A LOS DERROTISTAS (Reflexiones desde la trinchera / Mártin Sánchez)

(Con el beneplácito de Martín Sánchez este blog tiene el placer de publicar todas sus reflexiones íntegras y sin modificar. Muchas gracias Martín por tu valentía y tus acertados pensamientos.)

No se puede estar en misa y repicando, no se puede dar un paso al frente y ser un cobarde, en tiempos de guerra, el derrotismo, la negatividad, y las actitudes pesimistas, se consideran alta traición, o cooperación con el enemigo, en la batalla por la libertad y la soberanía todo el que no esté dispuesto a arrimar el hombro, debería abstenerse, al menos de restar energía.

Estoy cansado de escuchar y leer eso de, “es muy difícil”, “nunca lo conseguiremos” “no nos dejarán”, “son demasiado poderosos” “no hay nada que hacer” “al final se saldrán con la suya” “nunca serán condenados” “se irán de rositas”, “nos obligarán a vaçvnarnos”, “tendremos que entrar por el aro”, etc,

El miedo es el mejor arma que posee la mafia globalista, lo inoculan a través de los medios de comunicación y programan las mentes de todo aquel que cae en su red, todas esas ideas, de que el sistema no se puede cambiar, de que las élites son todopoderosas y omnipotentes, son una absoluta falsedad, fruto de la propaganda inyectada a través de su potente aparato mediático.

Todos nosotros somos creadores de realidad, cada pensamiento, cada afirmación y cada decreto está construyendo nuestro presente y nuestro futuro, por eso tenemos la responsabilidad clara y precisa de elegir bien lo que pensamos, afirmamos y decretamos, porque eso determinará en última instancia el devenir de los acontecimientos.

Nadie va a ganar esta guerra por ti, tendrás que hacer un esfuerzo, salir de tu zona de confort y empezar a actuar, negándote a cumplir restricciones, alterando el funcionamiento del sistema, cambiando las reglas del juego, desde tu posición, de manera individual y autónoma, y sobre todo creyendo en la causa por la que luchas, porque es tu deber, y porque la alternativa es absolutamente inviable.

¿Quieres vivir en un mundo globalizado, sin propiedad privada, llevando un bozal de por vida, bajo una dictadura cientificista, trabajando para el enemigo el resto de tu existencia, y criando a tus hijos en un puto campo de concentración?

Pues si no quieres eso, deja de quejarte, deja de llorar, y da un paso al frente, con decisión, con orgullo y con valor, somos hombres y mujeres libres, hemos nacido para ser soberanos y no vamos a dejar que nos sometan, el futuro es nuestro, y nadie podrá arrebatárnoslo, lucharemos por nuestra libertad, venceremos y haremos que nuestros enemigos paguen por sus crímenes, hasta las últimas consecuencias.

Feliz semana a todos los valientes, desobedientes, respiracionistas, (y a los que comparten los textos sin censurar nada) energía y Rock and roll, la cabeza alta, y la cara descubierta siempre!!!

Mártin Sánchez 7-06-2021.

La Rebelión de los Herejes

Photo by Jan Kopu0159iva on Pexels.com

Título original: RISE OF THE HERETICS

Por Kingsley L. Dennis
Waking Times

Traducido por FTG

“Para que la humanidad sobreviva, es indispensable una transformación radical de la naturaleza humana  “.– Sri Aurobindo

Ha llegado la hora del hereje. Es el hereje de la consciencia que representa la figura de la resistencia contra el consenso y el pensamiento controlado. El “verdadero hereje” conserva la ventaja y el encanto del forastero. ¿Y qué es esta  conciencia herética ? Es una forma de perspectiva/percepción que se puede decir que es vertical en lugar de horizontal. No opera dentro de la conciencia restrictiva del sistema, sino que va más allá para obtener una perspectiva que no se limite a las principales narrativas del sistema de consenso. Además, etimológicamente,  herejía significa “elección”, y un hereje es aquel que exige la libertad de elección, para desviarse del pensamiento consensuado y en contra del poder de la narrativa dominante. Es decir, buscar una percepción trascendente dentro de la realidad consensuada es la marca de la  consciencia herética .

Tal consciencia herética no acepta fácilmente las suposiciones que pertenecen al pensamiento grupal/colectivo. Esto contrasta con el pensamiento de consenso que apunta a desarrollar una comunidad estable, como en la gestión social, y generalmente requiere que las personas no cuestionen ni se comprometan críticamente con sus supuestos dominantes. Dentro de este marco psicológico, los miembros sociales tienden a estar más preocupados por buscar consuelo y tranquilidad. No necesariamente porque lo necesiten, sino porque están acostumbrados. En otras palabras, la gente tiende a retener y reforzar sus zonas de confort. Y cuanto más la sociedad/cultura fomenta esto, más lo refuerza el individuo, como si estuviera dentro de un circuito de retroalimentación negativa.

Con el objetivo de romper con estos lazos que impiden un mayor desarrollo individual, es necesario inculcar una consciencia herética pensando primero de manera diferente; es decir, percibiendo las narrativas de consenso desde una perspectiva descentrada. El pensamiento hereje se trata de percibir las posibilidades más allá del estado actual. Al continuar pensando dentro del marco actual, una persona solo puede avanzar en sus perspectivas dentro de ese marco. La auténtica autonomía de la intuición perceptiva no es lo que busca el consenso dominante. El hereje juega el juego sabiendo que es un juego. Además, el hereje exhibe una fuerza de voluntad inusualmente intensa. A través de la voluntad humana, el individuo puede ejercitar la concentración, el enfoque y la intención dirigida. El individuo puede prestar una atención consciente a sus actividades y dar fuerza a sus acciones.Esto, a su vez, ayuda a que cada persona esté centrada, arraigada y equilibrada.

Sin embargo, una persona no puede ser una fuerza de cambio en sus vidas si permanece encadenada a las percepciones condicionadas que propagan la narrativa de consenso dominante. Bajo esta luz, el hereje es aquel que percibe a través de la lente del pensamiento mágico.

Pensamiento Mágico

Ya vivimos en un mundo de magia y pensamiento mágico, solo que se ha hecho pasar como parte de la programación social habitual. Pero el “pensamiento mágico” es el que atribuye significado y significancia los signos, símbolos y eventos. Los encantamientos mágicos se han transformado en lenguaje político del lenguaje de programación neurolingüístico. Los rituales mágicos se han transformado en enormes estadios llenos de sacerdotes participativos, sacerdotisas y neófitos que aplauden. Un paisaje de hechizos mágicos intenta continuamente atraernos a comportamientos programados. Ya se ha logrado el cambio de una cultura científico-racional de la Ilustración a una de pensamiento mágico. Ahora, la ‘batalla mágica’ es entre lanzar un hechizo sobre la humanidad por una realidad consensuada,y al mismo tiempo un empuje contrario que se aleja de la experiencia del consenso y se introduce en la realidad de la experiencia individual.

