John Kaminski – Gangsters Espirituales

Desde http://www.gnosticliberationfront.com hemos recuperado este artículo de Kaminski al cual el artículo anterior a éste, del señor Glogoczowski, había dicho que tenía un enlace, para demostrar que no era el único que estaba tratando con un tremendo problema del siglo XXI. Al haberlo traducido, y escuchar los permanentes razonamientos de Kaminski en torno a la futilidad y engaño de las religiones organizadas como mafias, ahora vamos a traducir otro artículo mencionado y citado en éste. Se sabe que así es cómo se van encadenando los discursos o se van uniendo los pasillos del laberinto.

 
Gangsters Espirituales
¿Qué Es Más Importante:el Nombre de Alguien o la Verdad Eterna?
 por John Kaminski
8 de Febrero de 2004
     No es el credo lo importante, sino la integridad.
     No es el nombre que damos a las cosas que adoramos, sino reconocer la esencia de aquella cosa como la verdad más alta, como la cosa digna de ser adorada, de modo que el nombre que ponemos sobre ella realmente no importa en tanto reconozcamos la cosa por lo que es.
     Estamos demasiado atrapados en los nombres, en la identidad, en los rituales y la sacralidad. La devoción me enferma. Los rituales me aburren. Lo que buscamos es la verdad, y ésta puede venir bajo muchas formas, estar en muchos sitios, y ciertamente tener un número infinito de nombres.
     ¿Entiende lo que estoy diciendo?.
     Déjeme hacerlo más claro.
     Aquellos gángsters espirituales que escaparon a toda prisa de Egipto en aquellos años nos han conducido en la dirección incorrecta. Y ellos han sido incitados por hombres santos de todas las creencias que han traicionado a aquellos que han buscado refugio y consuelo en aquellas. El mantenimiento de su propio negocio eclesiástico ha llegado a ser más importante para ellos que las almas que se supone que ellos están aliviando y tratando de salvar. Éste es un problema que siempre ha existido en cada iglesia, sinagoga y mezquita. Algunos de ellos pierden sus almas por eso.
     Gángsters espirituales: éste es el nombre correcto para ellos. Ellos vieron las necesidades de la gente. Y ellos sacaron provecho de ellas. Tenemos que tener aquella casa para ir, aquel lugar de descanso. Si no lo tenemos, no podemos funcionar. Seguramente usted puede llamarlo la represión del miedo a la muerte. Pero ésta es la condición humana. No podemos tratar con ella sin un poco de ayuda. De otra manera nos enfermaríamos, o peor, nos volveríamos extravagantes. Y tal vez eso es lo que les sucedió. Es la historia del primer hombre santo y de todos los que surgieron desde entonces.
     La gente necesita tener las cosas explicadas. ¿Por qué estoy aquí?. ¿Para qué es todo esto?. Y lo más importante: ¿a dónde voy?. Si no es explicado y luego guardado en forma segura en su cerebro como una especie de cuenta pagada, usted va a preocuparse. Y la preocupación le impide ver y ser capaz de hacer todo lo otro maravilloso que hace de la vida la alegría que puede ser. Pero los problemas surgen cuando usted consigue dos versiones diferentes de la verdad. Es la misma verdad, pero hay dos hombres de negocios, cada uno describiéndola diferentemente, cada uno tratando de sobrevivir, cada uno tratando de obtener una ganancia (no, esto es demasiado rudo, en este nivel)… cada uno tratando de hacer que su credo sobreviva para servir a la gente a la que se pretende servir. Y finalmente yendo a la guerra por causa de sus dos diferentes versiones de la misma historia. Realmente enfermo. Ésta es la historia de la estúpida raza humana.
     Aquí en este mundo occidentalizado en el que vivimos, todos derivamos nuestra herencia espiritual del mismo montón de pandilleros del Antiguo Testamento que fueron expulsados de Egipto por sus repugnantes prácticas usureras que muchos de ellos todavía exhiben hoy. Luego ellos fueron echados a patadas de Babilonia y abrieron una tienda cerca del Mar Muerto.
