La Servidumbre y el Sistema Feudal: lo que era viejo es nuevo otra vez

Por Daisy Luther

Traducido por FTG
Activist Post

El periodo histórico que transcurre desde el siglo 5 hasta el 15 fue conocido como la Edad Media. Durante este periodo, la ley de la tierra en Europa fue conocida como el “sistema feudal”. Esta fue la manera con la cual el 10% superior (la nobleza) controlaba al 90% inferior (los siervos o campesinos).

Había unos pocos reyes que eran muy ricos y poderosos, quiénes poseían toda la tierra. Para mantener el control de esta tierra, era dividida en pequeños feudos y las parcelas eran dadas a los amigos de los reyes (barones). Los barones entonces asignaban la tierra a sus amigos y aliados con el objetivo de gobernar eficientemente. De este modo fue creada la “nobleza”, y la tierra se transmitía a estas pocas familias selectas mediante herencia.

La recompensa de delegar este control venía con un precio. Para mantener el control de los feudos, señoríos y fincas, la nobleza tenía que jurar fidelidad a los reyes y pagarles impuestos y pleitesía.

Se estima que casi cerca del 90% de la población de Europa eran campesinos. La mayoría de los campesinos eran básicamente esclavos. Se les proveía con un pequeño cobertizo en un ínfimo pedazo de tierra y la “protección” del noble al cargo de esa área. A cambio, ellos trabajaban para el estado, cultivando la tierra sin recompensa, pagando impuestos y sin tener el control sobre sus propias vidas. Algunos siervos eran “libres” y tenían sus propios negocios: herreros, carpinteros, panaderos, etc. Ellos pagaban por la protección del “señor” con dinero, bienes y servicios.

Los campesinos tenían pocos derechos. Ellos podían ser gravados en cualquier momento, eran obligados a usar (y pagar por) servicios del feudo como molinos y hornos de gran tamaño, y tenían que pedir permiso por matrimonios, cambio de domicilio o para educar a sus hijos.

Cada año, al campesino le era requerido dar la mejor parte de su cosecha al señor del feudo. A los campesinos no se les permitía tener propiedades que hicieran sus vidas más fáciles, como bueyes o caballos, por ejemplo. Un campesino no era propietario de la tierra en la cual vivía y por lo tanto estaba obligado a vivir donde se le dijera, cultivar lo que se le ordenaba, y labrar de la manera que se le ordenaba. No se les permitía cazar en la tierra  del señor – la caza furtiva era una ofensa punible con la muerte. No se les permitía talar árboles para leña, sino obligados a recoger lasa ramas caídas para calentarse. Al campesino no se le permitía tener armas, verdaderamente efectivas — estas eran reservadas para los ejércitos de la nobleza, con el objeto de mantener al campesinado bajo control y sofocar inmediatamente cualquier búsqueda de dignidad e independencia.

La mayoría de los campesinos parecían estar contentos con el trato porque ellos recibían seguridad y vigilancia del señor. Este estaba obligado a protegerlos de los merodeadores y bárbaros, y proveerles de suficiente tierra para subsistir. Los siervos podían ser usados como mercancía, y vendidos. Si el control de la tierra cambiaba de manos, los siervos estaban incluidos en la transacción.

¿Es realmente osado decir que todavía estamos viviendo en un sistema feudal?

Los miembros de la élite global todavía se reúnen y eligen a los líderes del mundo, basado en lo cual estos líderes “jurarán fidelidad” por estar de acuerdo con a agenda establecida por dicha élite. El grupo Bilderberg, con su influencia política y financiera sobre el mundo, son los hacedores de reyes — líderes futuros son examinados por ellos, y después sus campañas son financiadas. De este modo, el control chorrea hacia abajo pero es solo un pequeño grupo de personas las que realmente tienen la última palabra.

A un nivel más local, piensa sobre tu “propio” hogar. Las propiedades que pensamos que son nuestras son tasadas sobre una base anual en la mayoría de los lugares (IBI, contribución). Como la deuda económica sube más y más cada año, lo hacen también los impuestos a nuestras propiedades. Cuando mejoramos nuestras propiedades, nuestro impuestos se incrementan. Si tu piensas que eres realmente propietario de tu hogar o tierras, intenta no pagar los impuestos y verás como de rápido aparecen los verdaderos dueños. Nosotros somos meramente arrendatarios.