El pensamiento mágico, es decir, herético, desde el individuo es una perspectiva que busca significado y significancia; busca patrones, relaciones y correspondencias en lugar de vínculos. Y lo que es más importante, el pensamiento y la consciencia mágicos auténticos se trata de reconocer que uno está jugando un juego y que hay diferentes conjuntos de reglas para elegir. Este camino desarrolla y acelera la evolución humana y el pensamiento evolutivo, ya que fomenta nuevos modos de experiencia, comprensión y percepción. Donde hay condicionamiento social, adoctrinamiento y una programación de consenso, hay un elemento mecánico involucrado.En las circunstancias actuales, se puede decir que este “elemento mecánico” no es un accidente, ya que su presencia elimina el factor de percepción de la realidad extradimensional que conecta las funciones superiores de la mente con la realidad superior. Esta ‘realidad superior’ trasciende la programación de la realidad consensuada y activa experiencias perceptivas individuales que se encuentran más allá del alcance de lo mundano. El mundo cotidiano, con su programación de realidad, apela a las capas más profundas de la mente evolutiva más antigua que incluyen el complejo reptil (supervivencia / reproducción) y el sistema límbico ‘mamífero’ (emocional), los cuales son altamente sensibles a las influencias externas del miedo. Por tanto, la realidad del consenso dominante opera mediante la creación y propagación de estrategias de miedo.

Ahora es necesario que los seres humanos activen su pensamiento de ‘mente superior’ y eliminen su dependencia, o excesiva dependencia, de las influencias cerebrales inferiores.Parte de esto es a lo que me refiero como cambio a una consciencia herética. Implica romper el hechizo de la programación basada en el miedo y las narrativas de realidad de consenso orientadas a las masas. Es un camino de experiencia perceptiva personal que, como afirma Sri Aurobindo, requiere una transformación radical de la naturaleza humana. La próxima década será muy importante para definir el camino futuro que tomará la humanidad. El individuo ahora se ve obligado a desarrollar sus sentidos, junto con su buen sentido. Cada persona debe ser consciente de las opciones que tienen por delante y de las posibilidades, opciones y oportunidades que pueden enfrentar. Y luego tomar decisiones y actuar en consecuencia. Las decisiones tomadas por cada individuo eventualmente retroalimentarán al colectivo e informarán la experiencia de vida en general, para bien o para mal. Tratemos de hacer que cada experiencia individual cuente.

COMANDO ESTELAR por cop225

https://www.twitch.tv/videos/980188631

Mártin Sánchez – GENERACION SUICIDA

Esta canción está dedicada a una generación que fue engañada y manipulada, con otra estafa político-sanitaria a la que llamaron S.l.D.A. una estafa de idéntica narrativa a la actual del C0VlD.

Somos Guerreros por la Libertad

Photo by Sachith Ravishka Kodikara on Pexels.com

Por FTG

En Marzo de 2020 se desató sobre la humanidad una guerra completamente distinta a las que hemos conocido a lo largo de nuestra historia. Una guerra como no habíamos conocido y que ataca directamente a nuestra psique. Una guerra que ataca directamente a la mente humana. La plandemia COVID-19. La mayoría de los que estamos en otra frecuencia de pensamiento casi instantáneamente detectamos que se había declarado la guerra sobre la humanidad. A lo largo de los años muchas teorías de como podría desencadenarse el asalto final circulaban por la Red y lo comentábamos con muchos quienes creíamos que estaban en nuestra frecuencia, pero cuando llego el momento de la verdad, se rebeló la verdadera naturaleza de las personas, y las máscaras cayeron. Llegó el momento de la verdad con los confinamientos y todo se hizo añicos. Amistades que creíamos firmes como montañas se hacían pedazos. El miedo y la cobardía se hacían presentes a cada paso que dabas y lo siguen haciendo. Familias rotas por los confinamientos y las opiniones sobre lo que realmente está ocurriendo. Acoso y derribo contra todo aquel que piensa de forma diferente, insultos, desprecio, ostracismo. Muchos descubrimos que estábamos solos.

Esta guerra ha desatado el miedo a la muerte sobre la población, cuando sin embargo la muerte es parte de la vida, pues cuando nacemos ya estamos empezando a morir. Pero ahora hay muchos mas muertos en vida de los que nos podíamos imaginar y convivimos con ellos a diario. Y se ha convertido en una pesadilla.

Estas personas se creen fanáticamente todo lo que les predican por televisión, todas las “verdades” oficiales que les vomitan, y son incapaces de tener el más simple de los razonamientos. No puedes llevarles la contraria o inmediatamente se avalanzan sobre ti como perros rabiosos. Si tenían algo de cordura está situación les ha sobrepasado y han caído victimas de la mayor operación de control mental de toda la historia reciente. Y ahí está el quid de la cuestión. Esta no es una guerra convencional, sino una Guerra Mental, y por lo tanto muy diferente a una guerra convencional.

Las guerras a la antigua usanza se han vuelto inútiles para los Arcontes Humanos, serían demasiado evidentes sus intenciones. La intención de toda guerra convencional o no es reducir población. Los Arcontes quieren reducir población, pero también ahorrar recursos, por lo tanto no quieren una guerra convencional. Hay otro tipo de guerras, como la bacteriológica, sea real o no, y si la juegan de forma inteligente las propias víctimas se suicidaran voluntariamente. Cosa que está empezando a ocurrir.

Una guerra convencional es muy fácil de luchar para el común de la gente, pero una guerra mental solo puede ser luchada por aquellos mentalmente más fuertes y con verdadera voluntad de hierro. Aquellas personas a las que la vida se les ha presentado llena de obstáculos o situaciones que de alguna manera les han ido preparando para ser inmunes al control. Aquellos seres con un alma libre. Los divergentes.

Descripción de un divergente por la película homónima: Un Divergente es una persona que consigue dos o más resultados en la Prueba de Aptitud, haciéndolo extremadamente peligroso para el sistema, ya que por naturaleza son rebeldes a las corrientes establecidas. Es capaz de controlar y superar sus miedos.

Divergente Trailer 2014 Español

Sinopsis: Se desarrolla en un mundo distópico en el que la sociedad está dividida en cinco facciones. Cada una de ellas se dedica a cultivar una determinada virtud: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). Dado que ya ha cumplido los dieciséis años, Beatrice Prior tiene que elegir a qué facción pertenecerá. Al tiempo que se enamora de un joven, la muchacha se ve obligada a guardar un secreto para evitar que la maten.