     Póngales cualquier clase de nombre que usted quiera: los matones con yarmulkes [kipá o solideo] o los pervertidos con cruces, o quizás el peor de todos, engreídos hombres de negocios con cuellos clericales diciéndole a usted que ellos pueden salvar su alma cuando ellos realmente están pensando en construir parques temáticos en Carolina del Sur. Ellos han apostado sus almas eternas en sus cuentas bancarias, y han hecho creer a la gente que el nombre era más importante que la cosa que el nombre trataba de describir.
     Y así es cómo perdimos nuestro camino.
     Lo que nos conduce hasta el día presente.
     Estos mismos ciertos matones están actuando como hombres religiosos tratando de establecer una ventaja para ellos mismos a fin de ganar más dinero para amontonar en sus casas particulares de adoración. Y porque ellos son tan sutiles, tan inteligentes y tan ricos, han logrado crear leyes en muchos lugares que prohíben a la gente hablar de ciertos acontecimientos de la Historia.
     Sin entrar en este acontecimiento particularmente secuestrado, sólo examinemos qué significa prohibir a la gente hablar de ciertos acontecimientos. Pienso que ellos lo llaman, en algunos países europeos, “profanar la memoria de los muertos“, y ellos están poniendo a mucha gente en la cárcel por sólo mencionar el asunto.
     Usted pensaría, en esta época supuestamente ilustrada y bien informada, que la gente era lo bastante inteligente y abierta de mente para hablar de todo, para discutir de ello racionalmente y luego llegar a alguna especie de consenso sobre lo que era la verdad objetiva. Pero no. No ha resultado de esa manera.
     Los tipos con los yarmulkes dicen: “Usted no puede hablar de ello. Lo que decimos es verdadero y no puede ser desafiado, y lo pondremos a usted en la cárcel si usted continúa esta conversación“.
     Bien, usted tiene que tomar esto en serio, porque hay gente en la cárcel debido a ello. Sólo mire al anciano Ernst Zundel, secuestrado desde su casa en Tennessee y ahora habiendo pasado un año en confinamiento solitario en Canadá sin ningún cargo formal, y sólo porque él siente la necesidad de señalar que aquellas cámaras de gas que usted puede ver en el tour de Auschwitz no estaban realmente allí en aquella forma particular durante la Segunda Guerra Mundial. Ellas han sido reconstruídas, y alguna gente levanta objeciones sobre la reconstrucción. Pero hay una ley que dice que usted no puede hablar de ello, y él está en la cárcel.
     Éste es un clásico ejemplo de la máxima “no se trata del credo sino de la integridad”. En este caso, la integridad es el gran perdedor. Para no mencionar la libertad de expresión. Esto es definitivamente un asunto religioso. Pero no tiene nada que ver con Dios. Sólo la versión (o perversión) de lo que un grupo de hombres supuestamente santos quiere hacer tragar a todos los demás.
     Ahora, recuerde que tenemos que tener cuidado en cuanto a quién criticamos, porque demasiado a menudo descubriremos que sólo nos estamos criticando a nosotros mismos. Tal es el caso con todo esta palabrería sobre los judíos. Seguramente el comportamiento de los israelíes —llamando alimañas a sus vecinos y tratando de exterminarlos como a tales— hace descender mucha pasión innecesaria sobre ellos, como lo hacen sus tradiciones de la banca usurera, constantemente afirmando que ellos son discriminados en contra, mientras que son el grupo étnico con más riquezas en el planeta, y también su abierta sexualidad (para ponerlo cortésmente). Este último talento causa problemas, pero también produce mucho dinero desde aquellos a los que no les gusta hablar públicamente de sexo pero de seguro lo hacen en privado.