Nuestros impuestos suben cada vez que los barones del gobierno, necesitan más dinero. Esto nos deja con menos dinero para alimentarnos a nosotros mismos y a nuestras familias. La subida de impuestos no es opcional — se trata de un cheque de pago antes de ver un céntimo de ellos. Tú estas pagando por el privilegio de trabajar.

Tenemos que obtener permiso y pagar incluso más impuestos por el privilegio de disfrutar incluso de nuestra vida cotidiana. Debemos obtener un permiso para conducir en las carreteras, construir en nuestras propiedades, o cazar y pescar para alimentar a nuestras familias. Incluso con una licencia, cazar está solamente permitido en ciertas épocas del año — alimentar de forma autosuficiente a tu familia fuera de la ventana específica de dos semanas al año es ilegal. Si nosotros cultivamos, estamos obligados a cumplir con las autoritarias regulaciones con el objetivo de vender nuestros alimentos criados en casa a otros. Si elegimos cultivar sin químicos y toxinas, no se nos permite advertir el hecho sin rellenar páginas y páginas de paralizante papeleo. Nos debemos inclinar ante la FDA y destruir algunos de los nutrientes en nuestra comida (pasteurización) si se la queremos vender a otros.

Hablando de monopolios, Monsanto, ayudado y favorecido por sus amigos en la FDA(Agencia Federal Agroalimenteria de los EE.UU.), está tratando de tomar el control de la industria agrícola y ganadera. Si un granjero se niega a usar las frankensemillas, y un poco de polen pasa a una granja cercana que se ha vendido al Big Agri (gran monopolio), el granjero independiente puede ser llevado al juzgado y sometido al olvido, a la pérdida de su propiedad y a su modo de vida.

Si decidimos educar a nuestros hijos en casa y criar librepensadores (pensadores independientes), también debemos estar sometidos a “supervisión”. La mayoría de los estados cuentan con un consejo de administración que pone a prueba los niños educados en casa sobre una base anual. A los padres se les dice lo  que sus hijos deben aprender y la línea temporal en la cual ellos lo deben aprender.

Los padres son todavía gravados para subvencionar las escuelas a las que sus hijos no asisten y deben pagar de su bolsillo el material educativo que ellos deben usar para enseñar a sus hijos. El gobierno desaprueba a los niños que están siendo educados de manera independiente, ya que esto no crea los obedientes siervos que el sistema de educación pública esta diseñado a hacer.

A cambio de todos los permisos que debemos adquirir o renovar anualmente, todos estamos bajo el ala “protectora” de nuestros respectivos gobiernos.

Estos señores feudales reparten alimentos a través de programas de asistencia social, atención médica y medicación mediantes los estándares gubernamentales, y educación lavacerebros para los niños. En los Estados Unidos, por ejemplo, el Rubicón ha sido cruzado ya que hay más gente recibiendo “beneficios” de programas del gobierno que los que no. El sistema no está diseñado para ayudar a la gente a valerse por sí misma — ha sido creado para establecer un sistema de dependencia.

La gente es obligada a inyectarse vacunas tóxicas y se reparte medicación psiquiátrica. Hubo una época en la que la educación no era legal, ahora la gente está siendo deliberadamente idiotizada y sometida químicamente con el objetivo de sofocar cualquier pensamiento de rebelión. Una apatía inducida por el gobierno mantiene a las masas mansas y dóciles.

Las armas ya han sido restringidas en muchos países y están siendo el objetivo del gobierno de los EE.UU. actualmente. Solamente los caballeros – ergo, el ejército y la policía — deberían tener armas, con el fin de sofocar cualquier rebelión potencial de los campesinos – nosotros. El gobierno de los EE.UU. ha efectuado conocidas y enormes compras de armamento y munición el pasado año, mientras trabaja diligentemente para desarmar a los ciudadanos.

La Agenda 21, un documento elaborado por las Naciones unidas mediante el Club de Roma, va incluso más allá en separar al 90% del 10%. En el nombre de la generosidad abraza-árboles, la A-21 está trabajando silenciosamente para rodear a los siervos-campesinos y reubicarlos en las ciudades, con restricciones masivas a sus movimientos. Mediante el transporte público que únicamente se dirige a ciertos lugares, la A-21 está “manteniendo a los siervos en la finca”. La gente está siendo hacinada en apartamentos minúsculos sin oportunidad de ser autosuficientes y cultivar sus propios alimentos. El uso de “tierras nacionales” (parques) requiere de pago en muchas áreas. Incluso la recogida y uso de agua de lluvia está siendo objetivo de la Agenda 21, enviando un mensaje muy claro: SOMOS DUEÑOS DE TODO.