En la guerra que estamos luchando la principal arma que está usando el enemigo es el miedo. Miedo al contagio. Miedo a morir.

José Luis Sampedro, reflexiones sobre el miedo.

En mi adolescencia hubo una novela que me marcó profundamente. Y esa fue Dune de Frank Herbert y su Letanía contra el Miedo. En muchos momentos recitarla me ha ayudado a superar mis miedos.

Pero en este guerra hay muchos valientes que han superado sus miedos y han levantado su voz en contra de aquellos que han provocado todo esto. Médicos, abogados, policías, bomberos, científicos, personas comunes, que hemos decidido que hay algo más grande que nosotros mismos, que nos impele a ser íntegros en nuestras convicciones y que a pesar de todas las adversidades estamos dispuestos a enfrentarnos con quien haga falta, por la libertad de toda la HUMANIDAD. Y no estamos dispuestos a que unos autoproclamados gobernantes supremos decidan quién vive y quien muere. Ellos no son nuestros amos y no tienen legitimidad para decidir por nosotros. No en nuestro nombre.

La guerra todavía no ha terminado, pero seguiremos luchando hasta el último aliento por lo que creemos. Todo aquel que este dispuesto a luchar por su libertad y por la de la humanidad es un GUERRERO, aunque tenga que luchar solo. Somos dueños de nuestras almas y nuestros destinos. Somos INVENCIBLES. Por eso nos temen.

Pangea – Javier Paxariño

Psicólogo explica los insanos incentivos tras “La Cultura de la Cancelación” (Ostracismo)

Título original: PSYCHOLOGIST EXPLAINS THE UNHEALTHY INCENTIVES BEHIND “CANCEL CULTURE”

Traducido por FTG

Brittany Hunter, FEE
Waking Times

Si hubiera un video que documentara cada segundo de mi vida, puedes apostar que contendría algunos comentarios bastante estúpidos que he hecho a lo largo de los años. Probablemente también me recordaría algunas opiniones en las que ya no creo. Si eres honesto contigo mismo, es probable que el tuyo sea igualmente vergonzoso.

Las cosas que hemos dicho en el pasado pueden no haber sido escandalosamente ofensivas, pero todos hemos hecho comentarios o mantenido opiniones, que luego lamentamos. Después de todo, somos criaturas intrínsecamente defectuosas.

Pero imagina si una instancia de mal juicio o una opinión “marginal” se le quedó para siempre. Este es el problema que nuestra sociedad enfrenta ahora con la prevalencia de la cultura de la cancelación.

En 2016, la entonces estudiante de primer año de secundaria, Mimi Groves, publicó un video en Snapchat en el que usaba un insulto racial. El vídeo luego circuló por su escuela, aunque no generó controversia en ese momento.

Su compañero de clase Jimmy Galligan no había visto el metraje hasta el año pasado, cuando los dos eran estudiantes del último año, cuatro años después de que se difundiera por primera vez en Heritage High School. Para entonces, Groves se había centrado en su papel de capitana de animadoras del equipo universitario con grandes sueños de asistir a la Universidad de Tennessee, Knoxville, una escuela conocida por su equipo de animadoras clasificado a nivel nacional.

Para Groves, el verano de 2020 había sido un momento de celebración cuando descubrió que había sido aceptada en el equipo de animadoras de la universidad. Pero su alegría duró poco cuando la muerte de George Floyd indignó a la nación, provocando un resurgimiento del movimiento Black Lives Matter.

Como muchos adolescentes, Groves usó sus plataformas de redes sociales para instar a las personas a protestar, donar y firmar peticiones en apoyo para poner fin a la brutalidad policial. Fue entonces cuando su desafortunado video volvió a perseguirla.

“Tienes la audacia de publicar esto, después de decir la palabra N–“, publicó un comentarista, desconocido para la adolescente, en su Instagram.

Fue entonces cuando su teléfono empezó a sonar sin parar.

Galligan se había aferrado al vídeo realizado cuatro años antes y había elegido celebrar la admisión de Groves a UT difundiendo las imágenes en todas las principales plataformas de redes sociales.

Cuando el vídeo comenzó a volverse viral, se produjo la indignación pública, que pidió a la universidad que revocara su aceptación.

Capitulando ante la turba, UT la sacó de su equipo de animadoras, una decisión que resultó en que Groves se retirara de la escuela debido a lo que ella percibió como presión de la oficina de admisiones de la escuela.

No se equivoque, hacer insultos raciales de cualquier tipo es un comportamiento degradante e inapropiado. Pero, ¿un comentario hecho cuatro años antes es suficiente para arruinar el futuro de una adolescente que aún no había entrado en la edad adulta?

El tribunal de la opinión pública dijo que sí, sin darle a Groves ninguna posibilidad de redención.

La historia de Groves es solo una de muchas.

La cultura de la cancelación se ha generalizado más en los últimos años de lo que nadie podría haber imaginado. Cuando escribí este artículo sobre el tema hace dos años, no tenía idea de que el problema escalaría al nivel que ha alcanzado hoy.

Pero cancelar la cultura no está reservado solo para aquellos que han hecho comentarios desagradables en el pasado.

Hoy en día, quienes defienden cualquier opinión que vaya en contra de la retórica del “despertar” son ridiculizados en línea, despedidos de sus trabajos y algunos tienen prohibido el uso de plataformas de redes sociales populares.

Un profesor de la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington, Mike Adams, incluso se quitó la vida después de que tweets interpretados como ofensivos lo empujaron a una jubilación anticipada después de años de servicio en la institución.

Jonathan Haidt, autor de The Righteous Mind y coautor de The Coddling of the American Mind , ha sido un crítico abierto del fenómeno de la cultura de la cancelación durante algún tiempo.

“Parte de la cultura de las críticas es que obtienes crédito en función de lo que alguien más dijo si ‘lo dices'”, dijo en una entrevista de 2018.

Sin embargo, esta señal de virtud, que en realidad es solo un medio para demostrarle a la sociedad cuán “buenos” y “morales” son sus puntos de vista, es solo la mitad de la ecuación. Cancelar la cultura también se trata de la destrucción personal, lo cual es obvio en la situación de Groves, ya que Galligan no usó esta munición en su contra hasta que llegó el momento de causar el máximo daño.

“(Cancelar la cultura) ha alcanzado un nivel de venganza personal, donde la gente hace todo lo posible para encontrar formas en que las cosas que otras personas dicen puedan interpretarse como insensibles”, dijo Haidt.

Dejando de lado los insultos y los comentarios inapropiados, la cultura de la cancelación ha hecho que la gente tenga miedo de compartir sus opiniones para que no sean condenados por pensar “incorrectamente” sobre un tema determinado.