     Considerando de dónde proviene la tradición judía, la misma gente que la critica sería mejor que echara una mirada mucho más atenta al origen de sus propias tradiciones, y comprenda que la misma base del cristianismo y del Islam se deriva de ideas y reglas que los judíos inventaron. En efecto, si usted quiere ponerse un poco paranoide al respecto, podría preguntarse si los judíos no habrán inventado aquellos dos caminos espirituales a fin de ganar un poco de confidencialidad para ellos mismos, o alguna otra ventaja, como enyugar a la gente con restricciones morales mientras conservan sus propias reglas más flexibles para ganar un par de puntos extras en el precio, si usted entiende lo que quiero decir.
     Últimamente fui privilegiado al recibir un interesante artículo de Rumor Mills News titulado “Impactante: ¡Revelada la Identidad Secreta de Yahweh!”. Tuve la sensación de estar leyendo el “Weekly World News” [un estrafalario diario de EE.UU. dedicado a lo raro y lo paranormal] en el siglo VII a.C.
     El punto que la historia trataba de colocar era que si Israel intentaba reclamar alguna especie de derecho divino a la tierra que robó de los palestinos, era mejor que echara una mirada más atenta a su propia historia real, y comprendiera que el fundamento para su reclamación descansaba sobre razones muy inestables.
     Recientemente (22.9.2002), en su discurso ante visitantes sionistas cristianos, «el Primer Ministro israelí Ariel Sharón afirmó: “Esta tierra es la nuestra… Dios nos dio las escrituras de propiedad…”. Sin embargo, la investigación académica reciente, incluyendo descubrimientos de un equipo arqueológico de la Universidad de Tel-Aviv, no sólo desestructura el bíblico Antiguo Testamento y las historias de la Torá sobre las cuales esta reclamación descansa, sino que concede crédito, antes impensable, a la afirmación de un historiador de la Antigüedad de que los israelitas del Éxodo eran realmente los hicsos, y por lo tanto de origen asiático».
     Así escribió un enigmático colega que circula con el nombre de “Teoría M”. Brevemente dicho, él escribió que los israelitas nunca estuvieron en Egipto y que el dios judío YHWH tenía una novia, la diosa Asera. (¿Hay alguna ley contra el decir esto?).
     Él citó pruebas que indican que Salomón y David están ausentes del registro arqueológico. ¡Santo Pentateuco!. ¿Significa esto que ellos no existieron?. Bien, la misma cosa podría ser dicha sobre Jesús. Usted no puede encontrarlo en los libros de Historia empírica tampoco.
     En lo que respecta a los israelíes modernos que descienden de las hordas mongolas de Asia, pues ya sabíamos eso por el famoso libro de Arthur Koestler “La Decimotercera Tribu“, que reveló que la mayor parte de los habitantes actuales de Israel son realmente expatriados rusos y no semitas (lo que significa que no hay nada para ser anti-). Los criminales son criminales sin tener en cuenta su ADN.
     Otras pepitas del señor Teoría-M incluyen:
     «Asera (cuyo nombre significa “la que camina en el mar”), supuestamente la consorte del supremo dios El, también era mencionada como Elat (la diosa). Según la tradición de Ugarit, cuyas tablillas de arcilla contienen el más antiguo alfabeto conocido, ella era la consorte de El, y la madre de setenta dioses. Ella también está asociada con Baal y se supone que intercedió ante su marido, el dios supremo, en nombre de Baal, para la construcción de un palacio a fin de concederle un status igual al de otros dioses. En las tablillas cuneiformes de Ras Shamrah (hacia 1.400 a.C.) el líder del panteón era El; su esposa era Asherat-del-mar (Asera). Después de El, el mayor dios era Baal, hijo de El y Asera. Curiosamente, la consorte de Baal es su propia madre, Asera. En las tradiciones del Líbano, Baal es considerado el equivalente de Júpiter».
     ¡Diantre!. ¡Esto significa que Yahweh, de quien los eruditos judíos ahora dicen que se remonta a Baal, tuvo sexo con su madre!. ¡Santo Sófocles!. ¡Debería haber una ley contra el decir esto!. Tal vez la habrá pronto.
