John Dee, el primer agente 007

Ya que en tres cadenas televisivas españolas se está emitiendo un ciclo de cine  sobre el agente secreto James Bond conocido como 007, quizás os interese saber quién fue el primer agente secreto británico. Este fue John Dee, hombre de confianza y astrólogo de la reina Isabel I de Inglaterra.

(El Doctor John Dee, el auténtico 007 al servicio de su Majestad)

He aquí al primero y quizá más hábil agente secreto al servicio de su Majestad: el Doctor John Dee, el genuino y verdadero 007, el hombre en el cual Ian Fleming se inspiró probablemente para crear su célebre personaje, James Bond.

En un libro de Philip Gardiner publicado hace bien poco, titulado The Bond Code (El código Bond), se analiza la la vida de y milagros de Ian Fleming, el creador del celebérrimo agente al servicio de su majestad,  a la luz de los símbolos gnósticos y masónicos que, según el autor, desfilan subterráneamente en sus novelas e incluso en la cinematografía de 007. (1) En dicho libro adquiere especial relevancia el perfil del erudito y mago isabelino  John Dee (1527-1608) , un genio fascinante, filósofo y alquimista que cautivó a la corte real y a las mentes más privilegiadas de toda Europa.    Únicamente en siglo pasado se ha empezado a ver con menos recelo a Dee, precedido de una intimidante reputación de nigromante; gracias a diferentes autores como Francis Yates, especialista en literatura rosicruciana, que han abordado su obra desde una perspectiva más amplia que en el pasado y han rescatado de la oscuridad a este gigante de los siglos.

La formación del Doctor Dee fue amplia y notable: fue un brillante matemático, y sus estudios abarcaron desde la geología, la cartografía y el cálculo que fueron vitales en el desarrollo de la navegación y la exploración del Nuevo Mundo, hasta la astrología, alquimia, la cábala hermética o la criptografía, prácticas heterodoxas a las que se entregó de por vida y por las que granjeó la desconfianza de sus coetáneos. Prácticamente todos los ámbitos de las formas religiosas y científicas de su época le eran, al menos, familiares. Su biblioteca en la localidad  ribereña de Mortlake fue considerada la más exquisita colección en toda Europa y una de las más extensas, conteniendo miles de volúmenes y manuscritos de filosofía, ciencia y ocultismo.

A pesar de ser un notorio matemático, Dee es más conocido en su faceta de astrólogo de la Corte real inglesa, y como ayudante de la reina Isabel I, además de sus labores de espionaje –según parece–  como agente al servicio de su Majestad.  A lo largo de su vida se dedicó, asimismo, a la alquimia, la adivinación y el estudio del hermetismo, materias que parecían interesar notablemente  a la Reina, que llegó incluso a  visitar la biblioteca del mago.

 

(Diagrama cabalístico perteciente a la obra de John Dee. El mismo diagrama en la cubierta de un libro sobre la magia enochiana)

En el Museo Británico se conservan diferentes adminículos e instrumentos que pertenecieron al Doctor Dee y que éste usaba en sus manejos y operaciones relacionadas con sus revelaciones angélicas. Así, por ejemplo, el espejo de obsidiana de Dee, con forma de espejo de mano; una seríe de sellos minúsculos de los que se servía para sus actividadede adivinación del futuro; un amuleto de oro, con un grabado que representa las visiones del Doctor Dee; un orbe de cristal y una piedra usada para ver el futuro; que lleva una leyenda explicativa de sus funciones, escrita por Nicholar Culpeper a mediados del siglo XVII; una de las piedras del Doctor Dee es esférica y se ha relacionado con el ”Chrystallum” en el que supuestamente el medium de Dee, Edward Kelly, veía sus “visiones”; algunos de estos objetos fueron robados del museo de Londres, para reaparecer tiempo después. Del espejo mágico de John Dee hemos visto ecos en la Piedra Lunar de Wilkie Colins, o en el mismísimo Aleph de Jorge Luis Borges.

   

(El espejo enochiano del Doctor Dee, conservado en el Museo Británico.)

Dee ha sido difamado a lo largo de los siglos como nigromante y ocultista,  y en su propia vida recibiría muchos ataques a cuenta de su erudición en disciplinas ocultas; pero la opinión de muchos escritores es que su obra alquímica y angélico-cabalística, su Piedra Filosofal, la Mónada Hieroglyphica (1564) pudiera haber sido una tapadera para encubrir las operaciones ejecutadas en favor de su Majestad. La insignia 007 se usaba para mensajes privados entre la Corte y el propio Dee.

  

Leicester -a la izquierda–, quien introdujo a John Dee en la Corte real,  firmaba sus cartas para la Reina Elizabeth con esos dos círculos con puntos centrales, para significar que era “sus ojos”.  El Doctor Dee – a la derecha– sellaría más tarde sus mensajes con dos círculos que representaban unos anteojos e indicando que él era los ojos secretos de la Reina. Los dos círculos estaban bajo lo que parece ser un signo en escuadra (quizá relacionado con la expresión masónica be in the square) o bien un número siete alargado, de donde se desprende la cifra “007” que para Dee era considerada una cifra cabalística con cualidades que la hacían especialmente interesante.