Ahora vivimos en una era en la que las personas están constantemente mirando por encima del hombro o las pantallas de las computadoras, preocupadas de que cualquier opinión que publiquen pueda convertirlas en víctimas de la cultura de la cancelación.

No hay oportunidad de cambiar de opinión, ni espacio para defender opiniones en las que realmente crees. Y este es un gran problema para cualquier sociedad civil.

Haidt habló de la importancia de proteger el diálogo abierto para que podamos vivir en una sociedad llena de opiniones variadas entre las que elegir.

“Uno de los [aspectos] más importantes es que la gente no tenga miedo de compartir sus opiniones, ni tenga miedo de ser avergonzada socialmente por no estar de acuerdo con la opinión dominante”, dijo Haidt.

Es muy probable que sus opiniones sobre determinados temas cambien con el tiempo. Sin embargo, es posible que algunos no, y no debe vivir con el temor de que sus creencias se enfrenten con la condena social y el aislamiento.

Ya no tenemos espacio para compartir nuestras opiniones actualmente porque ya no podemos estar en desacuerdo respetuosamente entre nosotros.

No siempre estarás de acuerdo con todo lo que digan los demás, ni tus profesores, tus compañeros de clase o tus padres. De hecho, es posible que incluso descubras que tus propias opiniones cambian a medida que aprendes cosas nuevas y creces como persona y como adulto.

Pero tener libertad de considerar todas las opiniones y decidir lo que realmente crees es vital para la experiencia humana y el discurso civil.

Existe un mercado de elección en todas las cosas, desde la ropa que usas, los productos que compras y las ideas a las que te suscribes.

Cuando vayas de compras, es posible que no te guste el primer atuendo que pruebes. Puede que ni siquiera te guste el segundo o el tercero. Pero probar diferentes estilos u opiniones te permite pensar por tí mismo y descubrir qué es lo que quieres o crees.

Para ser verdaderamente de mente abierta, debes ser capaz de considerar todas las opiniones, en lugar de condenar cualquier pensamiento contrario al tuyo. El libre intercambio de ideas empuja a las personas a compartir ideas únicas y permite que las opiniones evolucionen.

Disentir es lo que fortalece a la democracia. Nuestra Constitución ha sobrevivido a tantas otras porque los Fundadores no estaban de acuerdo y debatieron entre ellos hasta que elaboraron un documento que fomentaba “una unión más perfecta” que nunca antes se había visto. Sería prudente no olvidar el ejemplo que dieron.

En pocas palabras, avergonzar a los demás no funciona. Es puramente punitivo y autoengrandecedor. También rara vez cambia la opinión de una persona y, a menudo, radicaliza aún más sus creencias, ampliando la brecha que ya está creciendo en nuestro país.

Para fomentar un mundo donde las ideas se puedan expresar libremente, Pacific Legal Foundation organizará un evento este viernes presentando a Haidt que examinará las muchas formas en que la libertad de expresión sirve como un principio central de la innovación, la comunidad y la sociedad civil, y cómo podemos preservar y proteger este valor fundamental que hace que nuestra sociedad sea tan extraordinaria.

Sin la capacidad de hablar libremente y considerar todas las opiniones, no se puede producir un discurso civil. En su ausencia, la sociedad tal como la conocemos dejará de existir y la brecha entre nosotros seguirá creciendo.

Cancel Culture: Is This Face Funny or Offensive?

¡Prohibido decir! La cultura de la cancelación | Joaquín Sánchez Mariño | TEDxCordoba

Mascarilla COVID: ¿la psicología de la rendición?

Título original: COVID MASK: THE PSYCHOLOGY OF SURRENDER?

Traducido por FTG

Por Julian Rose
Waking Times                                                               

Usar ‘la máscara’ es para aquellos que sufren sentimientos de miedo y/o culpa. Piénsalo.

Uno podría rechazar tal noción: “No, no, solo me preocupa que me multen, por eso la uso”. O “No quiero correr ningún riesgo, las autoridades sanitarias no nos dirían que usemos máscaras a menos que haya algún beneficio de protección”.

¿Son estas respuestas válidas? Ambas se basan principalmente en el miedo. Miedo a lo que podría hacer una autoridad si uno desobedeciera las reglas, y temor a enfermarse si no se siguieran las instrucciones de las autoridades.

Pero, ¿quiénes son ‘las autoridades’? ¿Y sus demandas están respaldadas por evidencia empírica de que el uso   de una máscara es una defensa probada contra la infección por Covid? ¿Nuestro usuario de la máscara hará estas preguntas? ¿Y si no, Por que no?

“Bueno, me pregunto de qué se trata todo esto, pero no parece tener mucho sentido cuestionarlo, ¿verdad?”

Correcto, en efecto, esto es una admisión de pereza intelectual junto con una atroz obediencia a las órdenes de “la autoridad”. Este es el estado mental de quienes no están dispuestos a pensar por sí mismos.

Permitirse que uno mismo sea conducido porque uno no quiere cuestionar la orden, es una enfermedad psicológica la cual presenta un libro abierto para la expansión desenfrenada del autoritarismo fascista.

Me pregunto ¿cómo reaccionaría la misma persona si se le dijera que se arrastrara a las tiendas a gatas, porque ‘la autoridad’ dijo que estos patógenos en particular solo viajan a la altura de la cabeza?.

Retrocedamos unos pasos e imaginemos, por un momento, que esta persona tiene la suficiente sospecha sobre los motivos de “la autoridad” para verificar los registros médicos en busca de evidencia de que la máscara realmente funciona.

Veamos cuál es la reacción al descubrir que no existe evidencia que confirme que   se logra la protección de la salud, y eso incluye la vacuna, pero que hay evidencia de riesgos para la salud asociados con el uso prolongado de máscaras. 

¿Qué hace entonces nuestro prójimo?

“Sí, lo vi, pero todos los demás los están usando, y bueno, no quiero molestar a los demás por no usarlos …”

Entonces, ahora debemos agregar ‘deferencia a otros humanos en manada’ a la creciente lista de razones para no tomar el control del destino de uno, sino, en cambio, agachar la cabeza y correr con la multitud.

Ser guiado y sin saber a dónde se está conduciendo, pero ‘confiando’ en que de alguna manera todo va a estar bien. Mejor no mover el bote. Todos los demás se están enmascarando, ¿por qué ser “diferente”?

¿Por qué no ser diferente?

“No quiero llamar la atención sobre mí, ya sabes, y luego ser responsable de usar la máscara, para demostrar que no querrías infectar a nadie más”.