     «Según eruditos bíblicos que se concentran en la “Fuente P” para el Antiguo Testamento», escribe Teoría-M, «Yahweh como un nombre fue usado primeramente con Moisés en el Éxodo, y es indicativo de monolatría (la adoración exclusiva a uno de muchos dioses) más bien que de monoteísmo. El nombre Yahweh también puede ser traducido como “soy quien soy”, literalmente un modo de decir “preocúpate de tus propios asuntos”, un modo de disfrazar su verdadera identidad. Yahweh no aparece sino hasta el Éxodo y, extrañamente, el dios Baal está completamente ausente en el Génesis».
     Y el misterioso autor añade, en una perfecta coherencia con el tono arisco del Antiguo Testamento: “Este Yahweh es propenso a la violencia y parece despreciar a su pueblo elegido“.
     Antes de que yo divulgue el juego entero de Teoría-M, déjeme sólo citar otro segmento de su fascinante exploración de la mitología pre-cristiana.
     «Los hebreos que vivían en Canaán estaban por lo tanto bajo el dominio egipcio. Es también aquí en Canaán donde nosotros podemos hacer una comparación entre Yahweh y el cananeo Moloc (Baal) y extrapolar una polémica inversión de la historia de Faraón ordenando ahora él la muerte de todos los “primogénitos” en el Éxodo».
     «Los adoradores de Moloc sacrificaban a sus hijos primogénitos a su deidad mediante asesinatos rituales. Los adoradores de Yahweh en Canaán también eran conocidos por llevar a cabo sacrificios de niños de vez en cuando, sobre todo en tiempos de privaciones, aunque la inmolación (holocausto) era supuestamente mirada con malos ojos. El corte de la garganta del niño, sin embargo, era aceptable».
     Esta información calza perfectamente con la que he estado leyendo últimamente en mis estudios sobre el Talmud en el sitio web abridor de ojos de Carol Valentine Come and Hear [http://www.come-and-hear.com] (un compendio imprescindible donde los haya), donde el método preferido de ejecución por las innumerables ofensas hechas por los goyim (seguramente usted sabe quiénes son ellos. Ellos somos nosotros, tontín) es la decapitación.
     Entonces el peligro está en que si los cristianos y los musulmanes tratan de refutar la fe de los judíos y declaran que el dios de éstos es alguna deidad montañosa menor de los interiores de Ugarit, aquellos sólo van a destruírse a sí mismos haciendo eso. Porque la leyenda entera de Jesús, que fue construída con embustes igualmente espurios y carentes de rigor, fue confeccionada a la ligera con la misma inconsistencia, descuido y manipulación.
     La religión es esencialmente el control de las muchedumbres, ideada por gobiernos tipo Constantino para impedir a la gente levantarse contra sus líderes. Tuvo que ser una persona muy rica la que dijo que “los mansos heredarán la tierra”.
     De todos modos, el artículo entero (“Impactante: ¡Revelada la Identidad Secreta de Yahweh!”) bien vale la pena de leer por su asombrosa chismografía del Antiguo Testamento [en http://www.rumormillnews.com/cgi-bin/forum.cgi?read=42815 ]
     Todo este cachivache sirve para mostrar la sabiduría que había en la antigua proscripción de intentar dar a aquel espíritu inefable y majestuoso que anima al universo cualquier clase de nombre en absoluto. Usted sólo se está buscando problemas si usted lo hace, gracias a los sacerdotes (y ministros y rabinos y cualquiera clase de título ocupacional guruístico que usted quiera aplicar) quienes valoran la rentabilidad del cuento que ellos desean poner más alto que las necesidades de aquellos que necesitan ser tranquilizados con que su futuro es algo más que el ignominioso polvo en que ellos ciertamente un día se convertirán.
     Si usted quiere ir buscando la esencia del espíritu que anima todo, no ande averiguando entre fosilizados pergaminos en templos rancios. Encuentre la chispa que usted necesita para movilizarse en el ojo del diamante en la lluvia [in the diamond’s eye in the rain], o en la lágrima de su pequeño hijo solitario.
     Y no deje que los gángsters espirituales se lo cuenten de otra manera.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s