El sistema feudal original comenzó a declinar con la Revuelta Campesina en 1381. Después de que la peste negra redujera la población cerca de un tercio, no había suficientes campesinos para recoger las cosechas. Los siervos aprovecharon la oportunidad, negándose a trabajar, negándose a pagar la renta y huyendo de las fincas en las cuales vivían. Los señores se vieron forzados a negociar con mejores condiciones para los campesinos con el objetivo de hacerles trabajar. La monarquía sin embargo, no estaba complacida con esta situación y comenzó a recaudar aun más impuestos a los campesinos (¿medidas de austeridad?) Los campesinos acabaron rebelándose violentamente, irrumpiendo en la Torre de Londres, ejecutando a banqueros y nobles, y quemando castillos.

Los nobles rápidamente movilizaron una milicia y aplastaron la revuelta. Los líderes del alzamiento fueron ejecutados públicamente. Aunque la revuelta no fue vista como un éxito, fue el comienzo del fin del sistema feudal medieval, ya que los nobles se dieron cuenta de que los campesinos tenían el poder de los números a su favor y que podían causar estragos con solamente negarse a trabajar.

¿Qué lecciones podemos sacar de todo esto?

Como ha habido siempre, hay aquellos quienes quieren un único gobierno mundial, dividido en pequeñas zonas controlables, gobernadas por aquellos quienes apoyan la agenda del poder, jurando lealtad a la élite.

Esta élite usa las siguientes tácticas para manipular a las masas: atentados de falsa bandera patrocinados por el gobierno,incrementalismo (política que pone en marcha cambios de manera gradual durante un período largo de tiempo provocando pequeños cambios sucesivos), embrutecimiento de la población, programación de opiniones mediante los medios y la cultura popular, y distracciones a través del entretenimiento (pan y circo).

Solamente con un esfuerzo unificado la gente vivirá con dignidad e igualdad. Si solamente el 5% de la gente se niega a servir a la élite, todavía hay miles de millones para sustituirnos. Es vital extender el conocimiento. Así como los medios de comunicación masiva taladran el subconsciente de las masas, nosotros debemos martillear para alejarles de la realidad que perciben.

  • Vota con tu monedero – niégate a apoyar a las grandes corporaciones que son propiedad de la élite global. Deja de comprar sus teóricos objetos de última moda que “debes” tener. No compres en sus grandes almacenes de trabajo-esclavo, no comas sus sustancias cuasi-alimentos producidos en masa y no tomes sus mortales “medicaciones”. Sácales fuera del negocio al negarte a participar y asegúrate de que los demás sepan por qué lo estás haciendo.
  • Lucha por la autosuficiencia. Cultiva tu comida, compra lo que no puedas criar o cultivar de los granjeros locales y aprende a vivir con lo que tu mismo te puedas proveer. Proveer para ti mismo es tu derecho Divino o legítimo (según seas creyente o no), no un permiso que te haya de ser concedido por la “élite”, el gobierno o las grandes corporaciones.
  • Sé consciente de la progresiva presencia de la agenda 21 – lucha en cada paso del camino por arrojar luz sobre el plan. Contradice el enrevesado y engañoso lenguaje e instruye a la gente sobre las apropiaciones de tierras, la propiedad de la naturaleza y el acorralamiento de los seres humanos en áreas controladas.
  • Niégate a participar en los programas de beneficencia o sociales – este sistema está diseñado para fomentar la dependencia, y a través de la dependencia, el control.

El paso más importante de todos es sacar a la luz los planes secretos de la élite quienes nos consideran al resto de nosotros campesinos, puestos aquí para servirles. No os desaniméis si los esfuerzos para rebelarse contra este control no tienen éxito inmediatamente. Llevó doscientos años hacer ilegal el feudalismo  la primera vez.

Resiste. Enseña a la próxima generación a hacer lo mismo. Aprende del pasado para crear un futuro diferente — esto es solo una nueva vuelta de tuerca a un tema que es antiquísimo.

Daisy Luther es una escritora y editora freelance. Su  website, The Organic Prepper, donde este artículo apareció por primera vez, ofrece información sobre salud para previsores (preppers),incluyendo buenos consejos nutricionales, bienestar general y soluciones no-tecnológicas. Puedes seguir a Daisy en Facebook y Twitter, y puedes enviarle un email  a daisy@theorganicprepper.ca

Fuente aquí.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s