El Zen de las Estrellas

From: reuben <epitasis@hushmail.com>

El Zen de las EstrellasEl Zen de las Estrellas

Futuros del planeta Tierra

St. Clair

“Sin importar que tan grande sea la oscuridad

debemos proporcionar nuestra propia luz”.

~ Stanley Kubrick

2001: A Space Odyssey

¿Cuál futuro?

El Zen de las estrellas presenta escenarios posibles del futuro de la humanidad. Este libro sugiere que ante nosotros se hallan futuros probables dormidos —o en estado de suspensión animada— de entre los cuales nuestras acciones o conductas eligen un escenario para convertirlo en nuestra experiencia presente. Manifestamos el futuro a través de nuestra conducta.En su libro sobre la decodificación de la ciencia perdida del rezo y la predicción, Gregg Braden explica el efecto Isaías: la física cuántica y la ciencia sugieren la existencia de muchos posibles futuros para cada momento de nuestras vidas. Cada futuro se encuentra en estado de reposo hasta que es animado por las elecciones que efectuamos en el presente.St. Clair clarifica que el futuro no está predestinado, ni escrito en piedra, sino que es seleccionado de entre una variedad de diferentes y posibles opciones dispuestas ante nosotros. Somos nosotros los que tenemos que elegir cuál futuro vamos a vivir, tanto individual como colectivamente.

El mago —alguien que crea conscientemente— delinea la ciencia de cómo escogemos el futuro que vamos a experimentar. Cuando seleccionamos un futuro se convierte en nuestro presente activo.

Como lo apunta St. Clair, nuestro presente es el futuro por el que, a sabiendas o no, hemos optado, si bien a menudo influidos por el miedo o un desmedido vaivén emocional. Debemos alejarnos del juego inconsciente de emociones para presenciar cómo se lleva a cabo una magia continua.

Si deseamos un futuro diferente, necesitamos elegir de manera consciente un presente distinto. Las herramientas de nuestra conciencia son la intención, la imaginación, la intuición, los sueños, las visiones, la inteligencia fluida y el amor. Sobre todo, el navegador psíquico nos puede ayudar a sanar, así como a elegir y crear un futuro colectivo sano.

¿Qué futuro quieren? ¿Quiénes quieren ser hoy o mañana? ¿A dónde se dirigen con sus elecciones? La dirección que tomen y la responsabilidad son de ustedes. La clave del mensaje de St. Clair es “ustedes deciden”. Su historial en la predicción de hechos es muy preciso, debido a que es capaz de ver y comprender el tipo de decisiones que realizarán personas clave.

St. Clair estipula que podemos redefinir los parámetros de las premoniciones, profecías y predicciones hechas a lo largo de los últimos miles de años. Nostradamus, Edgar Cayce y los propios cálculos astrológicos de St. Clair están calibrados para ayudar a la humanidad a evitar la extinción en masa en el periodo del próximo milenio.(Este milenio)

Incluso si este libro enumera escenarios del fin del mundo, St. Clair no quiere decir que así tiene que ser necesariamente. Muy al contrario, insiste que deberíamos optar por un resultado diferente.

Sin embargo, seguir en la forma que hemos escogido hasta ahora significa que la llamada de atención psíquica de St. Clair es el resultado que nos espera. No habría razón para dudar de estas predicciones basadas en las matemáticas del tiempo. Sus predicciones anteriores ya han sido probadas como correctas.

Futuras alineaciones estelares podrían ser usadas para otros propósitos si así lo deseamos. Zen de las estrellas nos muestra cómo el enfrentar los retos futuros nos puede llevar al espacio exterior y a explorar la conciencia cósmica. St. Clair, más que cualquier otro, sabe que somos capaces de cambiar el resultado de las premoniciones y profecías, precisamente porque podemos predecirlas. Si adquirimos conciencia de los probables resultados que no deseamos, abrimos nuestra conciencia a la posibilidad de crear otras acciones y elecciones con resultados distintos. Este libro trata, por lo tanto, de la acción inteligente y cómo usamos la libertad sagrada de la elección humana.

Venimos a este universo y a este planeta por una razón más que otras: para dar y recibir un amor más grande que el conocido por deidades antiguas y maestros espirituales. Este amor es más grande porque será una manifestación colectiva, escogida individual y conjuntamente. Un amor que transformará los corazones y las vidas de cada persona en este planeta, y por lo tanto la tierra en la q ue vivimos.

Se nos dieron las semillas del amor y de la conciencia cósmica como nuestro destino. Esta conciencia cósmica está diseñada desde su concepción para coadyuvar en la evolución del universo, el planeta Tierra y sus habitantes. No obstante, a nosotros, en el planeta Tierra, se nos dio libertad —libertad sagrada— de escoger.

De manera que la elección entre progresar y autodestruirse es realmente nuestra y no se halla del todo en las manos de Dios.