Sí, las contradicciones implícitas en esta falsa lógica son flagrantes. Sabes que las máscaras no funcionan; es probable que te enfermen; cuesta dinero; se supone que se cambian con frecuencia; lavado, secado, desinfectado, etc., pero sin embargo, sientes que debes usar una, porque ‘eso es lo único responsable que hacer’ y todos los demás lo están haciendo…

¿Es esta la última llamada a bajar el telón para un número significativo de sujetos de la especie cognitiva supuestamente sensible conocida como homo sapiens?

No sé ustedes, pero siento un nudo en el estómago al ver a tantos compañeros humanos comportándose como lemmings.

Me gusta ver el rostro humano. No todos son bonitos, pero cada uno es diferente y expresa carácter. Entonces, ¿qué sentir cuando se enfrenta a manadas de ladrones de bancos que marchan hacia uno con más de la mitad de sus rostros enmascarados?

Miro sus ojos, porque esa es la única parte animada que queda visible. ¿Qué veo en estos ojos? Predominantemente veo miedo y rendición.

Puede ser que esté equivocado. Quizás sea culpa, quizás vergüenza. Tal vez en algunos casos, un cierto tipo de placer enfermizo, como con algunos jóvenes “¿Por qué me lo pongo? Es genial, algo diferente, puedes conseguir algunas máscaras de diseño originales, bastante distintivas. Sí, bueno “.

¿Crees que funciona?

“Claro, funciona si sientes que funciona; un tipo de protección contra los demás, ¿no?

Claro que lo es, joven narcisista. Protección contra otros, seguro, personas enfermas en todas partes, tienes que protegerte; supervivencia del más apto: no nos arriesguemos.

Pero sobre todo veo miedo y culpa en los ojos de hombres y mujeres enmascarados. Veo a un cobarde, mirando al mundo y tratando de verse y ser “normal”. Esa infame palabra “normal”. Sí, la ‘Nueva Normalidad’ anunciada por Klaus Shwab del Foro Económico Mundial. Mein Herr ‘Great Reset’, pseudo-visionario totalitario de una pesadilla fascista.

Debe estar complacido, tanta gente se comporta “correctamente”, adaptándose para encajar en su Nueva Normalidad. Cyborgs silenciosos, perdidos y ansiosos, pero aún logrando mantener la apariencia de ‘normalidad’.

Tan decididos a no pensar, a no destacar entre la multitud. Carne de cañón para la ciudad inteligente con cero emisiones de carbono, el Green New Deal y los campos de prisioneros del Nuevo Orden Mundial del mañana.

Un futuro especialmente construido para los muertos vivientes, mentes desperdiciadas por falta de uso, conectadas a una computadora de última generación para que el programador maestro pueda hacer el acto de pensar por ellos.

Una raza subhumana se vendió a las máquinas que fabricó para aliviarla de la necesidad de pensar. ¿Es ese el futuro que veo en los ojos introvertidos del usuario de la máscara masoquista? ¿La gente quiere sufrir inconscientemente ? ¿Es esto un remanente de la doctrina cristiana de que uno debe sufrir la expiación por la crucifixión de Jesucristo?

Cualquiera que sea la causa, es para aquellos que se han desviado dócilmente de caminar por el camino de la vida a favor de pisar la cinta transportadora de un culto de esclavos cyborgianos.

En medio de estos engaños más virulentos y oscuros sobre la humanidad, solo hay un recurso que traerá de vuelta la luz: tener el coraje de rechazar totalmente este estado de obediencia sin sentido, que ha llevado a un gran segmento de la humanidad a una situación sin precedentes y estado abyecto de pobreza espiritual.

Encontrar una suficiencia de “fuego interior” para quemar los corpúsculos muertos de la conformidad auto-afligida – esa es la llamada. Rechazar con valentía ‘la gran mentira’ que actualmente se desencadena en todos los rincones del mundo.

 ¡Desenmascarense, regresen a la humanidad y mantenganse firmes por la verdad, buena gente del Planeta Tierra!

2020: El año en que el árbol de la libertad fue incendiado

T

Título original: 2020: THE YEAR THE TREE OF LIBERTY WAS TORCHED

Traducido por FTG

John W. Whitehead, Rutherford
Waking Times

“La gente no se da cuenta. No están educados para darse cuenta de que tienen poder. El sistema está tan bien engranado que todos creen que el gobierno arreglará todo. Somos el gobierno . ”- John Lennon

Sin lugar a dudas: 2020, un año terrible, horrible, nada bueno, muy malo para la libertad, fue la culminación de una década terrible, horrible, nada buena, muy mala para la libertad.

La corrupción, la tiranía y el abuso del gobierno, junto con una mentalidad de Gran Hermano lo sabe mejor, y la pandemia de COVID-19 nos impulsaron a una velocidad vertiginosa hacia un estado policial en toda regla en el que cierres a nivel nacional, vigilancia atroz, registros al desnudo en las carreteras, tiroteos policiales sobreciudadanos desarmados, censura, arrestos en represalia, la criminalización de actividades lícitas, belicismo, detenciones indefinidas, redadas del equipo SWAT, confiscación de activos, brutalidad policial, prisiones con fines de lucro y políticos de pago por juego fueron aceptados como la norma.

Aquí hay solo una pequeña muestra de la larga lista de abusos —crueles, brutales, inmorales, inconstitucionales e inaceptables— que el gobierno nos ha acumulado durante las últimas dos décadas y, en particular, el año pasado.

El gobierno no protegió nuestras vidas, libertad y felicidad. Los depredadores del estado policial causaron estragos en nuestras libertades, nuestras comunidades y nuestras vidas. El gobierno no escuchó a la ciudadanía, se negó a acatar la Constitución y trató a la ciudadanía como una fuente de financiación y poco más. Los agentes de policía dispararon contra ciudadanos desarmados y sus mascotas. Los agentes del gobierno, incluida la policía local, estaban armados hasta los dientes y se les animaba a actuar como soldados en un campo de batalla. Se permitió a las agencias gubernamentales infladas desplumar a los contribuyentes. Los técnicos del gobierno espiaron nuestros correos electrónicos y llamadas telefónicas. Y los contratistas del gobierno hicieron una matanza librando guerras interminables en el extranjero.

El presidente estadounidense se volvió más imperial. Aunque la Constitución confiere al presidente poderes muy específicos y limitados, en los últimos años, los presidentes estadounidenses (Trump, Obama, Bush, Clinton, etc.) reclamaron el poder de alterar total y casi unilateralmente el panorama de este país para bien o para mal. . Los poderes acumulados por cada presidente sucesivo a través de la negligencia del Congreso y los tribunales, poderes que se suman a una caja de herramientas de terror para un gobernante imperial, facultan a quien ocupa la Oficina Oval para actuar como un dictador, por encima de la ley y más allá de cualquier responsabilidad real. La propia presidencia se ha convertido en imperial con poderes permanentes.

