoides y el Sistema Receptor de Cannabinoides
     Hay más de 60 compuestos químicos conocidos como cannabinoides en la planta de la marihuana. Un informe del Dr. Manuel Guzmán sugiere que estos componentes activos del cannabis y sus derivados son potenciales agentes anti-cancerígenos. Él escribió en los exámenes de la revista Nature Reviews:
     “…estos compuestos [cannabinoides] han mostrado inhibir el crecimiento de células tumorales en cultivos y modelos animales, al modular las vías claves de señalización celular. Los cannabinoides son por lo general bien tolerados, y no producen efectos tóxicos generalizados de las quimioterapias convencionales”.
     Los cannabinoides interactúan con su cuerpo a través de los receptores naturales de cannabinoides, incrustados en las membranas celulares a través de su cuerpo. Hay receptores de cannabinoides en el cerebro, pulmones, hígado, riñones, sistema inmunológico y más; las propiedades terapéuticas y psicoactivas de la marihuana se producen cuando un cannabinoide (como el THC, producido por la planta decannabis) activa un receptor de cannabinoides.
     Su cuerpo también tiene endocannabinoides naturales similares al THC que estimulan sus receptores de cannabinoides y producen una variedad de procesos fisiológicos importantes.
     De modo que su cuerpo está realmente conectado para responder a los cannabinoides a través de este sistema único de receptores de cannabinoides. La investigación está en curso sobre hasta qué punto afectará su salud, pero hasta la fecha se sabe que los receptores de cannabinoides juegan un papel importante en muchos procesos del cuerpo, incluyendo la regulación del metabolismo, la ansiedad, el dolor, el crecimiento óseo y la función inmunológica.
     Un informe del American College of Physicians (ACP), señala además que:
     “La marihuana ha sido fumada por sus propiedades medicinales desde hace siglos. Estaba en la farmacopea de Estados Unidos hasta 1942, cuando fue eliminada debido a que la legislación federal la consideró una droga ilegal… Sin embargo, la inmensa mayoría de los informes anecdóticos sobre las propiedades terapéuticas de la marihuana despertó el interés de los científicos, profesionales de la salud y pacientes.
     En los últimos veinte años los investigadores han descubierto receptores de cannabinoides: CB1, que miden el Sistema Nervioso Central, y CB2, que se producen fuera del SNC, y se cree que tienen actividad antiinflamatoria e inmunosupresora.
     Estos avances científicos han revelado mucha información que apoya la expansión de la investigación sobre las posibles propiedades terapéuticas de la marihuana y sus cannabinoides”.
     El Colegio Médico Estadounidense establece que las investigaciones hasta la fecha indican que estas sustancias pueden ser útiles para estimular el apetito, tratar el glaucoma, trastornos neurológicos y de movimiento, y para aliviar del dolor
¿Qué Dice la Investigación Sobre la Marihuana Medicinal?
     Los estudios que se han realizado hasta el momento muestran que el consumo decannabis puede ser prometedor para el tratamiento de una amplia gama de condiciones de salud, incluyendo posiblemente el cáncer. Por ejemplo, en 2009 un estudio publicado en la revista Cancer Prevention Research encontró que los fumadores de marihuana tienen un menor riesgo de cánceres de cabeza y cuello comparado con las personas que no fuman marihuana.
     Los investigadores de Harvard también encontraron que el THC de la marihuana reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón, reduciendo significativamente su capacidad para propagarse.
     También hay una gran cantidad de investigaciones que vinculan la marihuana con el alivio del dolor y una mejoría en el sueño. En un estudio reciente, sólo tres inhaladas de marihuana al día durante cinco días ayudó a aliviar el dolor y a dormir mejor a personas con dolor crónico nervioso.
     Americans for Safe Access también tiene enlaces a los estudios de investigación que sugieren que el cannabis puede ayudar en el tratamiento o la prevención de la enfermedad de Alzheimer y el cáncer, mientras que la International Association for Cannabis as Medicine señaló los siguientes usos médicos: Náusea, vómito, anorexia, caquexia (síndrome de desgaste), espasticidad, trastorno de movimiento, dolor, glaucoma, epilepsia, asma, dependencia y abstinencia, síntomas psiquiátricos, enfermedades autoinmunes, inflamación, presión arterial alta, y síndrome de fatiga crónica.