En este sentido, el libro de St. Clair representa un alejamiento de los patrones convencionales de pensamiento.

El Zen de las estrellas les hará cuestionar su sistema de creencias, realidad y autoridad. Es un documento inusual, un testimonio extraño, un estudio fascinante, pero cuidadosamente anotado. El trabajo de St. Clair en su viaje en, a través y más allá del tiempo es la culminación de una vida de trabajo por parte del autor.

St. Clair explica las matemáticas del tiempo, o porqué y cómo los sistemas de creencias son nuestros mapas de la realidad debido a que le dan forma a lo que percibimos. Después se interna en la iconografía y significado de los iconos estelares y el destino oculto del hombre.

Ustedes están a punto de embarcarse en la aventura espiritual de un proceso histórico llamado espacio-tiempo, o magia, alta magia. Seha dicho que la alta magia es el Yoga del Occidente, de manera que St. Clair resulta ser un yogi occidental. La magia es procesada por medio del sexto sentido, un estudio del cual el mago nos cuenta hacia el final de este libro.

Prever y predecir el futuro como si fuera ya el pasado ha sido el don de St. Clair, su vocación, profesión y ocupación desde la niñez. Hoy día, da charlas sobre este procedimiento a un público más amplio. Sus colegas han dicho que es el astrólogo de los astrólogos.

Escribió el Zen de las estrellas para poner su sabiduría a disposición del mundo, para promover elecciones sanas y enseñar: El sendero del mago.

St. Clair explica los tránsitos alquímicos del mundo, sus líneas ocultas de tiempo, ciclos eternos, civilizaciones antiguas y culturas modernas de la guerra y del arte. Discute la filosofía perenne del mundo, arquetipos, geometría sagrada y centros sagrados. Muestra cómo se delinea el pasado, presente y, sí, el futuro de la humanidad.

St. Clair combina sus propias experiencias y deducciones con su habilidad para la advertencia psíquica para vislumbrar los tiempos en los que estamos entrando. En este trabajo, St. Clair decidió contar su propia historia en forma de un pintoresco e imaginativo thriller. Este libro es un trabajo mágico que nos muestra en dónde estamos parados, revelándonos tiempos ocultos por venir y ayudándonos a comprender las elecciones que nos esperan.

Ser un mago es asumir el lugar apropiado —por nacimiento— de cada uno en el cosmos. Cuál es ese lugar es algo que será descubierto por cada alma.

Al formar una comunidad con el Sol, la Luna, las estrellas, los planetas, las galaxias y el espíritu de la conciencia cósmica, nos damos cuenta de la Uni-cidad de todas las cosas. Convertirse en un mago, sugiere St. Clair, es convertirse en algo más que simplemente humano, dado que sólo al satisfacer en realidad nuestro potencial humano máximo es que actualizamos y conseguimos nuestro destino.

La narrativa de St. Clair equivale a un viaje a través del espacio y del tiempo, revelando su existencia psíquica sensible y vulnerable. El hecho de que se encuentre vivo para seguir haciendo predicciones y coadyuvar en el futuro que tan acertadamente describe es la luz de su propia existencia. Colocar al Zen de las estrellas en contraste con la memoria colectiva de la humanidad —desde la Atlántida de hace doce milenios hasta bien adelante del vigésimo segundo siglo de nuestra era— es algo en verdad cautivador.

La pasión de St. Clair por su ministerio se extiende por medio de su presencia a los clientes a los que aconseja, y por medio de conferencias ante astrólogos y grupos. Demuestra el acto mágico de la fe en lo que puede hacerse, en oposición al destino. Es un momento importante en el tiempo que el mago-sabio esté dispuesto a compartir con el mundo: el diseño cósmico del espacio-tiempo y la nueva sociedad en evolución dispuesta a surgir; un tiempo en el que Plutón se mueve a través de las últimas cuatro constelaciones del Zodiaco durante el siguiente medio siglo, para proclamar nuestra era de la conciencia y para transformar el mundo.

St. Clair propone paralelismos apropiados entre la historia registrada, nuestro presente, el futuro, y alineaciones planetarias importantes, los cuales ha estudiado de manera diligente y comparado a lo largo de muchos años. En Zen de las estrellas ha completado por fin su teoría, misma que es presentada aquí por primera vez.

Zen de las estrellas es testigo del tiempo, del Zeitgeist actual, en el que St. Clair describe sus encuentros con hombres y mujeres de las más diversas condiciones. Es su trabajo, nos es dado conocer al hombre de pensamiento y de acción, el mago que escoge y crea de manera conciente y al hombre que se manifiesta intencionalmente.