La policía militarizada se convirtió en un poder en sí misma, las llamadas al 911 se volvieron mortales y las paradas de tráfico empeoraron. Carentes de transparencia y rendición de cuentas, protegidas por los tribunales y legisladores, y plagadas de malas conductas, las fuerzas policiales de Estados Unidos continuaron siendo una amenaza para la ciudadanía y el estado de derecho. A pesar de las preocupaciones sobre la constante transformación de la policía local por parte del gobierno en un ejército militar permanente, las agencias policiales locales adquirieron aún más armamento, entrenamiento y equipamiento adecuado para el campo de batalla. A los agentes de policía también se les dio libertad para detener a cualquiera por una variedad de razones y someterlos a registros forzados de cavidades, colonoscopias forzadas, extracciones de sangre forzadas, pruebas de alcoholemia forzadas, extracciones forzadas de ADN, escáneres oculares forzados, inclusión forzada en bases de datos biométricas .

Los tribunales no defendieron la justicia.Con cada sentencia que se dicta, se hace más evidente que vivimos en una era de justicia vacía, con los tribunales gubernamentales más preocupados por proteger a los agentes gubernamentales que por defender los derechos de “nosotros, el pueblo”. Esto es cierto en todos los niveles del poder judicial, pero especialmente en el tribunal más alto del país, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, que aparentemente está más preocupado por establecer el orden y proteger a los agentes gubernamentales que por defender los derechos consagrados en la Constitución. Una revisión de las sentencias judiciales críticas durante las últimas dos décadas, incluidas algunas siniestras de la Corte Suprema de los EE. UU., revela una tendencia sorprendente y constante hacia las sentencias estatales a favor de la policía por parte de una institución más preocupada por establecer el orden y proteger a la clase dominante y los agentes del gobierno. que con la defensa de los derechos consagrados en la Constitución.

COVID-19 permitió al Estado de Emergencia ampliar sus poderes. Lo que comenzó como un esfuerzo aparente para evitar que un nuevo coronavirus enfermara a la nación (y al mundo) se convirtió en otro medio por el cual los gobiernos mundiales (incluido el nuestro) podían expandir sus poderes, abusar de su autoridad y oprimir aún más a sus electores. Si bien el COVID-19 tuvo un costo significativo en la nación emocional, física y económicamente, también permitió al gobierno pisotear nuestros derechos en el llamado nombre de la seguridad nacional, con conversaciones sobre pruebas masivas de anticuerpos COVID-19, controles de detección , rastreo de contactos, pasaportes de inmunidad, vacunas forzadas, líneas de soplón y confinamientos onerosos.

El Estado de Vigilancia dejó a los estadounidenses vulnerables a las amenazas de los espías del gobierno, la policía, los piratas informáticos y los cortes de energía. Gracias a los esfuerzos continuos del gobierno para construir bases de datos masivas utilizando tecnologías emergentes de vigilancia, ADN y biometría, los estadounidenses se han convertido en blancos fáciles para los piratas informáticos y los espías del gobierno por igual. Miles de millones de personas se han visto afectadas por violaciones de datos y ataques cibernéticos. Diariamente, se ha hecho que los estadounidenses renuncien a los detalles más íntimos de quiénes somos: nuestra composición biológica, nuestros planos genéticos y nuestra biometría (características y estructura facial, huellas dactilares, escáneres del iris, etc.) para poder  navegar un mundo cada vez más habilitado tecnológicamente .

Estados Unidos se convirtió en una nación de bandera roja. Las leyes de bandera roja, específicamente, y las leyes precrimen generalmente nos acercan mucho más a una sociedad sospechosa en la que todos son potencialmente culpables de un delito u otro y deben ser inofensivos de manera preventiva. Donde muchos estadounidenses se equivocan es en suponer ingenuamente que tienes que estar haciendo algo ilegal o dañino para ser señalado y apuntado a alguna forma de intervención o detención. De hecho, todo lo que necesita hacer en estos días para terminar en una lista de vigilancia del gobierno o estar sujeto a un mayor escrutinio es usar ciertas palabras desencadenantes (como nube, cerdo y piratas), navegar por Internet, comunicarse usando un teléfono celular, cojear o tartamudear , conducir un coche , alojarse en un hotel, asistir a un mitin político,expresarse en las redes sociales , parecer enfermo mental , servir en las fuerzas armadas , no estar de acuerdo con un oficial de la ley , llamar enfermo al trabajo , comprar materiales en una ferretería, tomar lecciones de vuelo o navegación, parecer sospechoso , parecer confundido o nervioso, inquieto o silbar o oler mal, ser visto en público blandiendo una pistola de juguete o cualquier cosa que se parezca remotamente a una pistola (como una boquilla de agua o un control remoto o un bastón), mirar fijamente a un oficial de policía , cuestionar la autoridad del gobierno, parecer ser un profesional -arma o pro-libertad, o generalmente vivir en los Estados Unidos. Tenga cuidado: una vez que ingresa en una lista de vigilancia del gobierno de este tipo, ya sea una lista de vigilancia de terroristas, una lista de vigilancia de salud mental, una lista de vigilancia de disidentes o una lista de vigilancia de armas de bandera roja, no hay una manera clara de salir, ya sea o no, que debieras estar ahí.

El costo de vigilar el mundo hizo que la nación se endeudara aún más. El gasto de guerra de Estados Unidos ya ha   llevado a la nación  a la bancarrota por una suma de más de 20 billones de dólares. Vigilar el mundo y librar guerras interminables en el extranjero no ha hecho que Estados Unidos —o el resto del mundo— sea más seguro, pero ha enriquecido el complejo industrial militar a expensas de los contribuyentes. Según los informes, el ejército de los EE. UU. Tiene más de 1.3 millones de hombres y mujeres en servicio activo, con más de 200,000 de ellos estacionados en el extranjero.en casi todos los países del mundo. Sin embargo, las fuerzas militares de Estados Unidos no se están desplegando en el extranjero para proteger nuestras libertades aquí en casa. Más bien, se utilizan para proteger campos petroleros, construir infraestructura extranjera y proteger los intereses financieros de la élite empresarial. De hecho, el ejército de los Estados Unidos gasta alrededor de $ 81 mil millones al año solo para proteger los suministros de petróleo en todo el mundo . Así es como un imperio militar ocupa el globo. Mientras tanto, la infraestructura de Estados Unidos se está desmoronando.