     Para más información sobre las últimas investigaciones, también puede ver esta base de datos de estudios clínicos e informes de casos, que es mantenida por laAsociación Internacional de Cannabis (en castellano): http://cannabis-med.org/index.php?lng=es. Y para aquellos que estén interesados, aquí está una lista aún más amplia de los estudios clínicos sobre la marihuana, clasificados por enfermedad/dolencia: http://forum.grasscity.com/medical-marijuana-usage-applications/436257-granny-storm-crows-list-july-2009-a.html
La Marihuana No Es Inofensiva…
     Es cierto que hay algunas desventajas para el uso de la marihuana que es necesario abordar, sobre todo si usted está pensando fumarla con fines recreativos.
     El consumo de marihuana puede ser adictivo, y no cabe duda de que por ello muchas familias se han separado y otros han perdido su empleo por su uso. A poco de usarse, el consumo de marihuana puede causar problemas con la capacidad de pensar claramente y puede afectar la memoria de corto plazo. La marihuana también conduce a un deterioro de las habilidades motoras y afecta la viveza, el tiempo de coordinación y reacción, por lo que nunca debe ser usada antes de conducir.
     También hay alguna evidencia de que el consumo de marihuana puede exacerbar los síntomas psicóticos en los pacientes con esquizofrenia u otros trastornos psicóticos.
     También se ha sugerido que el consumo de marihuana puede servir como una “puerta de entrada” a drogas más fuentes, como la cocaína y la heroína, aunque esto ha sido objeto de debate. El consumo de marihuana entre los niños y adolescentes también puede tener consecuencias nefastas, ya que el consumo de drogas de cualquier tipo puede favorecer opciones de riesgo y comportamientos irresponsables.
Consideraciones Prácticas Sobre el Uso de la Marihuana
     Aunque gran parte de la marihuana es usada por medio de la quema e inhalación, vale la pena señalar que cada vez que usted calienta substancias y las inhala, corre el riesgo de introducir elementos tóxicos en su sistema. Esto es muy similar al uso del tabaco. Al igual que el tabaco, lo mejor es usar sólo las versiones orgánicas. Cualquier plaguicida que esté en la substancia que se quema y se inhale aumenta dramáticamente su toxicidad.
     Fumar marihuana también produce monóxido de carbono y alquitrán como subproductos de la combustión. Además, fumar marihuana en una pipa (o pipa de agua) se ha relacionado con la propagación de tuberculosis.
     Es posible evitar estos riesgos en su totalidad optando por el cannabis en la forma de aceite de cáñamo o, como lo hacen muchos pacientes de marihuana medicinal, utilizando un vaporizador. El dispositivo vaporiza la marihuana sin ningún subproducto de la combustión, lo que permite una vía de ingestión limpia.
     Es ciertamente irónico que una sustancia natural como la marihuana sea ilegal, mientras que los medicamentos recetados que son prescritos por los médicos todos los días matan a más de 100.000 estadounidenses al año y obtienen el sello de oro del gobierno por haber sido aprobados. Pero usted nunca podrá cultivar un medicamento como Lipitor, Avandia o Ritalin en su patio trasero de la forma en que podría cultivar marihuana… y tal vez ahí radica el problema.
     Si alguien opta por usar marihuana, desde una perspectiva de salud, pareciera que la forma más segura de usarla sería comiéndola (acompañada con un poco de grasa, debido a que el THC es soluble en grasa y no se disuelve en agua). Es importante entender sin embargo que para casi todas las personas en la mayoría de los países, principalmente por razones políticas, el uso de la marihuana es una actividad ilegal que podría resultar en serias consecuencias ante la ley.

1 comentario

  1. I was very happy to find this web site. I want to to thank you for ones time due to this fantastic read!
    ! I definitely really liked every part of it and I have you bookmarked to check out new stuff on your blog.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s