La vida de St. Clair muestra que ha estado y ha sido parte de este mundo (aunque no de él), antes de disponerse a contemplarlo. Al principio de su carrera se preparó para ser un general, un abogado y un banquero inversionista. Después dirigió su vista hacia la comunicación y la comprensión, a todo lo que fuera espiritual.

Durante su carrera, St. Clair ha aconsejado de manera confidencial a un vasto número de clientes internacionales a los cuales ayudó a cumplir sus destinos. Fue testigo —si no es que fue parte de— la consecución de muchas trayectorias profesionales y privadas. La red personal de destinos en las cuales el mago fue parte (y todavía lo es), resulta impresionante aun para los más experimentados.

St. Clair sabe que uno es el dueño de su propio destino y ayuda a aquellos que lo consultan a comprender este importantísimo hecho. Habiendo madurado en un momento peligroso, es un pensador de avanzada y el astrólogo más notable del planeta. St. Clair enmienda la plana en asuntos misteriosos desde las predicciones de Nostradamus hasta las visiones de Orwell y la mitología sánscrita.

Nos conduce a través del cumplimiento de las profecías, desde la Atlántida hasta el surgimiento del poder ario, así como los controles ocultos detrás de ello, a los cambios de la tierra y más allá de nuestros tiempos. Pasó una buena parte de su vida en el estudio de textos antiguos y escrituras ocultas. En la actualidad es esencialmente un sabio, uno de los magos de la Edad de Oro.

Este es un amplio libro de advertencia a la humanidad. No es apocalíptico, sino bastante esperanzador: diseña la nueva sociedad tribal, de alta tecnología, primitiva y acuática, sin guerras, fronteras, límites, bloques o gobiernos en la que, según sus predicciones, nos encontraremos después del año 2050. Los dioses llenarán el universo, tal es el futuro que su conciencia vislumbra con insistencia. Él les invita a descubrir esto por ustedes mismos, ya que su meta es compartir el secreto y el conocimiento sagrado de los antiguos magos astrales.

Este trabajo sitúa a St. Clair en el linaje espiritual de las mentes mágicas de la humanidad, por cuanto representa su trabajo, de Apolonio al maestro Eckhart, pasando por Nostradamus. El maestro St. Clair perpetúa una tradición sagrada de miles de años. En este momento, es un poderoso —y posiblemente el más acertado— mago vivo.

Sus predicciones astrológicas han soportado el paso de los años, como ustedes podrán comprobar.

A diferencia de adeptos previos y místicos que han mantenido sus conocimientos en secreto, él los comparte con ustedes de forma inteligente. Al voltear la página, entrarán en un mundo de alta magia esotérica, un universo de ciencia hermética, un ámbito de capacidades creadoras. Serán iniciados, de manera amable, en arte antiguo, el ritual sagrado de la astrología espiritual, el arte de la decodificación del reloj galáctico del destino en tanto el tiempo-espacio se reviste de una forma totalmente nueva y un significado redescubierto por el astrólogo St. Clair.

St. Clair les permite leer fragmentos de su diario personal de magia, dándoles la bienvenida a su santuario bendito de conocimiento holístico y comprensión cósmica, donde la ciencia y el misticismo se reúnen con la magia estelar. La zona gris — el amanecer de una sociedad nueva— se vuelve vívida y colorida en este libro acerca del viaje de la colectividad humana al futuro y más allá.

La magia estelar es el arte de la creación cósmica. Este maestro ha creado una obra de arte más allá del tiempo, que apunta a la esquina de la nada. Ustedes tienen en sus manos un libro de arte, una autobiografía, así como un brillante legado de predicciones para el siglo XXI. De una manera sutil, este hermoso logro es también una antología de los magos más significativos, de los místicos y de las mentes científicas del género humano. Quizá una vez cada década, uno se encuentra con un libro que tendrá un impacto mayúsculo en el mundo. Tal es el caso del Zen de las estrellas.

__________________________________________________________________________________________________________

El Proyecto Camelot entrevista a Michael St. Clair, un renombrado futurista y visionario, en la mágica Chateau de Chillon en Montreux. St. Clair ha escrito un libro llamado Zen of Stars (El Zen de las Estrellas) que habla de las transformaciones y cambios de la Tierra en los próximos años.

Como él dice: Somos seres psíquicos habitando una realidad física.

St. Clair es un sintesista que cubre áreas como la astrología, astronomía, cosmología y la evolución del alma humana. Inspirado por el trabajo de Krishnamurti, habla del futuro de nuestro planeta Tierra y de nuestro creciente despertar que nos está lanzando hacía una visión bien informada de la fusión de realidades.

Su trabajo se centra en la noción del crecimiento de pequeñas comunidades y lugares seguros donde todo aquel que desee quedarse en los próximos años podrán vivir de acuerdo con sus ideales mientras mantienen la calma necesaria para ser ancladeros de refugios para los que sigan.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5 (final)

Web de Michael St. Clair

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s