La libertad de expresión recibió un golpe tras otro. Leyes de protesta , zonas de libertad de expresión, zonas burbuja, zonas de intrusión, legislación contra el acoso, políticas de tolerancia cero, leyes de delitos de odio, prohibición de la sombra en Internet y una serie de otras enfermedades legalistas soñadas por políticos y fiscales (y defendidas por aquellos que quieren reprimir el discurso con el que podrían estar en desacuerdo) conspiraron para corroer nuestras libertades fundamentales, supuestamente por nuestro propio bien. Sobre el papel, al menos de acuerdo con la Constitución de los Estados Unidos, técnicamente somos libres de hablar. En realidad, sin embargo, solo tenemos la libertad de hablar de lo que nos permita un funcionario del gobierno, o entidades corporativas como Facebook, Google o YouTube. Las razones de tal censura varió ampliamente desde la corrección política, las llamadas preocupaciones de seguridad y el acoso hasta la seguridad nacional y los delitos de odio, pero el resultado final siguió siendo el mismo: la erradicación completa de la libertad de expresión.

El Deep State se hizo cargo.El sistema estadounidense de gobierno representativo ha sido derrocado por el Deep State (Estado Profundo), también conocido como el estado policial, también conocido como el complejo industrial militar / corporativo, un estado corporativo militarista con fines de lucro empeñado en el control total y la dominación global a través de la imposición de la ley marcial aquí en casa y fomentando guerras en el exterior. El “gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo” ha perecido. En su lugar hay un gobierno en la sombra, una burocracia corporativizada, militarizada y atrincherada que está en pleno funcionamiento y cuenta con funcionarios no electos que, en esencia, dirigen el país y toman las decisiones en Washington DC, sin importar quién se sienta en la Casa Blanca. Eso sí, por “gobierno” no me refiero a la burocracia bipartidista y altamente partidista de los republicanos y demócratas. Más bien, me refiero a “gobierno” con una “G” mayúscula,”El Estado Profundo atrincherado que no se ve afectado por las elecciones, inalterado por los movimientos populistas y se ha puesto fuera del alcance de la ley. Este es el rostro oculto de un gobierno que no respeta la libertad de sus ciudadanos. Esta El gobierno en la sombra , que ” opera de acuerdo con su propio rumbo, independientemente de quién esté formalmente en el poder “, se burla de las elecciones y de todo el concepto de gobierno representativo.

La conclusión: todo lo que temían los fundadores de este país ha llegado a dominar en la América moderna. “Nosotros el pueblo” hemos sido ensillados con un gobierno que ya no es amigable con la libertad y está trabajando horas extras para pisotear la Constitución y dejar a la ciudadanía impotente frente a la toma de poder del gobierno, la corrupción y las tácticas abusivas.

Entonces, ¿cómo se equilibra la balanza de la justicia en un momento en que los estadounidenses están siendo atacados con taser, gases lacrimógenos, rociados con gas pimienta, golpeados con porras, disparados con balas de goma y balas reales, atacados con cañones de sonido, detenidos en jaulas y perreras , por perros policía, arrestados y encarcelados por desafiar los excesos, abusos y tomas de poder del gobierno, y luego encerrados y despojados de cualquier apariencia de libertad personal?

No importa quién se siente en la Casa Blanca, la política no arreglará un sistema que está roto sin posibilidad de reparación.

De hecho, las protestas y los movimientos populistas tampoco han hecho mucho para hacer retroceder a un régimen autoritario que es sordo a nuestros gritos, mudo a nuestros problemas, ciego a nuestras necesidades y que no rinde cuentas a nadie.

Entonces, ¿cómo no solo rechazar la burocracia, la corrupción y la crueldad del gobierno, sino que también lanzar una contrarrevolución destinada a recuperar el control sobre el gobierno utilizando medios no violentos?

Empieza por cambiar las reglas y participar en algunas tácticas de guerrilla (no violentas).

Sigue el ejemplo de la Décima Enmienda y anula todo lo que hace el gobierno que va en contra de los principios sobre los que se fundó esta nación. Si nos queda algún medio para frustrar al gobierno en su marcha implacable hacia una dictadura absoluta, puede depender del poder de los jurados y los gobiernos locales para invalidar las leyes, tácticas y políticas gubernamentales que son ilegítimas, atroces o descaradamente inconstitucionales.

En una época en la que los funcionarios del gobierno acusados ​​de irregularidades (policías, funcionarios electos, etc.) son tratados con indulgencia general, mientras que el ciudadano medio es procesado con todo el rigor de la ley, la anulación es un poderoso recordatorio de que, como la Constitución nos dice, “nosotros el pueblo” somos el gobierno.

Durante demasiado tiempo hemos permitido que nuestros llamados “representantes” tomen las decisiones. Ha llegado el momento de devolver a la ciudadanía el lugar que le corresponde en la república: como amos, no como sirvientes.

La anulación es una forma de hacerlo.

Estados Unidos estaba destinado a ser principalmente un sistema de gobiernos locales, lo que está muy lejos de la colosal burocracia federal que tenemos hoy. Sin embargo, si queremos restaurar nuestras libertades, comprender lo que está sucediendo prácticamente en su propio patio trasero —en la casa, el vecindario, el distrito escolar, el ayuntamiento— y tomar medidas a ese nivel local debe ser el punto de partida.

Responder a las necesidades locales insatisfechas y reaccionar ante las injusticias es de lo que se trata el activismo de base. Asistir a las reuniones del ayuntamiento local, hablar en las reuniones del ayuntamiento, organizar protestas y campañas de redacción de cartas, emplear la “resistencia militante no violenta” y la desobediencia civil, que Martin Luther King Jr. utilizó con gran efecto mediante el uso de sentadas, boicots y marchas.

El poder de cambiar las cosas para mejor reside en nosotros, no en los políticos.

Mientras sigamos permitiendo que la insensibilidad, la crueldad, la mezquindad, la inmoralidad, la ignorancia, el odio, la intolerancia, el racismo, el militarismo, el materialismo, la mezquindad y la injusticia, magnificadas por una cámara de eco de tweets desagradables y brutalidad aprobada por el gobierno, triunfen sobre la justicia, la equidad e igualdad, no puede haber esperanza de prevalecer contra el estado policial.

Podríamos transformar esta nación si tan solo los estadounidenses trabajaran juntos para aprovechar el poder de su descontento y rechazar la extralimitación, los excesos y el abuso del gobierno.

Como dejo claro en mi libro Battlefield America: The War on the American People, el estado policial está avanzando, más poderoso que nunca.

Si ha de haber alguna esperanza de libertad en 2021, es de “nosotros, el pueblo”.