(Imagen Red Ice Creations)

Otra interpretación interesante de este monograma  puede hacerse simplemente si rotamos el signo 007 noventa grados; entonces se asemeja a dos esferas y un bastón (two ball Cane) que fonéticamente equivale a Tubal Caín , expresión de filiación masónica, como masónico es el signo que figura a la derecha, con el que guarda además un notable parecido.

En el curso de una estancia en Amberes, Dee descubre un manuscrito (incompleto en aquel periodo), que afilará aún más su gusto por las ciencias ocultas. Ese famoso documento escrito por el abad Trithema, llevaba el título de “la Estenografía“. Trataba de criptografía y ofrecía esa descripción: “los ángeles de los dos primeros libros, pueden ciertamente ser interpretados como medios de codificar el texto, pero aquellos que descubrimos en el tercero, no parecen permitir similar interpretación, es pues probable que las partes supuestamente escritas con códigos, no estén allí más que para esconder el verdadero objetivo de proceder a la invocación de los ángeles que gobiernan las regiones de la tierra; la segunda parte trata de aquellos que gobiernan el tiempo, la última concierne la manera de invocar a los ángeles superiores.” (3)

  

La “magia natural” –magick con K, como la escribiría más tarde Crowley– de Giovanni Battista Dellaporta (1658)  y un fragmento de la Steganographia del Abad Tritheme; dos de los volúmenes que obraban a buen seguro en la biblioteca personal de 007.  Pueden acceder al primer ejemplar completo aquí.

En los años finales de su vida, crecerá el interés del Doctor Dee por el ocultismo y el hermetismo; entregándose entonces a buscar métodos sobrenaturales de conocimiento, basados ampliamente en la adivinación y las prácticas astrológicas con ayuda de diversos espejos y grimorios. Podría ser considerado el padre de esa sospechosa práctica llamada modernamente contactismochanelling– , pues desarrollaría un sistema especial de contacto con una supuesta forma angélica, que se hacia llamar Uriel, usando una esfera de cristal para establecer el diálogo con la entidad.

Sería en  noviembre de 1582, cuando el Doctor Dee sufre una experiencia que márcaría el resto de su vida y a la que debemos buena parte de la gestación de su obra de carácter más hermético: la aparición del Angel Uriel, apodado el “Angel Verde”. Ese acontecimiento inspiró a Gustav Meyrink para su novela: el Angel en la ventana de Occidente, le entregó una piedra negra, pulida, convexa, cuya singularidad era la de darle la oportunidad de conversar con seres que se encontraban en otro plano de existencia; bastaba con fijarla con la mirada, intensamente, y los seres aparecían en la superficie de la roca y predecían el futuro (…) (3)

(El espejo mágico de John Dee)

Sus primeros ensayos con esta técnica de invocación no fueron especialmente fructífieros, por lo que Dee recurriría en 1582 a la ayuda de un mediúm, Edward Kelly, cuyas habilidades le habían impresionado poderosamente. Tomándolo a su servicio, comenzaron a buscar estos “contactos” sobrenaturales con dedicación y entusiasmo (…); a lo largo de las diferentes sesiones se gestaron numerosos libros “dictados” –muy frecuentes en este tipo de comunicaciones– sobre materias espirituales y esotéricas, e incluso se desarrolló a partir de las “revelaciones angélicas” un lenguaje completo, llamado enochiano., cuya serie de 21 letras les fue comunicada por el propio Uriel.

Secret Enochian letters used by John Dee. (FORTEAN PICTURE LIBRARY)

(Algunos caracteres del lenguaje enochiano, revelado a Dee por el Angel Uriel) Fortean Picture Library

Del idioma enochiano se dice que es la lengua hablada por los ángeles y por los humanos antes de la Torre de Babel (el  verdadero esperanto o idioma universal), con su propio alfabeto y sintáxis. Dee y Kelley canalizaron por medios mediumnicos o espiritistas a un grupo de ángeles (demonios según otros, como Swedenborg) que les enseñaron el idioma y su uso ritual. (…) Algún tiempo después, el Angel Michaël (6) se les apareció con el fin de darles sus instrucciones en cuanto a la fabricación de un anillo mágico de oro con el sello idéntico al del rey Salomón, que había recibido para llevar a cabo sus milagros. El arcángel les dictó también un voluminoso manuscrito titulado Liber Logoeth.

Por si fuera poco, la biografía del Doctor Dee incluye otra más que curiosa relación con dos de los libros malditos más misteriosos de la historia del ocultismo; el manuscrito Voynich, aún indescifrado, y el texto que para algunos es sólo una invención perpetrada por la imaginación calenturienta de H.P. Lovecraft: El Necronomicon. Sorprendentes lecturas para un agente al servicio de su Majestad. ¿No creen?

El nigromante Edward Kelly invocando a un espíritu con ayuda de un grimorio) wikipedia

 

(1) El mundo mágico de OO7 . (español)

(2) The John Dee Society webpage.(inglés)

(3) John Dee, el astrólogo de la Reina (español)

(4) Tubal  Caín y la runa del Lenguaje Primordial, en Red Ice Creations.(inglés)

(5) Sir Francis Bacon and John Dee : the Original 007 (inglés)

(6) Este supuesto arcángel Michael continúa siendo fuente de nuevas y sospechosas “revelaciones” a través de la actividad mediúmnica del “channeling” en nuestros días. Pero esta es otra historia.

Fuente aquí.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s