Las 5 trampas usadas para apagar y limitar la consciencia humana

Título original: THE 5 TRAPS USED TO SHUT DOWN AND LIMIT HUMAN CONSCIOUSNESS

Por Sigmund Fraud
Waking Times

Traducido por FTG

La condición humana en la actualidad es de esclavitud, un nuevo tipo de esclavitud, donde la servidumbre es psicológica y espiritual más que física. La conciencia humana es el objetivo de una amplia guerra de control en la que la gente acepta voluntariamente las condiciones sociales que claramente no sirven a sus mejores intereses, incluso haciéndoles daño.

Aceptamos el status quo de la guerra, el miedo, la destrucción del medio ambiente, la codicia, la corrupción, la salud envenenada y la falsa escasez porque nos han metido en trampas que nos mantienen como rehenes con falsas creencias y la apariencia de comodidad. En realidad, sin embargo, romper estas trampas nos permitiría aplicar los principios de paz, sostenibilidad, exploración, aceptación y progreso para mejorar la condición humana.

Primeramente, sin embargo, tenemos que ver y reconocer los límites de la prisión en la que nos encontramos.

“Hay cinco cajas esenciales para la conciencia humana, hay cinco cosas que apagan la conciencia humana. Cinco modelos que intentan mantener a la gente rígidamente dentro de sus muros. Y si estás dentro de estas cajas, no vas a ampliar tu conciencia para comprender la verdad real de lo que está sucediendo en nuestro mundo “. ~ Mark Passio

1. Política

“Si cualquiera se identifica con izquierda o derecha, republicano conservador, demócrata liberal, etc.” ~ Mark Passio

La autoidentificación con un partido político en particular es uno de los estados de conciencia más divisivos que hay en nuestro mundo actualmente. Esto es claramente evidente en la calidad y el carácter del discurso público y en cómo se fusiona con los intereses financieros para crear estrés, presión y conflicto en todos los niveles de la sociedad.

2. Religión

Las principales religiones culturales del mundo son quizás la mayor trampa para la conciencia humana jamás ideada y utilizada como medio de controlar a las personas. Esto ha estado corrompiendo el mundo y matando personas durante miles de años. La aceptación de la posibilidad de una mejor existencia después de la muerte es una excusa para ignorar la calidad de vida que se está viviendo en esta existencia, y se usa como excusa para participar en la maldad.

Por supuesto, vemos cómo este paradigma se está utilizando en nuestra contra hoy para crear un gran fisura entre la gente de la tierra mientras los líderes mundiales presionan por una nueva guerra religiosa que enfrenta al Islam contra el cristianismo. Nadie puede ganar si se permite que esta batalla se intensifique.

READ: 12 WORST IDEAS RELIGION HAS UNLEASHED ON THE WORLD

3. Cientifismo

“No es lo que yo llamo ciencia real, sino lo que llamo escepticismo ultra rígido en forma de ciencia entre comillas y sin comillas, que se vende para la ciencia moderna en el mundo de hoy”. ~ Mark Passio

La ciencia se ha convertido en una especie de religión, donde las ideas son examinadas en un extraño proceso de estudio mezclado con revisión por pares , mezclado con influencia corporativa y monetaria, mezclado con egos. En este paradigma, no hay lugar para ideas que desafían supuestos y teorías arraigadas sobre el mundo, sofocando el progreso humano.

Investigadores rebeldes como Graham Hancock y Rupert Sheldrake , son ejemplos de cómo las ideas interesantes sobre de dónde viene el ser humano y hacia dónde se dirige se cierran por el pensamiento rígido de un mundo científico que impulsa el escepticismo generalizado como una cualidad afable.

“La ciencia se coloca en un pedestal y asegura a todos que ha llegado desapasionadamente a sus conclusiones. Mientras tanto, sin embargo, está lleno de suposiciones, negaciones y limitaciones, y comete el grave error de presentar sus teorías como hechos. Los tecnócratas, deseosos de utilizar la ciencia y la tecnología para promover sus propias ambiciones de control, aprovechan con gusto los errores de la ciencia convencional … ~ Makia Freeman

4. El Movimiento de la Nueva Era

Another box for human consciousness which is relatively new in our world is the New Age Movement, which abandons genuine science in favor of feel good platitudes which keep people sidelined from taking action and fully participating in our world. It is a unique, open source belief system Otra caja para la conciencia humana que es relativamente nueva en nuestro mundo es el Movimiento de la Nueva Era , que abandona la ciencia genuina en favor de tópicos de sentirse bien que mantienen a las personas al margen de tomar medidas y participar plenamente en nuestro mundo. Es un sistema de creencias de código abierto único del cual

It’s tenets are described by the following 10 bullets here:Sus principios se describen en los siguientes 10 puntos:

1. Ignora lo “negativo”

2. Nunca te enojes

3. Todo es uno, así que todo está bien

4. Nunca se puede saber realmente

5. Acepta la injusticia, nunca te resistas

6. Una ley de atracción diluida

7. Poner la otra mejilla (¡nivela las cicatrices!)

8. Debe temerse el caos

9. Debemos sentirnos bien todo el tiempo

10. La verdad no necesita ser defendida

Mark Passio

5. El Sistema Monetario – La Creencia General en el Dinero

Esta es la trampa más grande de todas, que esclaviza a casi todos en nuestro planeta. En la raíz de este engaño está la creencia generalizada en el dinero, es decir, en la creencia de que el dinero tiene más valor que la vida misma y, por tanto, es más precioso que cualquier cosa que la vida pueda ofrecer. Debido a esto, innumerables esquemas, estafas, sistemas fiduciarios, programas de esclavitud de deudas, fraudes y robos pueden desviar la energía y el tiempo de los seres humanos, llevándonos a ninguna parte más que a nuestra propia ruina.

El sistema monetario que tenemos hoy opera de esta manera , con una pequeña élite gobernante que ha diseñado y ahora controla un sistema internacional de manipulación que otorga poder ilimitado a quienes crean dinero sin tener que producir nada de valor real.

Pensamientos Finales

Es imposible comprender el conflicto, el caos y la división en nuestro mundo sin comprender las formas en que la conciencia humana está limitada, acorralada y esclavizada por estos paradigmas. En este punto de la era de la comunicación, sin embargo, se necesita cierta voluntad para continuar operando dentro de estas cinco cajas.

“Es mucho más fácil engañar a las personas que convencerlas de que las han engañado; tal es la naturaleza del sesgo de confirmación y otras herramientas psicológicas de manipulación. Liberarse de la antigua “constante” histórica del control mental es un proceso continuo de despertar de un estado de negación. El surgimiento y el despertar espiritual implican una ruptura fisiológica con los acuerdos sociales consensuados de nuestras culturas planetarias ”. ~ Karlos Kukuburra 

  • Calendario

    • junio 2021
      L M X J V S D
       123456
      78910111213
      14151617181920
      21222324252627
      282930  
  • Buscar